Octubre 25th, 2017 by JM Aranda

Amazing footage leopard hunting monkey on a tree

*****

Increibles imagenes de leopardo dando caza a un mono en un arbol… nunca habia visto nada asi. Se desplaza incluso por las ramas mas delgadas !!!!

 

 

If you like this video… probably this one will like you also

 

Leopard charge – Carga de leopardo

Awesome animal, the leopard.

Probalemente… el depredador perfecto.

Leopard

the perfect predator

Leopardo

Leopardo macho

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,

Bufalo
Octubre 23rd, 2017 by JM Aranda

Reglas básicas para la caza del búfalo recoge en un breve articulo  algunas ideas que todo cazador deberia tener en cuenta antes de enfrentarse a una caceria de este animal.

Bufalo

Viejo Dagga Boy con boss impresionante

1/ Asumir la peligrosidad de nuestro oponente

 El búfalo cafre africano es el animal que más cazadores mata cada año. Cazadores que se cuentan tanto entre los cazadores de todo el mundo que visitan África cada año para hacer un Safari que los enfrente a los peligrosos bóvidos, como a los Cazadores Profesionales (PH) que los guían, y que en ocasiones acaban dando la vida protegiendo a sus clientes.

 Cuando el cazador europeo decide que quiere cazar un búfalo, debe ser consciente que nada tiene que ver con la caza que haya realizado previamente en su país, y que tampoco tiene nada que ver con la caza de antílopes que haya podido realizar en otros Safaris.

 El búfalo cafre es un oponente formidable, duro, difícil de matar, y con un carácter muy agresivo. La primera vez que se nos queda mirando un cafre, con el morro en alto y cara de pocos amigos… sabemos que nos hemos buscado un enemigo complicado.

 Para enfrentarse con garantías a la caza del búfalo, lo primero que debemos tener es “actitud”, y ser conscientes de lo que vamos a hacer. Eso nos permitirá darle la importancia que tiene, y poner nuestros cinco sentidos en dar el 100% de nosotros mismos como cazadores, y así minimizaremos los riesgos que correremos.

 

2/ Elegir un calibre suficientemente contundente

 El búfalo no es animal al que podamos enfrentarnos con calibre ligeros. El mínimo legal con el que lo cazaremos en la mayoría de países Africanos, y que podemos considerar también calibre mínimo “de seguridad” es el 375 H&H.

 El 375 H&H con su proyectil estándar de 300 grains, es el calibre que más búfalos mata cada año. No porque sea el calibre ideal, sino porque es el calibre pesado más extendido, el que más cazadores poseen en sus armeros, y por eso el más utilizado. Es un calibre fantástico, con excelentes propiedades balísticas, pero el 375 H&H debe considerarse un mínimo, no creamos que llevamos en las manos “un cañón” que va a hacer volcar a un búfalo a la primera, en cuanto lo toque una bala de nuestro 375 H&H.

 Mi experiencia que es que los búfalos a los que les alcanza un bala del 375 H&H, aun con buena colocación del disparo, suelen correr heridos con el resto de la manada, para acabar doblando unos cientos de metros más adelante.

 

Buffalo

Sr. Lopez Pascual con un bufalo cazado con su 458 Lott

Si queremos un calibre idóneo para búfalo, por contundencia y poder de parada, nos iríamos un pasito hacia arriba, a rifles de calibres como 404 Jeffery, 416 Rigby, 416 Rem Mag, o 458 Win todos ellos montan puntas de 400 grains.  La punta de 400 grains es mucho más contundente, y su efecto de nota inmediatamente en el búfalo que recibe el disparo, que inmediatamente acusa en su comportamiento el impacto recibido.

 El poder de parada de estos calibres, con sus proyectiles de 400 grains, es tremendo, cosa que agradeceremos especialmente si las cosas se ponen feas, y realmente tenemos que parar la carga de un búfalo herido, una de las mayores pesadillas de cualquier cazador profesional.

 

3/ Seguir fielmente los consejos del Cazador profesional

 Tenemos que mentalizarnos que nuestra experiencia previa en la caza de otras especies, solo tiene un valor relativo a la hora de cazar búfalos. Nos ayudará el saber movernos en silencio, el saber pistear, las normas de seguridad en el manejo de armas, precisión en el disparo, todas ellas habilidades “genéricas” propias de un cazador experimentado… pero en la caza del búfalo siempre deberemos dejarnos guiar por el Cazador Profesional (PH).

 

Bufalo cabo

Sr. Anguis con un bufalo cazado con el PH Adam Barnard

La caza peligrosa, y especialmente la del búfalo, requiere de un conocimiento profundo de los comportamientos de las especies a cazar. Los búfalos son muy agresivos, ocasionalmente se puede dar incluso la circunstancia de carga previa a la realización del disparo, así como la carga de hembras, de animales que están ocultos cerca de nosotros y no teníamos controlados, cargas de otros ejemplares de la manada… La casuística posible es muy amplia, y en todos esos casos lo que nos va  a salvar la vida es mantener la serenidad, y seguir al pie de la letra las instrucciones del PH que dirige la caza.

 

4/ Colocación del primer disparo

 Los búfalos son una de las especies más “duras” del reino animal. Casi una tonelada de peso, musculatura muy potente, huesos grandes y sólidos, y sobre todo, una tenacidad y resistencia legendarias, hacen que sea un blanco difícil de abatir. A esto se suma el hecho de que si le disparamos con calibres pesados, es frecuente que el cazador no esté muy acostumbrado a usar rifles con tanto retroceso, y esto se traduce en menor precisión en la colocación del disparo. Hay que hacer especial énfasis en que es imprescindible haber practicado suficientemente con el calibre que vamos  a utilizar, hasta que tenemos plena seguridad y confianza en nuestra capacidad de acertar en el disparo utilizando un rifle de calibre grande.

 

shooting buffalo

Disparo cuarteado, tras la paleta

El búfalo suele meterse en zonas “sucias”, con espinos y vegetación arbustiva, y nos obligará a realizar disparos a través de la maleza, o en grupos en los que el resto de animales se están moviendo constantemente. La ventaja que tenemos es que normalmente el animal se nos quedara mirando desafiante, o nos permitirá un disparo con el animal parado o moviéndose lentamente al paso. Ese es el disparo que tenemos que aprovechar, ese es el que debe anclarnos nuestro búfalo, y evitar que se vaya herido siguiendo a la manada cuando todos los demás echen a correr.

 Si en todas las especies es importante el primer disparo, en el caso del búfalo, esto es crucial, ya que sabemos que un disparo con una colocación deficiente nos va a llevar a tener que pistear un búfalo herido, una de las situaciones más peligrosas en las que nos veremos en nuestra vida, y que debemos intentar evitar a toda costa.

 

cape bufalo

Disparo cuarteado de frente delante de la paleta

Frecuentemente nos veremos obligados a realizar un disparo frontal, con el búfalo parado mirándonos directamente hacia nosotros y el morro levantado. Se trata de un blanco no muy grande, pero es un disparo a corta distancia, y además cualquier impacto en esa zona es muy efectivo, con efectos devastadores, que suelen acabar inmediatamente con la vida del búfalo. Nuestra mayor preocupación al ejecutar  ese disparo ha de ser que el disparo vaya centrado, ya que si se nos va hacia los lados, impactaremos sobre la poderosa musculatura y huesos de las paletillas, y ese es un disparo que no afectara a los órganos vitales, y permitirá que el animal herido siga cojeando al resto de la manada, complicándonos muchísimo la cacería. Otro error frecuente dependiendo de la altura de la cara del búfalo es que el disparo impacte en el morro del animal, y no llegue al pecho que es donde debemos colocar nuestra bala.

 

frontal

Disparo de frente al pecho

Si nos ofrece un blanco lateral, ejecutaremos un disparo clásico al triangulo corazón-pulmones. Si alcanzamos el corazón el efecto será más inmediato, y si le cruzamos los pulmones, aun con un disparo perfecto, el búfalo correrá siguiendo a la manada para morir unos cientos de metros más adelante. Tenemos que tener siempre en cuenta que el corazón está justo detrás del hueso de la pata, en la parte alta del brazuelo si el búfalo está parado. La opción más segura es apuntar al hombro, donde alcanzaremos los grandes vasos que salen del corazón, y le provocaremos una hemorragia masiva inmediata.

 Especialmente delicado es el disparo hacia un búfalo que nos da un blanco en ángulo, y que tengamos que disparar de atrás hacia adelante.

 Ese disparo ha de atravesar casi un metro de la panza, que está llena de material vegetal a medio digerir, y que actúa como un saco de arena reteniendo la bala, que pierdo muchísima capacidad de penetración. Es un disparo que deberemos evitar en la medida de lo posible.

 Excepto en los disparos que rompan la espina dorsal, o que impacten en el cerebro, los búfalos suelen salir corriendo aun con un disparo perfecto de un calibre pesado, eso no debe preocuparnos demasiado.  Si hemos colocado nuestra bala donde corresponde, se echara para morir en un par de minutos, y normalmente lo oiremos mugir en sus últimos estertores mortales.

 

5/ Forma física

 Cazar búfalos es una actividad que requerirá un esfuerzo físico importante por parte del cazador. Quien no se vea capaz de caminar largas jornadas siguiendo los rastros de las manadas entre los espinos, que cace un leopardo a la espera cómodamente sentado en un “blind” todas las noches.

 Normalmente los búfalos gustan de los terrenos sucios, con fuerte cobertura vegetal, y ese es el lugar por el que nos veremos obligados a seguirlos. Como nosotros no disponemos de un cuero impenetrable como ellos, al pistearlos por ese terreno sufriremos el castigo de las miles de especies de plantas espinosas que hay en África, que nos desgarraran sin piedad ropa y piel. Aquel que haya sido lo bastante previsor de llevar un pantalón resistente a los espinos, habrá hecho una gran elección.

 Yo aún no he sido capaz de entender a nos PH que avanzan tranquilamente por ese tipo de terreno con unos pantalones cortos que parecen insultar la torpeza de los clientes para caminar por allí sin arañarse.

 Quien vaya a enfrentarse a una caza de búfalo, debería ser capaz de caminar a un ritmo normal durante 4-6 horas sin detenerse, y quizás repetir ese ejercicio durante varios días consecutivos. No es necesario correr, no es necesario ser un superhombre… pero el búfalo normalmente venderá cara su piel, y eso hace que el cazador valore más su trofeo cuando lo consigue.

 

6/ Extremar las precauciones si tenemos que pistear un búfalo herido

 La circunstancia más temida, la que nadie desea, pero que en ocasiones (muchas desgraciadamente) se da, es la necesidad de pistear un búfalo herido. Una colocación deficiente de nuestro disparo, una rama maldita que ha desviado ligeramente el proyectil antes de alcanzar el blanco, un disparo precipitado a un búfalo que se movía… mil circunstancias nos pueden meter sin desearlo en un pisteo.

cape bufalo

El autor con un bufalo cazado en Sudafrica con 404 Jeffery

 Cuando el búfalo sale corriendo, y vemos que ha encajado un disparo, el PH va a dejar unos minutos para que la bala haga su trabajo, y la hemorragia acabe con la vida del animal. Pasados esos minutos de seguridad, se empieza a buscar lentamente al búfalo, con todas las precauciones del mundo, con la idea de que lo encontraremos muerto unos pocos cientos de metros más adelante. Sin embargo, si recorremos esos 300-500 metros, y el rastro sigue adelante, hay sangre, y el animal no está echado muriéndose… la cara de todo el mundo en la partida de caza se va poniendo más seria y más pálida; ahí es donde empiezan los problemas.

 Regla no escrita de la caza peligrosa, “el cazador que ha herido al búfalo debe participar en el pisteo del animal”. Cuando las cosas se ponen feas y peligrosas, hay que echarle agallas y seguir adelante, ya que debemos recordar que nuestro disparo imperfecto ha sido quien ha generado la situación peligrosa, de modo que cada uno debe hacer frente a las consecuencias de sus actos. Hemos ido a África a cazar un búfalo, y hay que hacerlo hasta el final, aunque las circunstancias se pongan complicadas, para eso hemos elegido libremente nosotros cazar un búfalo y no una cebra. Aquel cazador que se queda atrás, y que deja el pisteo en manos únicamente de los profesionales, quedará completamente desprestigiado  ante todos ellos.

 El pisteo se realiza siempre sin seguro y con bala en recamara, listo para disparar. Si a nuestra arma se le puede quitar visor, se le quita, si no se puede, se pone a mínimos aumentos, porque es un disparo a bocajarro. El cazador no debe mirar nunca el rastro, sino que debe centrar su mirada hacia adelante, tratará de buscar cualquier indicio del animal oculto frente a ellos, el brillo de un cuerno, el movimiento de una oreja… que delate la posición de la que vendrá el posible ataque.

 

boss buffalo

Viejo bufalo con boss impresionante, zona del disparo sobre el hombro

Así pues en esas circunstancias, se debe seguir escrupulosamente las indicaciones del PH que es quien dirige la caza, y apoyarlo en todo momento, ya que nuestro apoyo es necesario como rifle de cobertura. Nosotros no podremos ayudar demasiado en el pisteo, pero estaremos ahí en el caso de que el búfalo herido cargue contra el grupo, y haya que dispararle para detener su carga. El cazador es un rifle más, y si el búfalo carga, todo rifle presente será de valor inmenso porque cuando el animal nos ataque se echara encima del grupo en solamente 3-4 segundos, con intención de matar a quien sea capaz de alcanzar.

 El búfalo herido no huye sin más; con frecuencia cuando se dé cuenta de que estamos siguiéndolo, nos esperará en una sombra, inmóvil e invisible, hasta que nos acerquemos a él, para lanzarnos una carga furiosa y mortal. Ese es el mayor peligro se este animal, ya que esa carga la lanzará cuando nos encontremos a muy corta distancia, y se trata de un animal muy potente. La única manera de parar una carga es con un disparo al sistema nervioso central del animal, que es únicamente el cerebro y la espina dorsal.

 Para detener la carga no nos vale un disparo al corazón, solo un disparo al sistema nervioso derribará  al animal. En muy pocos segundo tenemos que actuar:

  • si el búfalo viene con la cara alta, habrá que apuntarle entre los ojos, justo bajo el boss, para que le bala le entre al cerebro. Muy importante que el disparo no quede bajo y le dé en la cara, que no hará mas que enfurecerlo más y enloquecerlo de dolor.
  • si el búfalo está muy cerca y humilla la cabeza para cornear, nos enseñará la columna vertebral, y es un blanco complicado, pero igualmente efectivo, que derrumbará inmediatamente al animal.

 

7/ Conclusión

Cazar búfalo es una actividad de riesgo, que no se debe tomar a la ligera. Se trata de una caza que genera mucha adrenalina, ya que seguir las manadas es una actividad intensa y agotadora, en la que el cazador se siente muy cercano a la pieza a cazar, oliéndola, escuchándola… siempre ahí delante de ti.

De todas las cazas peligrosas, quizás esta y la del elefante son las más adictivas, y quien la ha probado repite. No hay muchos cazadores enamorados de la caza del cocodrilo, o del leopardo; pero sí que hay muchos Safaristas que repiten y siguen cazando búfalos año tras año… por algo será.

 Solo un último consejo, si tiene la fortuna de poder cazar un búfalo, prepárelo con antelación, disfrútelo intensamente y exprima la experiencia hasta la última gota. Cazar búfalo cafre es la pura esencia de África.

 

Nos vemos cazando en África

JM Aranda

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda, Guia - Organizacion de Safari Tagged with: , , , ,

Septiembre 20th, 2017 by JM Aranda

Buffalo hunting. Incredible trophy… and really awesome hunt

Buffalo is probably the most addictive of the Big 5 hunts… pleople who try it… asually keep on shooting buffalos. Adrenaline is always guaranteed.

 

 

Impresionante bufalo, viejo y con un poderoso boss solido, es realmente el trofeo que todo cazador soñaria con conseguir.

Los bufalos son una de las cacerias más dictivas para los Safaristas. Son duros, imprevisibles y peligrosos; por esto quien caza una vez bufalos, normalmente siempre estara interesado en seguir cazandolos. La adrenalina y la emocion estan garantizadas.

Buffalo hunt

Bufalo en la Sabana

Si te ha gustado este video… no deberias perderte este articulo

 

Bufalo Cafre: La leyenda de “la Muerte Negra”

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,

Septiembre 18th, 2017 by JM Aranda

1/ Propinas : Introducción

 Las propinas son un elemento que hace sentir incómodo a la mayoría de los safaristas, porque es algo que no controlan, y hay muchas informaciones confusas sobre este tema. El cazador español, por nuestra cultura, está acostumbrado a que la “propina” son las monedas del cambio que uno deja en el bar cuando le devuelven de tomarse un café, y deja unas monedas en la barra.

 En el mundo anglosajón la propina no es eso, es algo completamente diferente; y esto hace que por este desconocimiento, con frecuencia los cazadores españoles queden como “tacaños” a los ojos de los profesionales de los Safaris.

 Cuando estamos haciendo una previsión de gastos para un Safari, la partida de las propinas deberíamos tenerla contemplada desde el principio, como una partida más, igual que el gasto del billete de avión.

 

2/ Para que se dan las propinas en un Safari

 Las propinas son un medio de favorecer que los trabajadores den un buen servicio a los clientes. Es algo que el trabajador (ya sea un PH, un nativo que actúa de pistero, o una cocinera) debe relacionar el importe recibido en la propina con la mejor/peor atención que ese cliente ha recibido durante su estancia.

 

El PH nos guia en la caceria y su buen hacer es quien nos dara la clave del exito

Es por esto que la propina es algo frecuente, esperado por parte de los trabajadores, pero en ningún caso debe ser algo impuesto por la organización (la empresa de Safaris nunca debiera forzar al cliente a darlo). Asimismo el importe debería ser directamente proporcional al grado de satisfacción que el cazador tenga con los servicios prestados por esos trabajadores. Como clientes no deberíamos aceptar que la empresa organizadora nos impusiese el importe de las propinas o que nos las pusiese en nuestra factura como una partida fijada… la propina la damos nosotros, y del modo que queremos.

 Si un cliente se va algo triste al finalizar su safari porque no ha podido tirar un Waterbuck que tenía contratado, pese a estar buscándolo durante días… pudiera ser que la propina de su cazador profesional (PH)  fuese algo menor, ya que pensase que no se ha esforzado lo suficiente; pero si ha comido bien, y su alojamiento estaba impecable… la propina que reciba el personal del campamento no debiera verse afectada.

 

3/ Porqué es importante

 El salario de los cazadores profesionales (PH) y del personal del campamento (cocineros, despellejadores, limpieza…) no es demasiado elevado; todo ellos cuentan con recibir propina de los cazadores como un complemento básico de sus salarios.

Cuando se esta realizando caza peligrosa normalmente las propinas para todo el equipo son mayores

En la esperanza de conseguir una buena propina del cliente, cada uno de ellos se esfuerza al máximo para dar lo mejor de sí mismos de modo que el cazador tenga la mejor experiencia posible durante su Safari en África, y que reciba el mejor servicio posible.

 El sistema de las propinas en los Safaris ha funcionado durante muchísimos años, y ciertamente ha sido un modelo exitoso, ya que en este ámbito laboral, realmente ha cumplido su función. Los cazadores están allí por periodos cortos de 7-14 días, y los trabajadores saben que si se esfuerzan duro esos días, la recompensa es muy inmediata, el premio es muy cercano… y eso es una zanahoria que hace que todo funcione mucho mejor.

 Si por una causa grave justificada decidimos no dar una propina a alguien al finalizar el safari, lo lógico es que demos nuestras propinas al personal que ha trabajado bien, y que de manera aparte expliquemos al dueño de la finca o a quien esté a cargo del campamento, que hemos decidido no dar propina a cierto trabajador por la razón que nosotros consideremos.

 

4/ Cuando dar las propinas

 En el mundo anglosajón las propinas se dan al final; esa es la regla general, porque es cuando ellos la esperan, y es cuando el cliente tiene un balance completo de cómo ha resultado su Safari.

 Yo tengo una teoría diferente, y es que yo suelo dar un porcentaje pequeño de las propinas durante el safari, en moneda local. Yo siempre me hago con unos cuantos billetes pequeños en Rands, que al cambio son prácticamente nada, y los uso como pequeños incentivos durante el Safari, hacia el personal de servicio. Si un pistero me encuentra un animal herido, si un skinner está despellejándome una cebra… prefiero dar una pequeña propina que hace que estén más por la labor de trabajar bien. En mi opinión eso siempre ayuda a que trabajen más ilusionados.

 Independientemente de que haya dado aquí y allá algunas pequeñas propinas, eso no quita para que haya que dar igualmente la propina al finalizar el safari.

 

5/ La propina que no cuesta dinero

 Mi madre siempre me decía “las buenas palabras son gratis” y que razón tenía. Y es que en cualquier lugar del mundo quien trabaja para nosotros agradece que se le trate bien y con una sonrisa. Se pueden dar órdenes, se puede exigir que trabajen bien… y todo se puede pedir con una sonrisa y con educación.

 En general el cazador español es excelente en esta faceta, frente a los cazadores de otras nacionalidades, que tienen fama de secos y que no confraternizan con los equipos. Una petición de cualquier tipo, acompañada de una sonrisa… siempre es mucho más suave.

 No es solo una cuestión económica. La realidad es que las personas que “caen bien” a los equipos del campamento, por su simpatía, por su educación o por su amabilidad, normalmente son las que obtienen un mejor servicio durante la cacería, y con ellos los equipos de caza se alegran sinceramente si el cazador obtiene los trofeos que busca.

 

6/ Presentes

 Es habitual llevar algún presente para la esposa del propietario de la finca, o un cuchillo para el dueño, o puros… este tipo de presentes que se dan al llegar no deben confundirse con la propina, y no excluyen de la propina que los equipos esperan al final del safari.

 Es más, si el propietario de la finca es quien nos hace de PH, y nos guía en nuestra cacería, hay que tener presente que él espera recibir una propina por el trabajo de guía de caza realizado. Para nuestra mentalidad, esto es impensable, porque vamos a dar una propina a una persona que tiene una posición económica completamente acomodada, quizás mejor incluso que la nuestra… pero ellos esperan recibirla.

 También en ocasiones se puede llevar tabaco de liar, o algún regalo menor para los pisteros o los skinners, que se entregan al llegar. Este tipo de obsequios son siempre bien recibidos, pero igualmente hay que remarcar que a los ojos de ellos no tienen nada que ver con la propina que deben recibir al final del Safari por su trabajo realizado.

 

7/ A quien dar propina

 Básicamente la respuesta es… casi a todos los miembros del equipo. En mayor o menor cantidad, pero todos ellos esperan recibir algo de los cazadores.

 

Los trackers realizan un trabajo imprescindible para los cazadores

La propina más sustanciosa, y la que es más lógica es la que se da a tu Cazador profesional (PH) que ha estado estos días a tu servicio, y que ha usado todo su conocimiento y habilidad para conducir tu cacería con éxito.

 El segundo grupo, que están directamente relacionados con los cazadores son los pisteros y los despellejadores. Estos suelen recibir una propina menor que la del PH principal.

 No debemos olvidar al personal de servicio del campamento, que muchas veces no vemos tan directamente (cocina, limpieza, conductores, etc…). En estos casos se suele dar una cantidad general a quien esté a cargo del campamento para que la reparta entre el equipo de manera justa. Los porcentajes que recibe cada uno suelen estar ya prefijados para que no haya problemas.

 Si la cacería es en un área publica (como un Parque Nacional) y requiere de la presencia de un Game Guard (un guarda del parque), que normalmente no colabora en nada, y nos acompaña como un mirón… a pesar de que él es un funcionario público con un sueldo es costumbre darle también una pequeña propina por su inestimable “ayuda”.

 

8/ La pregunta del millón es cuanto

 Y ahora viene la parte más difícil… cuanto dar de propina, para estar en una línea digna y no parecer un tacaño a los ojos de las personas que han estado esforzándose durante los últimos días en que nuestra experiencia en África sea lo más satisfactoria posible.

 

Propinas

Un modesto billete de 20 rands es un incentido para agradecer un pistero que te ha encontrado un amimal herido, o una limpiadora que te trae la ropa planchada

El primer punto a explicar es que el importe que demos de propinas debiera estar directamente relacionado con el nivel de satisfacción que tengamos como clientes por los servicios recibidos. Si damos unas horquillas orientativas, deberíamos estar en la parte alta o en la baja de la horquilla sugerida dependiendo del nivel de satisfacción que tengamos.

 La propina para el cazador profesional, si fuésemos a la ortodoxia anglosajona estaría entre el 5% y el 7% del valor total de la caza abatida. La realidad es que un cazador profesional en un safari de antílopes considerara baja una propina inferior a 150€ por una semana de trabajo, y considerara muy generosa una propina de 300€. Pero lógicamente si estamos dos semanas y hemos tirado 25 animales con éxito… el PH esperara más propina por los servicios prestados.

 Las propinas para el personal auxiliar y de servicios suelen estar entre 50€ y 150€ dependiendo de cuantas personas son, y de cómo han trabajado para el cazador durante el safari. En ocasiones si durante todo el safari se ha tenido un pistero exclusivo para nosotros se le puede dar una propina de 20-30€ a él personalmente.

 En el caso de que se realice un safari de caza peligrosa, es normal que el personal que está involucrado directamente en la caza, tenga una propina mayor, al haber realizado una actividad de riesgo, y estar protegiendo nuestra vida con sus servicios profesionales. Si algo sale mal… él es quien está ahí para protegernos del eventual ataque del animal.

 

9/ Conclusión

La propina en el mundo de los Safaris no es algo opcional, si el transcurso del safari es correcto, lo normal es que el cazador deje una propina a los que han estado trabajando para él durante los días que ha durado el Safari. Los que lo reciben así lo esperan y lo entienden como parte de su salario.

El importe de la propina debera ser proporcional al nivel de satisfaccion del cliente

La empresa de caza no debe forzar al cliente a dejar una propina determinada, ni incluirla en su factura; es el cazador quien debe darla libremente. Es preferible darla en las manos de  quienes queremos que las reciban que darla a un montón general para que sea repartida por la empresa.

 No debemos limitarnos a dar propina al cazador profesional que nos ha guiado, ya que los nativos y el personal auxiliar y de servicios, también esperan que se les dé una propina por su trabajo.

 Los regalos, presentes hacia el personal del campamento, tabaco, etc… son cosas diferentes, que nada tienen que ver con la propina. Si decidimos llevar algo de esto no debe afectarnos al cálculo de la propina final a entregar.

 El importe debe ser variable dependiendo del grado de satisfacción que hayamos tenido en nuestro safari, pero si no hay un desastre deberíamos tener previsto desde un principio dejar una propina al equipo. Un equipo satisfecho por una propina justa nos recibirá con los brazos abiertos la próxima vez que visitemos el campamento.

 

Nos vemos cazando en África

José María Aranda

www.spitskopsafaris.com

 

Si te ha gustado este articulo, quizas te interese leer este otro

 

Consejos para contratar tu primer Safari

Share

Posted in Guia - Organizacion de Safari Tagged with: , , , ,

Septiembre 17th, 2017 by JM Aranda

Lioness hunts a zebra foal… awesome footage

Zebra is on of the most challenging preys for any predator (or humane hunter) because it is a really clever animal, and always alert, difficult to stalk.

This lioness has to accelerate to her maximum speed to catch that foal; the quality of the images is awesome.

 

 

Esta leona caza un potrillo de cebra. Son impresionantes imagenes, de una calidad y plasticidad inigualables.

Las cebras son una de las espcies más inteligentes, y por ello más complicadas de cazar; las cebras nunca bajan la guardia y huyen a la menor señal de peligro. Con frecuencia son las cebras las primeras que corren, y así son las que hacen huir a todo el resto de antilopes.

El autor Con Adam Barnard y dos cebras cazadas en Spitskop Safaris

 

Si te ha gustado este video… quizas te interese tambien este

 

Jackal bites hunter – Chacal ataca al cazador

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , ,

Septiembre 16th, 2017 by JM Aranda

Leopard charge… always in the worst place, plenty of bush and branches…. and really close distance.

 

 

El leopardo siempre busca el peor sitio posible para realizar su ataque, es por ello que es tan peligroso.

Este leopardo herido, estaba esperandoles en un agujero, en lo mas espeso del cuce del rio… y ataca cuando estan a  cinco metros… escalofriante

Leopardo

Leopardo macho

Si te ha gustado este video… quizas te guste tambien este:

 

Buffalo attack – Carga de Bufalo del Cabo

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,

Septiembre 13th, 2017 by JM Aranda

Introducción a los Riesgos sanitarios

 Cuando tomamos la decisión de iniciar un Safari a cualquier país de África, hemos de darnos cuenta de que los Riesgos sanitarios cambian completamente. Ya no estaremos en la Vieja Europa, cubiertos bajo el paraguas de seguridad que nos ofrece el sistema sanitario Estado Español, al que tan acostumbrados estamos.

 Deberíamos valorar esto, porque no debemos viajar como ignorantes, ajenos a nuestra nueva situación. Indudablemente, el cambio de la situación de riesgo no nos debería impedir viajar, pero debemos aumentar nuestras precauciones personales para evitar problemas futuros.

 

Sanidad en África

 África es muy grande, y aunque parezca una obviedad, muchos no parecen darse cuenta de las enormes diferencias regionales de unos países a otros. Lo que quiero transmitir es que dependiendo del destino de caza al que nos dirigimos, los riesgos sanitarios son completamente diferentes.

 No es lo mismo estar cazando el Bongo en las selvas húmedas de Camerún, infestadas de todo tipo de insectos y reptiles venenosos, muy lejos de cualquier hospital mínimamente preparado; que estar cazando Springboks en una finca en Sudáfrica, en una zona libre de malaria, y con acceso a un hospital de primer nivel en menos de 30 minutos.

 Solo hay dos países en África que tienen una sanidad razonablemente buena, que cubre la mayor parte del país, estos dos países son Sudáfrica y Namibia. Cualquier otro destino que visitemos, desde Mozambique, a Tanzania o Camerún… dispone de instalaciones médicas tercermundistas y además no siempre es fácil acceder a ellas.

 

Malaria y mosquitos

El enemigo número uno en África son los insectos, y por la gravedad de la enfermedad que transmite, el mosquito portador de la malaria. Es tan grave e importante que merece una mención muy especial a la hora de tomar precauciones sanitarias.

 La malaria es una enfermedad muy grave, que puede llegar a causar la muerte, de modo que el cazador debe informarse lo primero si la zona que va a visitar está o no libre de malaria. Cada año se dan en el mundo  unos 300 millones de casos de malaria, y un millón de personas muere por la enfermedad anualmente. La transmite el mosquito anopheles, y una sola picadura de un mosquito infectado es suficiente para contraer la enfermedad.

 

En áreas con malaria, el cazador debe tomar de manera escrupulosa cada día la medicación para la malaria, que es el único medio probado de asegurarse de no contraer la enfermedad. Las personas que viven en zonas con malaria han desarrollado diversos grados de inmunidad contra la enfermedad, porque ya han estado en contacto con ella, pero quienes llegamos de otras zonas, carecemos de esa inmunización natural, y hemos de tomarnos muy en serio el prevenirla.

 La medicación para la malaria hay que tomarla desde unos días antes de llegar al área con malaria, y hasta varios días después (según prescripción del médico porque depende del tipo de medicamento concreto que utilicemos),

Son medicamentos fuertes (cloroquina, doxicilina, Malarone, etc…) con frecuencia con desagradables efectos secundarios como vómitos, jaquecas  o mareos… pero son imprescindibles para evitar contraer la enfermedad.

Pero independientemente de la medicación que tomemos para la malaria, y adicionalmente a la misma, debemos tomar las medidas generales para que no nos piquen los mosquitos. El mosquito anopheles portador de la malaria, no deja de ser un mosquito más, y el mejor modo de no contraer la enfermedad es conseguir que no nos pique.

Las reglas generales para evitar ser picados por mosquitos debemos aplicarlas siempre, independientemente de que haya o no malaria en la zona. Y básicamente debemos seguir unas pautas sencillas que disminuyen muchísimo el riesgo de ser picados:

  • Utilizar de manera continua repelentes químicos que contienen DEET. El DEET es el repelente universal que mejor funciona en todo el mundo. Fue desarrollado por el ejército USA en 1946 para sus tropas que combatían en áreas tropicales. Simplemente es un producto que repele a los mosquitos, que aunque estén a nuestro alrededor, no quieren posarse sobre la piel impregnada del producto, por lo que no nos pican. El porcentaje de concentración de DEET, va desde un 10% en algunos repelentes infantiles de uso urbano, hasta un 98% que tienen algunos repelentes de uso profesional en áreas de selva, que tienen efectos de hasta 10 horas.

Todos los repelentes comerciales usan el DEET, todos ellos usan el mismo principio activo, pero cada uno en distintas concentraciones. Cuando vayamos a elegir entre unos u otros debemos ver en su composición qué % de DEET tienen.

  • Si utilizamos algunos de los muchos otros remedios “naturales” de plantas, electrónicos, etc… usarlos de manera adicional al uso del repelente de DEET. Citronella, árbol del té, ajo, hierbabuena, etc… son parcialmente efectivos y pueden ayudar, pero no sirven como única barrera de protección.
  • En áreas donde hay mucho mosquito es imprescindible dormir con una red anti mosquitos, que debe quedar separada de nuestro cuerpo, porque los mosquitos no pueden atravesarla, pero si picarnos a través de la red.
  • Hay otro producto probadamente efectivo, que es la permetrina. Este insecticida se puede aplicar sobre ropa, y mantiene sus propiedades incluso después de varios lavados. Los tejidos impregnados en permetrina son también una buena opción en áreas con mucho mosquito.
  • Atardecer y amanecer son los momentos del día en que los mosquitos están más activos, de modo que hay que evitar en lo posible estar en el campo en esos momentos para no sufrir su ataque masivo.

 

Quemaduras solares

 En general siempre que estamos al aire libre debemos cuidar y proteger nuestra piel. Esto es más aplicable aun si cabe en África, donde vamos a estar muchas horas expuestos al sol tropical durante nuestra caceria.

 Cremas solares de alto factor de protección son de uso imprescindible, así como el uso de una prenda que cubra la cabeza. Los locales son muy aficionados a las gorras, pero estas no nos protegen los laterales de la cara. 

 

Las gorras nos protegen la cabeza

Vaal Reebuck

Es más aconsejable el uso de sobreros de ala ancha, que nos dan una sombra más efectiva. Si nos decidimos por usar gorra de caza, deberíamos prestar especial atención al proteger con crema solar la zona de las orejas, la nuca y de las patillas.

 Las prendas de ropa de manga corta y los pantalones cortos, quedan muy bien en las fotos, pero nos ofrecen muy poca protección ante el sol y ante las espinas (en África todo pincha). Son mucho más recomendables las camisas de manga larga y los pantalones largos para vestir durante el safari.

 En cualquier caso, el tema de la protección ante el Sol es un problema que los españoles tenemos bastante controlado, porque nos enfrentamos a él cada verano en nuestro país. Otros cazadores de otras latitudes, con pieles más blancas que las nuestras, y menos acostumbrados al sol… tienen muchos más problemas que los españoles.

 

Ampollas

 Una triste y humilde ampolla en tu pie, puede hacer que tu safari sea una experiencia miserable y penosa. Es por esto que el cuidado de los pies durante tu safari es muy importante, porque algo tan menor como esto puede arruinar tu experiencia africana.

 

Riesgos sanitarios

Ampollas en los talones por calzado inadecuado

La regla número uno, que nunca debemos romper, es que no debemos iniciar nunca un safari con botas nuevas. Lo más importante es que nuestras botas las hayamos llevado ya bastantes veces en España, y que estén completamente “domadas” y adaptadas a nuestros pies.  El calzado no es preciso que sea muy duro, cualquier bota ligera es suficiente, porque las botas muy duras (como las que se usan para invierno para cazar en la montaña) pueden recalentar demasiado el pie, y aumentan el riesgo de ampollas.

 Ponernos cada día calcetines limpios, hidratar cada noche con crema los pies especialmente en las zonas donde hay más roce, y utilizar un calzado cómodo y fresco cuando llegamos al campamento (para que el pie descanse de las botas de caza) reduce el riesgo de sufrir ampollas.

 Si pese a nuestras precauciones nos sale una ampolla, no debemos quitar la piel, porque mientras esta esa piel protege la de abajo, que está mucho más tierna. Debemos curarla cada día, extremar la higiene,  y poner betadine o un producto antiséptico similar que evite que se nos infecte.

 

Diarrea

 Muchas son las causas por las que el cazador puede sufrir diarrea. Los cambios en los hábitos alimenticios, y sobre todo la ingesta de aguas parcialmente  contaminadas son las causas principales. Las aguas de muchos países en África no tienen los tratamientos sanitarios a los que estamos acostumbrados nosotros, y sin embargo son perfectamente potables para los nativos, que están acostumbrados a esas bacterias.

 Lo más importante en caso de sufrir un episodio de diarrea es beber muchos líquidos, para no deshidratarnos, que es lo más peligroso en estos casos. Si es un caso leve, de la conocida como “diarrea del viajero” no es preciso tomar medicación, y en unas 24 horas debe remitir. En cualquier caso conviene llevar en nuestro botiquín algún antidiarreico que podamos tomar para casos más severos, que no remitan de manera natural.

 En caso de que se tenga algo de apetito, arroz blanco, zumo de limón, sopas claras o plátano son los alimentos más recomendables. Y sobre todo, ni una gota de alcohol, ya que es completamente perjudicial.

 

Accidentes

 La caza en África nos expone al riesgo de sufrir algún tipo de accidente en el transcurso de la acción de caza, o en los traslados de un sitio a otro. Obviamente no suele ser una exposición al riesgo tan alta como los cazadores de alta montaña, pero sin duda es un riesgo que existe.

 Cuando hablamos de accidentes, podemos englobar aquí una casuística muy variada, que podría ir desde un accidente de carretera en un traslado, a una torcedura de tobillo o a una fractura de un brazo en una caída inoportuna. Normalmente no estan contemplados dentro de los Riesgos sanitarios del pais, pero aun asi, es algo que debemos tener previsto como enfrentarnos al problema si se da.

 Normalmente los accidentes implicarán la necesidad de atención médica por parte del cazador, y el tipo de atención también será determinado por el lugar en el que nos encontremos. En Sudáfrica o Namibia, podremos acudir inmediatamente a un hospital moderno, o a un consultorio de un médico, en cualquier parte del país. Si estamos cazando en Camerún, en mitad de la selva… una fractura de un pie puede suponer un complicado problema logístico para evacuar al cazador y hacer que llegue  a un lugar donde pueda recibir tratamiento médico básico.

 Vale la pena hablar aquí de los seguros y de los costes. En España estamos muy acostumbrados a que la sanidad es gratuita para nosotros, y nos pase lo que nos pase… todo está cubierto al 100% por la Seguridad Social. En África la sanidad se paga, así que si necesitamos cualquier atención médica, por básica que sea… hay que pagar al médico, al hospital… todo.  Si tenemos un Seguro médico privado, conviene hacerles una consulta antes del viaje, y asegurarnos de incluir una cobertura sanitaria internacional, indicando que fechas estaremos en África, en qué país, etc… por un pequeño suplemento en nuestra póliza general… los tratamientos hipotéticos que necesitásemos en caso de sufrir cualquier desafortunado accidente estarían cubiertos.

 

Vacunaciones

 El Ministerio de Sanidad Español publica en su web cuales son las vacunaciones necesarias para los distintos países de África.

 La vacunación es una herramienta excelente de prevención, que debemos asegurarnos de tener al día antes de iniciar ningún viaje. Hay que hacer la prevención con tiempo, ya que hay algunas vacunas que tardan más de dos semanas en proteger completamente al individuo, porque una vez inoculadas el cuerpo tarda un poco en generar los anticuerpos necesarios con los que combatir la enfermedad si a lo largo de nuestro viaja entramos en contacto con ella.

 Tener al día la vacuna antitetánica (que muchos tenemos medio olvidada) es una regla de mínima seguridad. Adicionalmente, dependiendo del país a visitar, fiebre amarilla, cólera, hepatitis A y B, polio, difteria, tifus… No olvidemos que vamos a lugares donde son comunes todavía enfermedades que ya han desaparecido prácticamente de Europa y del mundo occidental, y que a nosotros nos suenan al pasado. Sin embargo son enfermedades que asolaron hace siglos el mundo, y que han sido controladas en el mundo occidental gracias a las vacunas (en África siguen siendo enfermedades que siguen activas por el insuficiente nivel de vacunación).

En cualquier caso el Ministerio de Sanidad en su web tiene amplia informacion sobre el riesgo sanitario y las vacunas en cada zona de Africa

https://www.msssi.gob.es/ciudadanos/proteccionSalud/vacunaciones/viajero/home.htm

 

 Conclusiones

 Este artículo no pretende meter miedo a nadie. Solo pretende abrir los ojos al cazador que se plantea viajar al continente Africano. Que tome sus pequeñas medidas de precaución, que minimizarán sus riesgos, y permitirán que tenga un Safari mucho más placentero y sin contratiempos.

 En cualquier caso, el haber previsto algunas pequeñas cosas  en el tema de los Riesgos sanitarios puede hacer que estos pequeños problemillas nunca sucedan, o que si suceden estemos preparados para solucionarlas prontamente y dispongamos de los medios necesarios en nuestro botiquín para ello.

 Nos vemos cazando en África

José María Aranda

 

PD : Este articulo sobre los Riesgos sanitarios fue publicado en el numero 221 de la Revista Caza Mayor, en Agosto 2017

Caza mayor Numero 221

 

http://www.grupov.es/revistas/10-caza/numero/2-caza-mayor/1529-221-agosto-2017

 

 

Si te ha interesado este articulo sobre los Riesgos sanitarios en un Safari, quizas puedes echarle un vistazo a este que explica los primeros pasos para organizar tu Safari

 

Consejos para contratar tu primer Safari

 

Share

Posted in Guia - Organizacion de Safari Tagged with: , ,

Septiembre 11th, 2017 by JM Aranda

Buffalo attack

Impressive buffalo charrge. Only big bore rifles, and accurate shooting can stop this. 

 

Una carga de bufalo solo es posible pararla con rifles de gran calibre, municion con mucho poder de penetración y sangre fria para colocar correctamente los disparos. El unico modo es disparar al sistema nervioso central del animal… o sea, cerebro o espina dorsal, que es el modo de detener la carga.

El bufalo es un herbivoro, pero tiene una agresividad natural, por ello es una caza intensa y cargada de adrenalina.

Si te ha gustado este video… no te pierdas esta otra increible carga de bufalo

Buffalo Charge – Carga de Bufalo

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,

Septiembre 9th, 2017 by JM Aranda

Jackal bites hunter. The south african farmer is hunting with his dogs, and they found a black backed jackal in a hole. When they try to catch him… the jackal feels trapped and decide to attack the hunter.

The hunter’s dogs save him from receiving further injuries from the jackal.

 

Un cazador sudafricano encuentra un agujero con un chacal de lomo negro. Cuando intentan hacerse con el chacal, este se ve atrapado, y se lanza a morder al cazador. Por suerte para el los perros que le acompañan se lanzan inmediatamente sobre el chacal… y acaban con él.

Pese a su pequeño tamaño, no se debe menospreciar la agresividad de los chacales

 

Northern cape

Paisajes aridos del Northern Cape en Sudafrica

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,

Septiembre 6th, 2017 by JM Aranda

Lioness attacks warthog. The pig didn’t noticed anything until it was too late.

 

 

Esta leona avanza sigilosamente, sin ninguna cobertura, y pese a ello no la detectan por la carretera asfaltada. Los dos facocheros que estaban tranquilamente comiendo, no se enteran de nada hasta que es demasiado tarde y la tienen encima.

Lioness attacks warthog

Leona

 

Si te ha gustado este video… es muy probable que te guste esta pelea de leones. Un video impresionante y tremendamente espectacular

 

Lion fight – Pelea de leones

We proudly support DSC

Headlines

 

 

 

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , , , ,