Septiembre 6th, 2017 by JM Aranda

Lioness attacks warthog. The pig didn’t noticed anything until it was too late.

 

 

Esta leona avanza sigilosamente, sin ninguna cobertura, y pese a ello no la detectan por la carretera asfaltada. Los dos facocheros que estaban tranquilamente comiendo, no se enteran de nada hasta que es demasiado tarde y la tienen encima.

Lioness attacks warthog

Leona

 

Si te ha gustado este video… es muy probable que te guste esta pelea de leones. Un video impresionante y tremendamente espectacular

 

Lion fight – Pelea de leones

We proudly support DSC

Headlines

 

 

 

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , , , ,

Julio 9th, 2017 by JM Aranda

Black wildebeest rifle hunt. An amazing long distance shot to the shoulder of the black wildebeest.

Black wildebeest, even has the same name, has almost naothing in common with the well known biger Blue wildebeest.

El Ñu negro, al que llaman el “Payaso de la Sabana” por sus constantes carreras, riñas y persecuciones. Es considerado por ello un dificil animal para su caza con rifle. 

Black wildebest

Black wildebest

Los Ñus suelen ser faciles de encontrar, porque ellos viven fundamentalmente en las praderas abiertas, no buscan esconderse, y por ello basan su defensa en su vista. Los ñus controlan en la distancia a sus amenazas, y es por esto que suelen obligar a realizar disparos a larga distancia a los cazadores.

Si te ha gustado este video, mira este otro de como un grupo de perros salvajes africanos (licaones) dan caza a un enorme ñu azul.

Wild dogs vs Wildebeest – Licaones cazan un ñu

Black wildebest

Black wildebest

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , , ,

ÑU
Junio 17th, 2017 by JM Aranda
Un Ñu grande viejo y feo Cazando Ñu azul en Sudafrica" data-info-url="http://ct.de/-2467514" data-backend-url="http://huntingafrica.org/wp-content/plugins/shariff-sharing/backend/index.php" data-temp="/tmp" data-ttl="60" data-service="gftr" data-services='["googleplus","facebook","twitter","reddit","info"]' data-image="" data-url="http://huntingafrica.org/nu-grande-viejo-feo" data-lang="es" data-theme="colored" data-orientation="horizontal">

Un Ñu grande viejo y feo es la historia de como cacé el mejor ñu que nunca he conseguido, y que dificilmente pueda volver a encontrarme en mis andanzas por Africa. 

 

1/ Mi predilección por el Ñu azul

 

 Desde siempre yo he tenido especial predilección por los ñus azules (Connochaetes taurinus), ese antílope, con pinta de toro, y que se diría que siempre tiene cara de enfadado, siempre me ha llamado mucho la atención. En muchos de los safaris que he hecho, al final un ñu azul ha acabado dentro de la lista de especies a cazar… por distintos motivos:

 

  • tiene un precio moderado, por lo que no descompensa el coste total del safari
  • es un animal bastante frecuente en los países del Sur de África, de modo que prácticamente en todas las áreas de caza donde he ido hay oportunidad de abatirlos.
  • es un animal de los considerados “duros” que exigen al cazador una buena colocación del disparo, y un calibre contundente.
  • recechar una manada de ñus, con varios centinelas vigilando en todo momento… es un bonito reto para el cazador… y me encanta hacerlo.
  • y finalmente es uno de los animales más emblemáticos de África, es el antílope que todos hemos conocido en las grandes migraciones a través del National Geographic, así que es como un pedacito viviente de mis recuerdos africanos de niño.

 

 

ÑU

Ñus huyendo

Se trata de uno de los antílopes más grandes, los machos de mayor tamaño sobrepasan los 250 kilos, y los cazadores profesionales lo consideran uno de los más duros para abatir después del poderoso eland.

 

 En prácticamente todos los safaris, en los que entre todos los cazadores se han cazado muchos animales durante una semana de caza, hay que pistear algún animal que se nos va herido… y nos obliga a seguirlo. Es sorprendente ver estadísticamente cuales son las especies “blandas” que casi nunca nos obligan a pistearlas, porque con casi cualquier tiro medianamente colocado caen… y cuales son más “duras” y se van con mucha frecuencia pinchadas, y obligan a largos pisteos. Los ñus azules son de los que más veces hay que pistearlos… y de los que incluso en ocasiones se pierden heridos, y el cazador ya nunca los encuentra.

 

 Nunca debemos enfrentarnos  a la caza de un ñu con calibres pequeños… o puede hacernos sufrir mucho. Es especialmente resistente en los tiros de pulmón, esto significa que si con el disparo efectuado solamente le afectamos un pulmón, y consigue respirar con el otro… puede caminar muchas horas y muchos kilómetros herido de muerte.

 

 

ÑU

Ñus en la llanura

Recuerdo un cazador inglés que vino a cazar con nosotros con un rifle del calibre 308 Winchester, se trataba de un señor de mediana edad, serio, educado, poco hablador, y tiraba bien… el típico ingles; pues bien, el inglés recechó una manada de ñus, les tuvo que entrar varias veces a lo largo de una mañana, y finalmente consiguió ponerse a distancia de tiro y le encajó un tiro al macho dominante unos 15 cm detrás de la paleta… ligeramente alto.

 El tiro parecía bueno… la manada salió corriendo y el macho con ellos… seguimos a la manada… y finalmente vimos un rastro de sangre que se quedaba rezagado y solo… daba bastante sangre… pensamos que estaría a punto de caer. Lo seguimos incansables durante 5 horas, y lo encontramos casi al anochecer, cuando ya se nos acababa la luz del día. Cuando lo abrimos después en la granja, vimos que la bala (que era muy blanda) había chocado con una costilla, y se había fragmentado en tres trozos, que le habían destrozado el primer pulmón… pero había perdido capacidad de penetración, y el segundo pulmón estaba casi intacto… y el ñu había caminado en esas condiciones 5 horas antes de caer derrotado.

 

2/ El Búfalo de los pobres

 

Los sudafricanos llaman al ñu azul el “Poor´s man bufalo”, que quiere decir “el bufalo del pobre”; ya que por su coloración y sobre todo por la forma curvada de su cornamenta recuerda a la del conocido búfalo cafre.

 

ÑU

El viejo ÑU

 Esta es una de las especies favoritas para los cazadores locales, que buscan la carne de caza para llenar su congelador; como es una especie muy frecuente, su precio es moderado, y como es un animal grande es la especie con mejor relación precio/kilos de carne. Los cazadores locales normalmente obtienen un precio muy inferior al de los cazadores internacionales que buscan un trofeo, pero están limitados a cazar animales jóvenes o hembras, que buscan solo por su carne y por su piel.

 

 La piel de los ñus azules, es muy hermosa, y sin embargo hay muchos cazadores  deportivos internacionales, que no la valoran apenas, probablemente por desconocimiento, y ni siquiera la piden para que se la curtan.  La piel tiene un pelo muy corto y compacto, brillos iridiscentes en los costados grises, y los machos tienen unas bonitas franjas negras en los costados… y además tiene una larga crin negra en el lomo… no lo duden la próxima vez que maten uno… es una preciosa alfombra.

 

3/ Un ñu viejo y feo

 

Siendo una de mis especies favoritas, he ido cazando algunos ñus a lo largo de los años, y algunos de ellos realmente grandes.  Para valorar el trofeo de un macho de ñu hay que verlo de frente, y ver la proporción que tienen sus cuernos con las orejas del animal.

  • si las orejas del animal quedan a la misma altura de la parte exterior curva que forman los cuernos es un macho tirable.
  • cuando las orejas del animal quedan por dentro de la curva que forman los cuernos es un buen macho.
  • si las orejas del animal quedan dos dedos por dentro de la curva que forman los cuernos es realmente grande.

 

ÑU

Autor con el viejo Ñu

Yo le había dicho a mi amigo Adam Barnard, propietario de Spitskop Safaris, que no me importaría cazar otro ñu azul este año, si sabía de donde podíamos encontrar algún macho realmente grande. Cuando llegamos a su granja, en Kimberley (Sudáfrica) me dijo que había un macho muy viejo, y demasiado liso, andaba siempre en la parte más espesa de la granja, entre los arbustos espinosos, en compañía de un escudero… y nunca se dejaba ver en la llanura donde estaban habitualmente las manadas. Era muy receloso y muy precavido, y este comportamiento atípico le había hecho sobrevivir muchos años en una finca de caza… lo cual es muy inusual.

 

ÑU

Primer plano del viejo ñu con la cara llena de calvas

 Al día siguiente nos fuimos a dar una vuelta él y yo, con el rifle del 375 H&H al hombro. Traía preparada una munición con punta Hornady de 270 grains muy blanda, y cargada suavecita, para los antílopes grandes… no quería sorpresas si tenia que hacer un tiro sucio a través de los arbustos espinosos… y el 375 H&H con puntas blandas expansivas es un seguro… atraviesa los arbustos sin desviarse… y golpea sin piedad al otro lado.

 

 No llevábamos ni  una hora caminando cuando Adam vio algo en la ladera de enfrente… en la parte más espesa de los espinos se adivinaba la sombra de un animal grande. “Allí está” dijo con seguridad… mientras yo sigo maravillándome de la capacidad de observación de los PH´s, yo tuve muchas dificultades para localizar la sombra a la que se refería, a unos 200 metros de nosotros… aun con los prismáticos y todo el tiempo del mundo y explicaciones para localizarla…. Él lo había visto sin prismáticos mientras caminábamos entre los arbustos espinosos…. sin comentarios.

 

 Teníamos el viento mal, de modo que tuvimos que dar un rodeo importante para entrarles desde el lado opuesto con viento de cara. Cuando nos fuimos acercando y nos metimos en la zona más espesa el avance entre los arbustos espinosos llamados “espinas negras” (los sudafricanos las llaman “Black thorn” en inglés) era un infierno… los arbustos medían unos dos metros de alto, y cuando intentabas avanzar docenas de pequeños garfios negros curvos se clavaban en la ropa y en la piel, arañándote sin piedad. Había que liberarse de esa presa y seguir avanzando en completo silencio… ya que una vez que entramos en la zona cerrada ya no sabíamos si estábamos a cien o a diez metros del ñu, y cualquier sonido podía delatarnos.

 

 

ÑU

Ñus corriendo

Cada paso había que detenerse y observar delante de nosotros detenidamente… cualquier sombra, cualquier movimiento frente a nosotros podía indicarnos la presencia del ñu… y era esencial localizarle antes de que él nos detectara a nosotros. Finalmente Adam vio algo… entre la maleza se veía medio cuerpo de un ñu… y yo me preparé para efectuar el disparo…. “No lo hagas… ese es el escudero” me susurró Adam, unos segundos después me dijo “el viejo está a la derecha… cuando se mueva y asome algo le disparas”.

 Me arrodillé y lo busqué entre los arbustos… no estábamos a más de 25 metros de ellos y apenas los distinguíamos… finalmente se movió un poco y adiviné donde estaba la cabeza… no avanzaba más… y corríamos el riesgo de que él nos viera a nosotros… de modo que calculé aproximadamente donde debería estar la zona de corazón y pulmones… apunté contra las hojas de los arbustos… y le disparé a través del matorral.

 

 Los dos animales salieron corriendo… y las referencias se pierden muy pronto entre vegetación muy cerrada… de modo que no veíamos ni rastro de sangre… no podía haber fallado tan cerca un bicho de ese tamaño. Tras unos minutos de nerviosa búsqueda… allí estaba tumbado, a unos 20 metros de donde le había disparado, con el corazón partido.

 

 Adam tenía razón, el ñu era realmente viejo y realmente feo… tan viejo que tenía los cuernos desgastados y pulidos, con la edad había perdido incluso el pelo de la frente… creo que el más viejo que nunca he cazado. Un trofeo enorme, cargado de personalidad y de historia… y me encanta. Lo bueno de esos viejos trofeos es que tienen una historia propia… y cada vez que levanto la cara y lo veo colgado en mi despacho… me recuerda que grande es África… y la suerte que tenemos los que hemos podido disfrutarla.

 

Nos vemos cazando en Africa

 

José María Aranda

 

http://www.spitskopsafaris.com

 

No te pierdas este impresionante video de como un grupo de Perros Salvajes dan caza a un Ñu.

Wild dogs vs Wildebeest – Licaones cazan un ñu

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , , , ,

black impala spitskop ram
Junio 10th, 2017 by JM Aranda

Mutaciones de color en los antilopes es la ultima novedad en los Safaris africanos. La industria de la caza ha conseguido fijar algunas geneticas de coloraciones inusuales, con las que aportar nuevas especies para la caza.

1/ Introducción

En los últimos años la industria de los Safaris se ha convertido en un negocio que mueve muchos millones de Euros en el Continente Africano. Los exclusivos Safaris de antaño, que estaban solamente al alcance de unos pocos privilegiados pasaron a ser sustituidos por Safaris al alcance de muchos más cazadores, los viajes se han hecho más asequibles, y hoy son docenas de miles de cazadores los que visitan África cada temporada.

golden Wildebeest Bull

Golden Wildebeest Bull

La caza en abierto llanuras infinitas en Tanzania o Zambia sigue siendo un Safari maravilloso, tradicional y que por desgracia sigue siendo muy caro, y aun hoy son pocos los que se lo pueden permitir. Lo que la mayoría de los cazadores experimentan en sus Safaris hoy en día es la caza que ofrecen  en los países más desarrollados del Sur de África (Namibia y Sudáfrica); que se desarrolla en fincas de caza, normalmente en manos privadas.

Mientras en la caza en abierto el cazador podrá conseguir las especies que de manera natural se dan en la zona (y con densidades normalmente más bajas), en las fincas de caza normalmente hay más especies disponibles (porque han sido introducidas allí por la propiedad).

Creo que lo primero que debemos hacer es dejar muy claro qué es una “variedad de color” en los animales salvajes que estamos analizando en este artículo. Según la Asociación de Criadores de Animales Salvajes de Sudáfrica, se considerará “Variedad de color es aquel animal salvaje completamente funcional que de manera espontánea nace en su estado de libertad o semilibertad; que nace con una coloración o distribución de colores única, distinta a la de sus congéneres, que aun siendo similar genéticamente al resto de los animales de su especie, tiene algún gen que altera su color. Además esta variación de color ha de ser genéticamente transmisible, y ha de durar toda la vida del animal, no una mera coloración juvenil propia de animales inmaduros.”

Así pues no se trata, como se ha criticado en algún momento, de “cruces antinaturales”, ni animales “genéticamente alterados”. La ignorancia es muy atrevida, y los anti caza y los ecologistas encuentran motivo de escándalo en cualquier actividad normal que realicemos si hay caza de por medio. Estamos hablando de un gen natural, que se da en la naturaleza de manera espontánea en algunos casos, y que se fija mediante selección y crianza. Los aficionados al mundo de los caballos conocen perfectamente esta genética de las variaciones de color, que es la que hace que se críen caballos albinos o de capas diluidas (bayos, cremelos o palominos).

Muchas veces, cuando en Spitskop Safaris nos quedamos una nueva concesión de caza, especialmente si es una finca grande con caza abundante, hemos estado mi socio Adam Barnard y yo, tardes y tardes en lo alto de una colina de granito (de las que los bóers llaman “Kopjes”) mirando las manadas de animales una y otra vez con los prismáticos, estudiando detenidamente los ejemplares. De esas inspecciones hemos sacado algunos animales que luego hemos podido capturar vivos, y que presentaban coloraciones anómalas y singulares.

 

2/ Interés económico

La cría de las mutaciones de color de los antílopes es uno de los negocios más lucrativos que existen en este momento en África. Por este motivo, muchos granjeros se han lanzado a ella con mucho interés (incluso desplazando a la cría de las especies tradicionales), de modo que poco a poco van llegando estas nuevas especies hasta los cazadores.

golden Oryx Cows

golden Oryx Cows

Veámoslo con un ejemplo. Si un granjero tiene Springboks en su finca, los machos los podrá vender como trofeos con una edad en torno a tres años, a los cazadores internacionales que le visiten, por un precio que oscilará en torno a los 250/350€ aproximadamente; mientras que las hembras no tienen valor cinegético, y las venderá a cazadores locales que quieren la carne y le pagarán en torno a 50/70€ por cada una de ellas. Sin embargo si tiene Springboks Blancos los machos los puede vender como trofeos en 500/750€ cada uno, mientras que las hembras sí que tienen valor, porque hay muchos otros granjeros que no tienen en sus fincas, y que quieren comprar grupos reproductores para introducirlos en sus fincas, de modo que por las hembras pueden conseguir 400/600€ por cada una.

Así pues el negocio está claro… en las especies que estamos analizando en este artículo, la diferencia fundamental está en el valor de las hembras. Las hembras, que suponen el 50% de los nacimientos de cada año valen tanto como los machos, y ni siquiera hay que esperar a que tengan tres años o sean adultas, en cuanto están destetadas, y son jóvenes inmaduros ya se pueden vender por un alto precio.

A esto hemos de sumar la dura sequía que ha atravesado el Sur de África los últimos tres años, que hizo que el pasto escasease muchísimo. Lógicamente las fincas de caza tienen una densidad de animales relativamente elevada, y los secos pastos no eran capaces de sustentar a la fauna de herbívoros, lo que obligó a que muchos granjeros tuviesen que ayudar a sus animales durante la época seca con paja y forraje comprado. Si el propietario de la finca tiene que pagar camiones de paja, heno o alfalfa durante tres o cuatro meses al año, para alimentar animales que tienen un valor de 300€/500€; el pequeño beneficio que va a obtener de cada uno de esos animales el día futuro en que un cazador lo mate… ya se le ha evaporado.

Si hace el mismo gasto de comprar forraje, pero está produciendo en su finca animales que valen 3.000/4.000€ cada uno… el gasto del forraje es bajo en relación al beneficio de la venta de sus animales. Por ello en muchas fincas durante los peores años de la sequía, fueron capturados miles de springboks comunes, ñus azules y órix que no podían alimentar… y que acabaron en las carnicerías.

 

3/ Un poco de genética básica

No voy a entrar en un detallado estudio de genética, que creo aburriría soberanamente al lector; quien desee profundizar en el tema y entender cómo funciona, yo le recomiendo encarecidamente  leer los conocidos tratados de genética del Profesor Mendel, que son tremendamente ilustrativos. En 1866 Gregor Mendel, monje austríaco, publicó su estudio sobre genética, las conocidas “Leyes de Mendel”, que él dedujo de su estudio de la reproducción de las plantas. Concretamente su estudio estaba centrado en la reproducción del guisante, y él estudiaba como determinadas características genéticas eran heredadas o no, una generación tras otra.

Impala Negro macho joven

Impala Negro macho joven

Básicamente en las especies de caza, podemos comprobar como en su estado natural, los animales presentan de manera aleatoria variaciones de color. La frecuencia en la que estas mutaciones de color se dan es variable, ya que en ocasiones es relativamente frecuente y en ocasiones es algo único que rara vez se volverá a dar.

Todos conocemos el caso del Gorila albino que vivía en el zoo de Barcelona, que fue encontrado en Guinea Ecuatorial por el Profesor J. Sabater en 1966. Este animal es el único caso conocido en la historia de albinismo en el mundo de los gorilas, y en estado natural probablemente hubiese muerto inmediatamente. Por el contrario hay casos como las mal llamadas “panteras negras” que no son sino leopardos y jaguares melánicos, con todo su cuerpo negro. En África el melanismo entre los leopardos es un fenómeno rarísimo, y sin embargo en algunas zonas del Sudeste Asiático, como la zona de Java/Sumatra, es frecuente. El melanismo es una mutación genética contraria al albinismo, y es pues relativamente frecuente en los jaguares, y menos frecuente en los leopardos.

Pongamos como ejemplo el caso de los impalas negros, que no son sino animales melánicos. Si de manera espontánea, en un caso entre cien mil, nace un impala completamente negro en la naturaleza… ese impala sobrevive, crece si los depredadores se lo permiten, y con suerte llega a reproducirse con hembras de color normal, teniendo descendencia de color normal, y es prácticamente imposible que le ninguno de sus descendientes sea negro. Así pues, el animal nació espontáneamente de manera natural de color negro, y aunque llegase a reproducirse esa genética de melanismo se diluye y queda oculta en la gran manada de impalas de color normal.

Si por el contrario ese impala negro macho lo cogemos y lo tenemos en una finca con diez hembras de color normal, sus hijos serían de color normal, pero tendrán un gen de color negro, que no se ha mostrado. De sus hijos, eliminamos los machos, y nos quedamos solamente a las hembras, que tienen color normal, pero portan el gen del melanismo, esperamos dos años a que sean hembras adultas y las volvemos a cruzar con su padre negro, de esa generación obtendremos aproximadamente un 50% de crías negras y un 50% de crías de color normal. Así pues, ya hemos conseguido criar animales negros completamente.

De esas crías negras, una vez que pasen un par de años y maduren hasta convertirse en adultas, las hembras que apareemos con un macho negro, nos darán un 100% de crías negras; ya tenemos fijado el gen del melanismo, y podemos criar desde ese momento impalas completamente negros como la tinta china, que valen una fortuna cada uno de ellos (tanto los machos como las hembras).

 

4/ Springbok, el inicio de todo

Igual que para el Profesor Mendel, el inicio fueron sus estudios sobre los guisantes; en el mundo de las especies de caza, todo empezó en África con los springboks.

springbok Blanco Sr Corujo

springbok Blanco Sr Corujo

Hay varias razones por las que fue así, la primera razón es que el springbok es un animal que por su propia naturaleza tiene cierta tendencia natural a mostrar ocasionalmente mutaciones de color espontáneas.

La segunda razón es que es un animal abundantísimo en Sudáfrica; al haber millones de springboks, por una razón meramente estadística las posibilidades de que apareciesen algunos ejemplares con mutaciones genéticas de color era mucho mayor que en especies donde hay pocos ejemplares.

La tercera es que los springboks viven en llanuras inmensas, y no se ocultan, por lo que es fácil controlarlos, y observar si ha nacido una cría diferente, que rápidamente llama la atención; si hablásemos de una especie tímida o nocturna, que se ocultase mucho… podría pasar toda una visa sin que un granjero se enterase de que ha nacido un puercoespín de color único.

hembra blue springbok

Una hembra de Blue springbok

Y la última característica relevante es que tiene un ciclo de vida corto, ya que madura pronto, y eso permite que las transmisiones genéticas sean más sencillas de controlar y seguir.

Las dos mutaciones de color más frecuentes en la naturaleza son el melanismo (color negro) y el albinismo (carencia de pigmentación). Estos fueron los primeros Springboks de distinto color al normal que los cazadores encontraron disponibles en sus Safaris. El springbok negro es un springbok melánico, en el que la capa negra cubre el resto de las zonas de color; sin embargo el Springbok Blanco no es un animal albino (los antílopes albinos tienen nariz rosada y cascos blancos) sino que es de color blanco puro. Cabe destacar que estos springboks blancos tienen un ratio de mortandad muy alto entre sus crías debido a que al no poder ocultarse con facilidad en el pasto (como hacen sus hermanos de color normal) son presa fácil de chacales, caracales y aves rapaces.

king springbok

king springbok

Después han aparecido coloraciones aún menos frecuentes, como el Springbok Cobre, en el que la mancha blanca del costado desaparece, y solo es de color tostado, con una franja oscura.

Recientemente han aparecido dos nuevas coloraciones de Springboks, una es el Springbok Rey, que tiene medio cuerpo blanco y medio tostado; y la otra es el Springbok Azul, con todo el cuerpo de un gris azulado.

Estas dos últimas variedades de color son realmente recientes (en los últimos dos años) y los primeros ejemplares han alcanzado valores realmente astronómicos.

 

5/ El Órix

El Órix, o “Gemsbok” en Afrikáans también se ha sumado a la lista de los animales en los que se han ido seleccionando mutaciones de color.

golden Oryx Spitskop

Golden Oryx en la finca de Spitskop

El Órix Dorado, surgió de manera natural en los desiertos de Namibia, y es un animal que presenta un gen de dilución del color (similar a los caballos bayos y palominos) que hace que la parte de color más oscura de su cuerpo (la franja lateral y la máscara facial) desaparezcan y solamente presentan un suave color avellana en todo su cuerpo, cambiando completamente su imagen.

Los granjeros Namibios fueron los primeros que lo seleccionaron y criaron, aunque hoy algunas granjas de Sudáfrica ya lo han conseguido también.

Con posterioridad ha aparecido también una nueva mutación de color, que es el Órix Rojo. Apenas se ha visto todavía porque solo media docena de granjas lo tienen, y es un animal en el que la capa leonada del órix normal es mucho más intensa, de un color rojizo oscuro.

Red Oryx Sudafrica

Red Oryx Sudafrica

6/ El Ñu

El humilde Ñu azul, que quizás sea el antílope africano más reconocido en el mundo Occidental, también tiene un par de “parientes” de exclusivas coloraciones. Se conocían desde hacía muchos años casos en la zona de la cuenca del Rio Limpopo en Sudáfrica en la que ocasionalmente nacían Ñus Azules de este llamativo color dorado, los antiguos granjeros Bóer los conocían e incluso les habían dado un nombre, los llamaban “Vos Wildebeest”.

golden Wildebeest Bull

Un ejemplar de Golden Wildebeest

El primer Ñu Dorado se capturó en 1990 en el valle del Limpopo y pertenecía a la gran manada que migra cada año entre la zona Norte de la provincia de Limpopo en Sudáfrica y el Sur de Bostwana (era pues un animal completamente salvaje cuya mutación de color surgió de manera natural).

El Ñu Dorado es exactamente igual que nuestro querido y conocido Ñu azul, pero en el que la capa de color gris azulada que tiene el común es sustituida por una espectacular capa rojiza con crines doradas. Este es quizás uno de los cambios de color más llamativos, porque el color del animal original es muy apagado, y el Ñu Dorado es como una autentica llamarada de color.

king Wildebeest Bull

king Wildebeest Bull

Aun ha surgido una variedad de color menos frecuente, que es el Ñu Real. Uno de los granjeros especializados en capas de color únicas, el Señor Piet du Toit, vendió el primer macho de Ñu Real en 2012. Para que nos hagamos a la idea del precio que tienen estos animales de capa única, hay anunciado un macho joven de solo 8 meses que sale a la venta en Noviembre en una subasta de animales en Sudáfrica, y el escalofriante precio de salida son 400.000€

 

7/ Impala

El conocido impala, que todos los cazadores han abatido por miles, y que es uno de los animales más comunes en el continente africano también tiene algunas variedades de color.

saddleback Impala

saddleback Impala

Hay una subespecie que se da en Namibia, que es tan común allí que ni siquiera se la considera una variedad de color, porque en Namibia se ha asentado y es la mutación de la cara negra. Los Impalas de cara negra son típicos únicamente de Namibia, y se dan allí de manera completamente natural.

Los impalas ensillados (llamados “Saddleback Impala”) presentan la parte del lomo de un tono tostado, más intenso que el color leonado del resto del cuerpo, como si fuesen cubiertos por una manta. Esta variedad de color es todavía muy reciente, apenas hay animales, y su valor esta todavía completamente enloquecido, ya que se puede llegar a pagar 150.000/200.000€ por un macho en una subasta.

Pareja de impalas Negros en Spitskop Safaris

Pareja de impalas Negros en Spitskop Safaris

Pero la estrella de la familia de los impalas sin duda es el Impala Negro, el animal melánico, completamente negro como si lo hubiésemos metido en un bote de tinta china.

Es una coloración impresionante, porque en el impala tiene un negro oscuro, solido, sin zonas grises… una capa realmente espectacular.

Para que nos hagamos una idea de su valor, un macho de impala negro, un animal joven todavía inmaduro, se puede comprar ahora en torno a 5.000/8.000€. La demanda de este animal es en este momento muy alta, porque la coloración es sencillamente espectacular.

 

8/ El Blesbok

El Blesbok blanco, que es el animal albino, es relativamente frecuente, y los granjeros lo crían con frecuencia; su precio no es caro, apenas 400/500€ que es más o menos el doble de lo que cuesta un Blesbok común. Quizás sea esta la mutación de color más económica que el cazador tiene a su disposición.

Yellow Blesbok

Sr. Joaquin Rodriguez  y su hijo con un Blesbok dorado cazado en Spitskop Safaris

El Blesbok Dorado es un animal más claro que el común, con un pelaje canoso, que aclara su tonalidad, pero no es realmente un animal muy hermoso. No tiene un dorado de color fuego como el del Ñu Dorado. Un macho de Blesbok dorado puede costar en torno a 50.000€

Hay una mutación muy poco frecuente en los Blesbok, que no afecta a su coloración, sino al tipo de pelaje, que es el Blesbok lanudo (llamado “Wool hair Blesbok”). Tiene una capa de color completamente normal, pero su pelo es rizado, y recuerda al de una oveja.

wooly blesbok spitskop mutaciones

wooly blesbok spitskop

9/ Otras especies

Esta lista no es limitada, ya que hay otras especies que también presentan mutaciones de color. Hay Kudus blancos, de una tonalidad gris muy pálido, hay avestruces blancas, que presentan un plumaje jaspeado de blanco y negro.

white waterbuck

white waterbuck

Incluso se conocen casos muy poco frecuentes de Waterbucks blancos. Hace unos años en la propia página web de los Parques Nacionales Sudafricanos (www.sanparks.org) . Apareció una foto de un waterbuck macho albino, completamente desarrollado, que había sido tomada por los Rangers en uno de los parques nacionales. Es esta foto que acompaña a este articulo, una foto que hizo historia porque no estaba tomada en una granja de caza, sino de manera completamente natural en un Parque Nacional.

Esta imagen lo que nos demuestra que este animal había nacido libre en un Parque Nacional, lejos de la intervención humana y había sido capaz de sobrevivir y llegar a convertirse en un macho adulto reproductor. Demuestra que esta es una mutacion genetica natural, no inducida por el hombre.

 

10/ La caza de animales con mutaciones de color

Desde un principio deberemos decir que la cría de animales con mutaciones de color surge porque los cazadores finalmente los vamos a demandar, y estamos dispuestos a pagar por ellos. La existencia de las variedades de color, por el hecho de que existan… genera ya una demanda entre los cazadores.

Pongamos el caso de los springboks, el cazador que llegaba a Sudáfrica hace 20 años cazaba un springbok y se volvía a su país tan contento; actualmente el cazador tira el springbok común, el negro, el blanco y quizás hasta el cobre. Una sola especie… y ha cazado cuatro animales; y ha dejado mucho más beneficio a los granjeros.

copper springbok ram

copper springbok ram

Como interés por su caza, podríamos decir que no tiene ningún interés adicional, ya que el lance que nos ofrezcan estos animales, es exactamente el mismo que el que nos ofrece su primo común. Los cazadores llamados “coleccionistas” son quienes los demandan habitualmente, porque quieren tener todas las especies cazables. A pesar de que me gustan, yo no soy un enamorado de su caza, ya que he de reconocer que me vuelve loco la caza de los springboks, tengo varias docenas colgadas en la pared… y nunca he tirado un springbok de color, siempre cazo el común.

Todas las mutaciones de color atraviesan un mismo proceso económico. Inicialmente hay un granjero que con mucha paciencia y bastante suerte es capaz de fijar y transmitir una genética de un color distinto al original. Este granjero comienza a criar sus animales, y anuncia que tiene un nuevo color. Cuando dos o tres años después  los primeros ejemplares salen al mercado… ese granjero se convierte inmediatamente en un tipo inmensamente rico, los primeros ejemplares que salen al mercado valen una  fortuna. Después ya hay varios granjeros que crían animales con esa variedad de color (los que le pagaron al tipo una fortuna por los primeros ejemplares que vendió) y empiezan a aparecer ocasionalmente algunos ejemplares en el mercado, son muy caros (tanto machos como hembras) y se venden entre únicamente entre granjeros que quieren introducirlos en sus fincas, conforme van saliendo más animales al mercado el precio empieza a bajar.

impala

impala negro

Después de varios años, el precio se estabiliza, las hembras siguen teniendo un precio sensiblemente mayor que las de coloración normal, y los machos con muy buena genética también valen mucho dinero como machos reproductores.

Los machos normales empiezan a bajar de precio, puesto que son los que sobran (solo necesitas un buen macho reproductor para cada grupo de hembras), y en ese momento es cuando llegan al mercado de la caza. Las hembras siguen siendo caras… pero se empiezan a ofrecer machos a precios “relativamente razonables” en el mercado de la caza.

Muchos de los animales que he nombrado en este artículo, y de los que he dado precios están en su primera fase; acaba de ser fijado el gen de su coloración; esos animales están aún muy lejos de que nadie los cace, porque su precio es astronómico.

Curiosamente el año pasado estando uno de mis clientes en Sudáfrica le ofertaron un macho de Ñu Dorado a un precio asequible (no he dicho barato… simplemente no era una locura). Nos llamó la atención, porque era un precio por debajo del coste habitual de esos animales, y cuando indagamos se debía a que el granjero lo había comprado por mucho dinero en una subasta, lo había puesto con sus hembras… y en dos años no había fecundado ni una sola, el animal era estéril (y por eso el cliente tuvo la oportunidad única de hacerse con un Ñu Dorado).

 

11/ Conclusiones

Los animales con coloraciones únicas son una anomalía de la naturaleza, pero no por ello dejan de ser animales naturales, con el mismo comportamiento y la misma belleza que sus congéneres que tienen la capa común. La cría selectiva de estos animales permite fijar una mutación genética que en estado Natural surge aleatoriamente muy de vez en cuando.

blue springbok

blue springbok

Hay quienes criticarán estos animales, llamándolos “animales de laboratorio” argumentando que no son las coloraciones naturales que tienen en la naturaleza… pero en mi modesta y personal opinión (a la que sólo se le puede dar el valor de opinión y no pretende dar lecciones de nada), todo lo que surge de la Naturaleza es hermoso y me merece un respeto. Las mutaciones de color son un fenómeno natural, de modo que no surge de ningún laboratorio, y entiendo que no son criticables por esa causa.

No seré yo quien pague una fortuna por tener uno de estos animales con mutaciones de color colgado en mi sala de trofeos;  porque sencillamente yo no soy un coleccionista de trofeos, yo soy cazador de lances, y no me importa cazar cincuenta veces la misma especie en África igual que tampoco me importa cazar cien veces jabalíes en España. Sin embargo reconozco que un Impala Negro como el carbón es un trofeo hermosísimo… y entiendo que haya quien lo desee tener en su pared.

La cría de estos animales no está exenta de polémica, y este artículo solo pretende dar cierta luz al lector, y con esta información, que cada uno saque sus propias conclusiones.

Nos vemos cazando en África.

 

José María Aranda

Spitskop Safaris

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , , , ,

Kalahari Springbok del autor
Mayo 31st, 2017 by JM Aranda

 

El “Springbok Grand Slam” es la coleccion de todas las coloraciones de springbok que se cazan actualmente.

De todas las especies de antílopes que se pueden cazar en Sudáfrica, el más querido y más emblemático para todos los sudafricanos es el Springbok (Antidorcas marsupialis). Es considerado el símbolo del país, y que incluso adorna las camisetas de la selección nacional de rugby sudafricana.

Esta pequeña gacela saltarina, habita las eternas llanuras herbáceas, y sus manadas inmensas llenan de alegría y color la sabana.

springbok

Springbock Blanco

Su caza es un reto interesante para el cazador, ya que al vivir fundamentalmente en espacios abiertos, sin vegetación arbórea, su principal estrategia defensiva es su vista y su velocidad.

grand slam pedestal

grand slam pedestal

Las manadas de springboks siempre están alerta, y no permiten que el cazador se les acerque antes de que alguno de ellos se ponga nervioso, empiece a correr, y provoque una autentica estampida de gacelas, corriendo y saltando como locas hasta perderse en el horizonte.

Los disparos a menos de 200-250 metros son poco habituales, y las aproximaciones suelen incluir gateos y ocultarse frecuentemente detrás de cualquier termitero o de algún arbusto minúsculo que nos pueda dar algo de cobertura.

 

Hay cuatro variedades cromáticas de springbok, y los cazadores que consiguen tener un trofeo medallable de cada una de ellas completan el conocido como “Springbok Grand Slam”.  Las cuatro variedades son:

  • Springbok común, pese a que no hay reconocidas subespecies regionales por el SCI, los más grandes se suelen cazar en la zona del Kalahari. Su precio muy económico y la dificultad de cazarlo lo convierten en una especie muy interesante para los safaris de antílopes.
Sr Corujo (Navarra) con dos springboks comunes

Sr Corujo (Navarra) con dos springboks comunes

  • Springbok negro, es la variedad melánica, más frecuente que el albino, y presenta capa completamente oscura. Su precio no es demasiado elevado, y es una especie bastante demandada por su color poco habitual.
Black

Autor con un Springbok Negro

  • Springbok blanco, es la variedad albina, que se da ocasionalmente en la naturaleza, pero que se encuentra con mucha dificultad porque al tratarse de un gen regresivo, la unión de un animal albino con uno normal suelen engendrar uno de color normal en un 90% de los casos.
White springbock

Springbuck Blanco

  • Springbok cobre, es la más rara de todas las coloraciones. Muy ocasionalmente se ha dado una mutación genética que hace que todo el animal tenga un tono rojizo, sin zonas blancas. Esos animales se han seleccionado tratando de mantener esta coloración carente de blanco. Son muy escasos y muy buscados por los cazadores.
Sr Corujo con un Springbok Copper

Sr Corujo con un Springbok Copper

En las zonas donde habitan los springboks, los cazadores deportivos suelen abatirlos por el tradicional método de rececho; sin embargo no todo el mundo que viene a cazar a África puede arrastrase por la hierba, ni todo el mundo dispara con seguridad a 250 metros a un blanco pequeño. También es frecuente en Sudáfrica y Namibia organizar “batidas” de springboks en las que se montan unos puestos de espera. Los cazadores esperan ocultos, mientras unos vehículos hacen moverse a las manadas, que se van poniendo a tiro de un rifle o de otro. Es un sistema muy entretenido, y al que los españoles estamos acostumbrados por nuestra querida monteria.

Por el método de “batida” se cazan de manera más facil para el cazador. Las distancias de tiro son menores, y se matan más animales, aunque al venir las manadas en movimiento, no es fácil seleccionar cual es el mejor trofeo en un grupo de 100 animales que viene al trote.

male and female

Pareja de springboks donde se aprecia el dimosfismo sexual

El springbok es un animal pequeño (los machos no suelen pasar de 40 kilos), y no precisa de calibres potentes para abatirlo.

Cualquier rifle de calibre  6 a 7 mm es más que suficiente. Es importante es que el calibre sea tenso, para evitar tener que corregir mucho el disparo. Nosotros debemos ser  capaces de tirar largo con ese arma con garantías.

Yo incluso he cazado ocasionalmente springboks con el calibre 22-250. Este es un calibre que dispara pequeños proyectiles de solo 50 grains con resultados impresionantes. Un proyectil pequeño que deja toda su energia dentro del cuerpo del animal.

 

Se trata de una especie muy recomendable para incluir en cualquier lista de safari. Cuando vemos colgado un gran trofeo de springbok en cualquier pabellón de caza, podemos tener por seguro que ese cazador ha tenido que sudar para conseguirlo. Quizás por eso yo sea un enamorado de los springboks y de su caza… porque un gran springbok macho siempre vende muy caros sus cuernos retorcidos.

Sr Garcia de la Peña con un gran Springbok Kalahari

Sr Garcia de la Peña con un gran Springbok Kalahari

Jose Maria Aranda

arandalaudo@gmail.com

 

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , , , ,

Autor con un Mountain Reedbuck
Mayo 25th, 2017 by JM Aranda

 

Ocho Consejos básicos para que tu primer Safari sea un exito absoluto, y una experiencia inolvidable.

 

El cazador que por primera vez se enfrenta a la ilusionante tarea de organizar un Safari por primera vez, suele andar tan perdido entre las muchas opciones, como feliz por la promesa de la inminente cacería en África. Aquí van 8 consejos básicos para preparar su viaje que le ayudarán a que su Safari Africano sea un éxito.

 

1/ EL PAIS

Elija unos de los países menos problemáticos sanitaria y políticamente, y que el transporte desde Argentina tenga menos problemas, preferiblemente que haya vuelo directo.

No se deje seducir por destinos exclusivos y poco habituales y céntrese en áreas muy probadas, y con todas las garantías. Básicamente los países más adecuados para principiantes son Sudáfrica y Namibia.

 

2/ PLAINS GAME

Antes de correr hay que aprender a andar; de modo que no piense en felinos moteados, ni en grandes búfalos… la oferta de antílopes es muy variada, muy completa y representan un reto idóneo para el cazador.

El cazador que llega a África por primera vez puede disfrutar de la caza de las muchas especies de antílopes africanos, que van desde un diminuto y económico duiker, hasta un poderoso y exclusivo eland o un majestuoso antílope sable…

group

Un safari en grupo en siempre una apuesta segura de exito

La gran variedad de especies disponibles permite configurar un safari “a la carta” dependiendo del presupuesto y de los gustos personales de caza cazador. En la mayoría de las fincas de caza hay “de todo”, sin embargo no todas las especies tienen la misma calidad, por la vegetación, el clima, etc… que si son idóneas para el órix, no serán tan idóneas para el bushbuck.

Pregunte a la organización que especies de las que ofertan son las que tienen mejores trofeos en su zona, y sobre todo pregunte de que especies no son tan buenas.

Desconfíe completamente de aquellos que le dicen que todos sus animales son excepcionales, ya que o bien le está mintiendo descaradamente o quien le habla nunca ha estado en la finca que le quiere vender.

Uno de nuestros amigos, Alejandro Martin escribió este interesante articulo referente a su Safari “Low Cost”, que nos da una idea de como organizar un Safari, con un presupuesto ajustado.

Safari “Low Cost” en Sudafrica

 

3/ DURACION

La duración mínima de un Safari debería ser de una semana, que nos permitiese hacer 6 días de caza reales. Dentro del presupuesto total de un Safari, que incluye vuelos, tasas de abate etc…. un día más o menos no representa mucha diferencia económica; de modo que vale la pena alargarlo en la medida de lo posible, para aprovechar el caro billete de avión que hemos pagado y disfrutar lo máximo posible.

Si nuestra organización familiar/profesional y nuestra agenda nos lo permiten,  un viaje de nueve días, con 8 días de caza reales, es una duración idónea, ya que permite cazar sin prisas y procurar exprimir al máximo nuestra experiencia africana.

 

4/ RIFLE

El mejor rifle para un Safari es aquel con el que disparas cómodo, el cazador es capaz de hacer disparos precisos, y alcanzar al animal con seguridad en sus órganos vitales. El mayor error es comprar un rifle nuevo de calibre africano, al que no estamos acostumbrados, justo antes del Safari, e ir allí sin haber probado adecuadamente el rifle.

 

rifle

el equipo adecuado es fundamental

Por regla general los animales africanos son más duros que los ciervos colorados, y precisan un calibre contundente, y esto hay que combinarlo con una punta semidura (balas de buena calidad, con doble núcleo, o con camisa soldada al núcleo) que tenga buena penetración. Ahorrar en un Safari por usar munición económica es el mayor error, la munición es claramente lo más barato del Safari… así que lleve un proyectil adecuado. Solo con que se le escape un bicho pinchado por no llevar la munición idónea… le saldrá muchísimo más caro que ninguna marca de balas.

Hay una opción que también se puede valorar que es viajar sin armas y usar el rifle del cazador profesional; este es un modo muy cómodo de viajar ya que entraremos en el país como un turista más, y nos evitamos el incordio de los papeleos que implican viajar con rifles. Todos los cazadores profesionales disponen de rifles para uso de los clientes, de modo que es una opción que debemos valorar, y según nuestros gustos… decidir si viajamos con nuestras armas o no.

 

5/ PAQUETE O LISTA ABIERTA

El cazador novel suele preferir un paquete porque le parece que así tiene más controlado el presupuesto, sin embargo los paquetes suelen tener determinadas especies que no siempre se ajustan a lo que deseamos.

duiker

El dminuto duiker azul… un animal para safaristas avanzados.

Además siempre tienen el inconveniente de que pasará si una especie que tenemos en el paquete se nos resiste y no hemos sido capaces de abatirla.

La opción ideal suele ser decidir que especies queremos cazar deacuerdo con nuestro presupuesto, y configurar nuestro propio paquete personalizado con esos animales y los días de caza que hemos podido “arrancar” al calendario. Siempre dejando la lista abierta para que si uno de esos animales no lo cazamos no nos lo cobren, y si se nos cruza el kudu de nuestra vida, y decidimos tirarlo, simplemente se nos cobre la tasa de abate del animal.

Mucho cuidado con los “calentamientos”, hay que procurar ajustarse a cazar la lista que teníamos decidida previamente desde casa, porque si no podemos encontrarnos con una factura muy superior a la prevista.

 

6/ LA ORGANICA

El 70% del éxito o del fracaso de un Safari se determina en el momento en el que elegimos con quien vamos a ir allí. Hay muchas empresas que andan en busca del cazador internacional, y lo intentan atraer hacia sus ofertas. No todas las orgánicas son iguales, y no todas ofrecen el mismo nivel de servicios. Lo ideal es contactar con dos o tres orgánicas y solicitarles un presupuesto con los mismos días y las mismas especies, para que podamos comparar sus ofertas.

El cazador que organiza su safari deberá buscar:

  • empresas que gestionen sus propias áreas de caza, que no sean simplemente intermediarios.
  • empresas especializadas en el destino elegido. Aquel que lo mismo vende un oso en Alaska, que cochinos en Polonia que leopardo en Namibia… normalmente no puede saber de todo (hay algunas honrosas excepciones) y no pasa de ser un mero comercializador.
  • precios competitivos. Las diferencias de precios de unas empresas a otras son muy grandes, y un trofeo medalla de oro de ñu es igual para todo el mundo.
  • daily rates ajustados. No debemos dejarnos engañar por animales a precios baratos si luego pagamos 280€ por cada noche en el lodge… que al final dispara el coste del Safari.

 

7/ REFERENCIAS

Hay que pedir dos o tres referencias a las orgánicas elegidas, que nos sirvan para contrastar lo que nos están vendiendo desde la empresa.

Hagamos los deberes y llamemos a estos otros cazadores que ya han estado allí antes que nosotros y que nos contarán la calidad de los alojamientos, los vehículos, la comida, la densidad de animales, la calidad de los trofeos… Seguro que ellos estarán encantados de charlar un rato sobre su viaje, y hablarnos de sus experiencias en África… esa llamada de teléfono nos aporta mucha información útil.

Ya sabemos que aquellos contactos que nos da una orgánica siempre son los cazadores que han regresado más satisfechos, pero aun estos clientes nos darán detalles realistas, que no siempre nos va a contra la orgánica.

 

8/ TAXIDERMIA

Cuando contratamos un Safari solo contratamos la cacería, y la taxidermia se la contrataremos posteriormente a otra empresa, la que nos ofrezca la orgánica o la que nosotros elijamos libremente.

lion

Pedestal de leon

Aun así es conveniente solicitar a la organización el nombre y unas tarifas de precios de la taxidermia con la que trabajan habitualmente, para evitar sorpresas y que así nos hagamos ya una idea del coste que tendrá traernos nuestros trofeos a España.

 

9/ CONCLUSION

Viajar a África es el sueño de todo cazador, y prepara este viaje es hacer realidad nuestro sueño.

Autor con un Mountain Reedbuck

Autor con un Mountain Reedbuck

Yo he viajado muchas veces a África, y en cada ocasión sigo poniéndome nervioso anticipando lo que disfrutaré cuando pise aquellas tierras; los atardeceres con el sol ocultándose tras las colinas, o esas noches mágicas alrededor de un fuego, con una cerveza en la mano, charlando de caza y contemplando las estrellas.

Hacer un Safari es una experiencia maravillosa que podremos recordar por el resto de nuestras vidas; y el que todo salga como nosotros hemos deseado está también en nuestras manos. El Safari empieza el día que hemos decidido firmemente que nos vamos a ir, y comenzamos a pensar en los animales que cazaremos, el rifle que usaremos o la empresa de caza que contrataremos… y desde ese día es cuando hay que empezar a disfrutar del  Safari.

 

Nos vemos cazando en África.

 

Jose María Aranda

 

www.spitskopsafaris.com

Share

Posted in Guia - Organizacion de Safari Tagged with: , , , ,

Serval
Mayo 23rd, 2017 by JM Aranda

 

Los pequeños gatos africanos son un reto para el cazador, y suponen una hermosisima coleccion de animales unicos y dificiles de conseguir para el Safarista. Son animales muy esquivos, y normalmente de comportamientos exclusivamente crepusculares.

La caza de los felinos en África no solamente se limita a la caza peligrosa de los grandes felinos (león y leopardo) o la del esquivo guepardo. Hay una interesantísima opción de caza de los pequeños felinos, que suponen un difícil reto para los cazadores que deciden ir a por ellos, sin suponer un gran desembolso económico para nuestros bolsillos.

Muchos safaristas han realizado varios viajes de caza a África, e incluso tienen algunos de los “Big Five”, y sin embargo no tienen entre sus trofeos estos pequeños gatos, que representan un bonito reto para el cazador, por la dificultad que presenta su caza.

 

Caza de  oportunidad

La caza de los pequeños felinos nos obligará a hacer un enorme esfuerzo para localizar nuestra presa, y además incluye un componente de factor suerte en poder tener oportunidad de disparar.

serval

El serval es uno de los pequeños felinos más hermosos

Esta caza nunca estará garantizada por la Orgánica que nos está preparando el Safari, ya que estos pequeños gatos son absolutamente imprevisibles. Si alguien nos garantiza que abatiremos un caracal o un serval… debería hacernos sospechar inmediatamente que hay algún tipo de deshonesta picaresca escondida tras esa oferta de caza.

Nunca deberíamos organizar un Safari en el que estas especies sean la pieza fundamental de nuestro viaje, ya que podría ser que la caza se resista, por mil motivos distintos, y esto hiciese que nos sintiésemos frustrados por no conseguir nuestros objetivos. Lo que debemos hacer es tener ya hablado con el Outfitter, los precios y condiciones de caza de estos animales, y haberle informado de que si surge la oportunidad la aprovecharemos.

El planteamiento más sensato para la caza de estas especies es averiguar las posibilidades reales que hay de abatirlas en la zona donde nosotros cazaremos, e informar al Outfitter que organiza el Safari de que tenemos profundo interés en la caza de estos felinos. Así el Outfitter podrá poner los medios (con el uso de perros, fareo nocturno…) para maximizar nuestras posibilidades de dar con alguno de ellos, y que tengamos una oportunidad de disparar sobre ellos.

cat

El autor con Alejandro Martin cazando caracales en los bosques de Eastern Cape

En ocasiones estos animales simplemente se cruzan en nuestro camino; eso es inusual, pero debemos tener pensada nuestra reacción, para que no dudemos, y podamos aprovechar los breves segundos que nos va a dar… para poder efectuar el disparo.

La primera ocasión que tuve al Caracal fue cazando Kudus con mi amigo Adam Barnard, ya regresábamos al atardecer al campamento. Yo llevaba un 375 H&H con puntas de 300 grains, era único rifle en el coche, cuando frena en seco, y me dice “sube arriba hay un lince en aquellos arbustos, lo he visto agacharse”. Cargue el rifle del 375 H&H y me prepare encima del Toyota, tiramos piedras, tocamos el claxon, aplaudimos…. cinco largos minutos y allí no salía nada. Finalmente ya dudando de su vista, envió a nuestro tracker Ben a inspeccionar los arbustos. “Aquí no hay nada Baas!!!” nos gritó Ben. Aún no había terminado la frase, cuando un caracal grande como un pastor alemán le sale de entre los pies como un misil, impidiéndome dispararlo porque tenía detrás a Ben, y corre por la llanura como un misil rojo que volaba sobre la hierba alta. Le vacié el cargador del H&H casi sin luz, uno alto, dos bajos, uno trasero… y aquel enorme caracal… se fue a criar.

En la caza de estas especies difíciles de felinos no se deben desaprovechar nunca las oportunidades… porque nos darán muy pocas. No se puede elegir ejemplares… porque mataremos aquel que tengamos oportunidad, o quizás ya no veamos ningún otro. Si no lo hacemos así… es muy probable que solo nos traigamos una bonita historia como la mía… pero el gato se quede en África sentado, lamiéndose tranquilo las patas… mientras ve como nuestro avión se vuelve con nosotros hacia Europa.

 

Caracal

El lince africano (Lynx caracal), es un hermoso felino de color leonado, sin manchas, con cabeza pequeña y orejas largas rematadas por dos penachos de pelo. Se trata de un animal muy adaptable, que ha colonizado prácticamente todo África, desde los frondosos bosques cercanos a Ciudad del Cabo, en el Sur, hasta las arenas del Sahara en el Norte, y las áridas tierras de Palestina e Israel en el Este.

 

linx

Sr Youlden con un gran caracal macho

El Caracal es un superviviente nato; en algunas zonas se ha especializado en la caza de aves al salto (tiene una agilidad prodigiosa), y en zonas con menos poblaciones de aves cambia su dieta y se centra en la caza de roedores y antílopes de pequeño tamaño (compitiendo con los conocidos Chacales de Lomo Negro). Los machos suelen pesar 15-18 kilos y las hembras 11-13 kilos; pero pese a su tamaño medio son capaces de depredar con éxito sobre especies que les sobrepasan ampliamente en tamaño.

Es un animal muy esquivo y de hábitos crepusculares. Pasa el día escondido en su cubil, y es al atardecer cuando comienza su patrulla de caza por su territorio; es ese momento el que más oportunidad dará al cazador de encontrarlo mientras se desplaza, o cuando va a beber. Tendremos posibilidad de que aparezca en algún punto de agua mientras estamos haciendo una espera, o que lo veamos campeando al atardecer, nunca debemos desaprovechar esas oportunidades.

En algunas zonas en las que la población de caracales es elevada está autorizada su caza con perros. Esta modalidad de caza es la que más posibilidades tiene de éxito; se usan unos perros de rastro especializados en los rastros de felinos (a veces son los mismos perros que se usan para cazar leopardo), se va campeando por una zona querenciosa, hasta que los perros cortan un rastro fresco de caracal, momento en que comienza una alocada persecución.

linx

Caracal Linx

El cazador debe seguir a los perros a la mayor velocidad posible, porque pronto los perros harán que el gato acosado se suba a un árbol, para huir de la jauría. Cuando lo paran en un árbol, el gato se siente muy nervioso e inseguro, así que debemos aproximarnos sin dudar demasiado, localizarlo rápidamente y efectuar un disparo. Si nos demoramos, o el gato nos ve dando vueltas en torno al árbol buscando un mejor ángulo de tiro, frecuentemente, saltara por encima de los perros, y la persecución comenzará de nuevo.

 

Serval

El Serval (Felis serval) es un pequeño felino, de patas largas y con un hermoso pelaje manchado que recuerda lejanamente al de un leopardo.

Hembra de serval adulta

Sus características principales son sus patas desproporcionadamente largas, que le dan una buena velocidad y le permiten ver por encima de las hierbas altas y su pequeña cabeza, que nos indica su predilección por presas de pequeño tamaño.

Habita preferiblemente áreas de matorral y sabanas. No gusta mucho de subir a los árboles, y prefiere cazar en tierra. Su dieta está compuesta  fundamentalmente de roedores y aves que captura en tierra; solo ocasionalmente ataca a crías de antílope.

Se trata de una especie menos frecuente que el Caracal, y muy valorada por el cazador. En las zonas donde lo hay, deberíamos informarnos si está autorizada su caza, y si se tienen permisos CITES para su posterior exportación a Europa sin problemas.

 

African Wild Cat o Gato Salvaje Africano

El Gato Salvaje (Felis silvestris lybica) es el primo africano de nuestro Gato Montés europeo.  Hay un par de subespecies, y no todas se pueden cazar en todas las áreas (ya que algunas son comunes y otras no tanto).

wildcat

El autor con un Gato Salvaje Africano cazado con rifle del calibre 22-250

Deberemos informarnos antes del comienzo de la cacería de si existen permisos para poder cazarlos, e indicar al Outfitter que tenemos interés en conseguir uno. Es una caza de oportunidad, pero la suerte en la caza… hay que buscarla.

Este gato es un felino pequeño, ya que puede oscilar entre los 2.5 Kg de una hembra joven hasta los 6 Kg de un gran macho. Presenta la clásica coloración grisácea con lunares oscuros de los gatos salvajes.

Habitan todo África excepto los desiertos arenosos, y su nivel de adaptabilidad es altísimo. Se trata de un pequeño animal excepcionalmente discreto y difícil de detectar.

Pese a que la población sea saludable y elevada, lo lógico es que no veamos ni uno solo, a no ser que hagamos escapadas de caza nocturnas, y que nos ayudemos de focos, lo que nos permitirá localizarlos mientras ellos están deambulando por su territorio de  caza en busca de roedores y otros pequeños mamíferos y reptiles.

 

Calibres adecuados

Estos tres felinos tienen todos ellos piel muy blanda, y son animales delicados. Cualquier calibre de rifle pequeño puede abatirlos sin ningún problema, incluso las carabinas del calibre ’22. Nuestro mayor problema a la hora de cazar estos animales es que frecuentemente nos dan una oportunidad mientras estamos cazando otro tipo de animales, con rifles de calibres grandes, y si le disparamos con ese calibre, desharemos el gato, arruinando el trofeo.

Si salimos de noche a farear, y buscamos cazar gatos, llevaremos el rifle más pequeño que podamos conseguir, y/o una escopeta de cartuchos (con perdigones medios), que serán más que suficientes para hacernos con estos pequeños felinos.

Si cazamos con perros de rastro, normalmente el disparo es desde una distancia muy corta, con el gato medio oculto entre las hojas y las ramas. En ese caso la mejor opción es una escopeta.

Si finalmente vamos a usar rifles, hay otra opción válida que es elegir un proyectil blindado de tipo militar (full metal jacket), que no expande, y va a pasar al animal de lado a lado, provocando un orificio de entrada y otro pequeño de salida, sin dañar apenas la piel.

 

Taxidermia

Solo hare una pequeña mención al tema de la taxidermia de estos animales, que me parece importante señalar. Estos animales pequeños frecuentemente se naturalizan de cuerpo entero, y son trabajos muy difíciles para un taxidermista.

fortune

Un dia afortunado… dos especies complicadas en la misma mañana

Conseguir una  expresión natural es muy difícil en los felinos, porque la musculatura de la cara es muy complicada de imitar. No es como reproducir la cabeza de un herbívoro, que no tiene músculos en los lados del cráneo y apenas es capaz de cambiar su expresión.

Si usted ha tenido la suerte de hacerse con uno de estos gatos… asegúrese muy bien de a quien se lo va a llevar. La mayoría de los taxidermistas no tienen experiencia en este tipo de animales, y debería usted pedirle fotos de trabajos anteriores de este tipo, que le permitan hacerse una idea de las capacidades de este taxidermista trabajando felinos. No intente ahorrarse cuatro cuartos en la naturalización de su pequeño felino… porque si se lo hacen mal… habrán arruinado completamente el trofeo.

 

Conclusiones

Poder tener estas especies en su sala de trofeos es un lujo al alcance de pocos, ya que estas especies no son caras, pero son muy difíciles de conseguir. Si usted está interesado en conseguirlas, debe hacérselo saber a su Outfitter, para preguntarle la densidad de estas especies en la zona de caza, y disponibilidad de permisos CITES.

Como son especies de poco valor económico, frecuentemente los Cazadores Profesionales (PH) mostrarán escaso interés en trabajar duro para que el cazador consiga un “gato” (más cuando saben que pueden trabajar mucho durante días/noches para no obtener ningún resultado). El PH prefiere que el cliente le diga que quiere  un Kudu, que normalmente sabe dónde encontrarlo, sabe cómo matarlo con facilidad, y además vale mucho dinero.

Es muy dificil tener la oportunidad de observar un serval a plena luz del dia, su comportamiento es esencialmente nocturno.

Aquí estará la habilidad del cazador de saber “incentivar” al equipo con alguna propina extra si se consigue el gato, de modo que nos aseguremos que tanto el PH como los trakers, dan lo mejor de sí mismos para conseguir que nosotros tengamos una oportunidad de disparar sobre el felino. Recordemos que si ellos consiguen ponernos delante de algún gato, y nosotros fallamos, ellos han hecho su trabajo (aunque nosotros no) por lo que deberíamos premiar su trabajo con la prometida “propina”.

No deberíamos poner un objetivo estricto de conseguir uno de estos trofeos durante el Safari, ya que es muy fácil que volvamos sin él, y nos pondría un sabor agridulce, como de haber fracasado en nuestro objetivo. Más bien deberemos valorarlo como un “premio adicional” que puede ser que consigamos además de nuestro safari de antílopes, y si se consigue… nos dará una doble alegría.

Y sobre todo… aunque no lo tengamos decido, aunque en ese momento no nos venga bien… mi mejor consejo es NUNCA dejar pasar una oportunidad sobre estas especies… ya que cuando esta surge por azar del destino, es posible que nunca volvamos a tener otra.

 

Nos vemos cazando en África

José María Aranda

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , , ,

Sable
Mayo 21st, 2017 by JM Aranda

Cazando Antílope Sable

 

 

El Sable es uno de los antílopes más hermosos que existen en Africa. Los grandes machos tienen color negro zaino, con máscara blanca; y portan orgullosos un par de cuernos curvos y anillados que le dan nombre a la especie.

Se trata de  un animal exclusivo, y por esto son pocos los cazadores que lo tienen en sus salas de trofeos. Es fuertemente territorial, y los machos muestran mucha agresividad entre ellos, por eso es un animal complicado de mantener en fincas pequeñas. Esto hay que cuidarlo especialmente si conviven machos y hembras.

 

Sable

este es el impresionante Sable de 44′ cazado en este video

 

Cazar un Sable, es un sueño para la mayoria de los Safaristas, y por esto es una especie icono para los cazadores.

 

Nos vemos cazando en Africa

JM Aranda

http://www.spitskopsafaris.com/

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , , ,

LIon face
Mayo 20th, 2017 by JM Aranda

Leones y vallas es un analisis  del debate candente que hay en estos ultimos años sobre la discutida caza de leones en Sudáfrica.

 

La protección de la fauna

 

El siglo XIX y la época dorada de los Safaris, en la que las extensiones infinitas de África estaban densamente pobladas de caza quedó atrás hace muchos años. Desgraciadamente este mundo se está llenando de gente, y África más rápidamente que otras zonas del globo; y estos nuevos millones de personas presionan a los ecosistemas roturando nuevas tierras, pastoreando o construyendo poblaciones donde antes no había nada. Caza vez quedan menos territorios vírgenes, alejados de la civilización, donde la fauna prospere sin intervención del hombre.

 

En este nuevo y complejo mundo en el que a la fauna de hoy le toca vivir, y a nosotros cazar, la protección de la Naturaleza y de la fauna es básica para su supervivencia. Ha habido y sigue habiendo distintos sistemas de gestionar la protección de la fauna:

 

  • El viejo sistema de que la fauna “no es de nadie”, porque los animales son libres, se ha comprobado como un mal sistema, ya que nadie se encarga de protegerla. En las áreas donde la fauna no tiene protección, pronto las poblaciones se ven seriamente mermadas por el furtivismo, la desaparición de su ecosistema, o la caza incontrolada.
  • El primer paso histórico en el conservacionismo de la fauna fue cuando se establecieron áreas de caza, que eran propiedad del Rey, modelo que se dio frecuentemente en Europa, como sistema para que el mismo Rey pudiese disfrutar en exclusiva de áreas de caza con mucha fauna, a costa de privar de esa caza a sus súbditos. Este fue el embrión de muchos de los Parques Nacionales de hoy en día.
  • Hay otra posibilidad, modelo utilizado en los Parques Nacionales modernos, que consideran que la fauna es propiedad del pueblo en su conjunto, y por lo tanto debe ser protegida por sus representantes, el Gobierno y sus funcionarios. Pero este sistema solo se ha demostrado realmente efectivo en África cuando se ha combinado con la propiedad pública del terreno, en los Parques Nacionales; y ha sido un fracaso en las áreas de propiedad privada.
  • Uno de los modelos más exitosos de gestión de la fauna en África ha sido el modelo Sudafricano, que consiste en que la propiedad de la fauna es del dueño de la tierra, igual que los árboles, las rocas y todo lo que hay sobre su propiedad. Este modelo gestiona el 70% del total de la fauna sudafricana, y es un ejemplo claro de una gestión que funciona bien, ya que el granjero propietario de la tierra, valla su propiedad y se encarga de cuidarla, gestionarla y protegerla.

 

Las vallas y la ética

 

La fauna en el s.XX ya no se mueve libremente por áreas infinitas, ya que en el mundo moderno, se ve limitada por los elementos naturales que siempre ha habido como ríos y accidentes geográficos, o por nuevos elementos artificiales, como autopistas, áreas urbanas o zonas agrícolas que limitan sus ecosistemas. Asi pues, la existencia de vallas que limiten su movimiento no deja de ser una nueva limitación, porque de hecho ya existían áreas más o menos “cerradas” por los elementos citados, donde los animales están viviendo como en “islas” en mayor o menor medida.

 

La caza ética implica que el animal cazado tenga oportunidad de huir del cazador, y que si el animal es capaz de detectar la amenaza y huye, pueda salvar su vida. Para que este hecho se dé, es imprescindible una extensión mínima del área de caza, ya que esa la que permitirá al animal que ha huido que difícilmente podrá volver a ser localizado inmediatamente para volver a cazarlo. Por suerte, la gran mayoría de las fincas en Sudáfrica son de extensiones grandes, de modo que los animales cuesta localizarlos, hay que rececharlos haciendo “las cosas bien” para tener éxito, y si nos detectan y huyen, habremos perdido nuestra oportunidad y tendremos que buscar otra nueva manada de animales para volver a repetir otro lance.

 

 

lioness

Leona con cria

La caza ética en un área vallada debería ser igual para la caza de leones u órix en Sudáfrica que para la de venados en Toledo; al fin y al cabo consiste en que pese a la existencia de vallas, el animal tenga oportunidad de escapar.  La existencia de vallas no debería más que garantizar, que en el área que vamos a cazar habrá las especies que buscamos y en la densidad deseada, cosa que nunca podremos saber con certeza en áreas abiertas.

Desgraciadamente con demasiada frecuencia ha habido picaresca en la organización de Safaris por parte de organizadores con pocos escrúpulos, y ha hecho que algunos sufridos cazadores hayan estado diez días dando vueltas en un pantanal infecto, en busca de unos pocos búfalos de los que no han llegado a ver más que algunas huellas en el barro en los diez días que allí han estado; pero esto no es exclusivo de África, ya que cualquier cazador español sabe tristemente de monterías en las que han pagado una fortuna por un puesto y luego no había animales en la mancha.

 

Leones en áreas valladas

 

Los leones son una de las especies más complicadas de hacer convivir con el ser humano. En cualquier área mínimamente habitada, la existencia de poblaciones de leones da lugar a frecuentes problemas con los nativos, las menos veces por ataques a personas, la mayoría de las veces por ataques a ganado o merodear en la cercanía de los poblados.

lion

Leon al atardecer

Esto suele acabar con la muerte de los leones… y a medio plazo con la desaparición de la población leones en el área.

 

Asi pues, las poblaciones de león solamente sobreviven en estado salvaje en áreas muy remotas o en los Parques Nacionales; en estas circunstancias, la posibilidad de que en fincas valladas haya poblaciones viables de león en manos privadas es una oportunidad de vida para muchos leones.

Obviamente los leones, para realizar una gestión ética de los mismos, deben vivir en un espacio lo bastante amplio para que el ecosistema, y las poblaciones de herbívoros que habitan en la granja sean capaces de sostener esa población de depredadores sin que los lleve a la extinción.

 

Lógicamente, en las fincas donde hay leones, cuando se cazan antílopes, se suelen dejar los cuerpos allí, para que la carne sea comida por los leones, y de ese modo estén alimentados unos días, y no cacen nuevos animales en los dos o tres días siguientes; evitando así el exceso de caza sobre las poblaciones de antílopes.

lioness

Caza de leona en Sudafrica

La gestión de fincas con leones es complicada, ya que cuando el macho dominante es cazado, el nuevo señor del harén suele matar a los cachorros para conseguir que las leonas entren de nuevo en celo en un periodo breve de tiempo; por esta razón, normalmente se mantienen unas cuantas leonas reproductoras en una área pequeña separada, allí ellas crían sus camadas, y cuando los leones jóvenes ya se independizan de sus madres (a los 12-18 meses de edad) se sueltan en el área general, donde se integran en la manada.

 

Los verdaderos cazadores deberíamos estar en desacuerdo con la caza “enlatada” de leones, si esa caza consiste en disparar a un animal que acaba de ser liberado o que se caza en un área muy pequeña donde el animal no tiene escapatoria. El cazador deberá sospechar de aquellos Outfitters que le llevan a un sitio donde solamente ven al león que tienen contratado, y no hay ni rastro de leonas ni de otros leones de otros tamaños, o de aquellos sitios donde no se ven restos de animales devorados en ningún sitio de la zona de caza; esos son signos inequívocos de un león que ha sido criado en una área cerrada y que acaba de ser liberado en la zona de caza, y ése es el único león suelto en toda la finca.

 

lion

Leon enfadado

Sin embargo la caza de leones en áreas valladas no ha de ser así forzosamente, se puede y se debe hacer de otra manera, ya que la caza sostenible de leones en áreas valladas es el único futuro que existe para que los leones sobrevivan fuera de los Parques Nacionales. Se pueden cazar leones en fincas grandes, donde mientras se va buscando el que a nosotros nos interesa veremos otros ejemplares, y podremos ver signos de que los leones han cazado, y que los leones viven en ese área de una manera natural aunque sea controlada.

 

Esta caza debe hacerse como la caza de cualquier otro antílope de los que cazamos habitualmente en nuestros Safaris. Debemos asegurarnos con la organización del Safari de que los leones están libres en el área de caza, que hay una población de leones que vive y caza allí de manera autónoma, y que la finca tiene la dimensión suficiente para sostener esa población y permitirnos una caza real que suponga un reto para nosotros y que permita que los leones tengan su posibilidad de huida, una oportunidad ética para sobrevivir.

 

 

LIon face

La cara del verdadero señor de Africa… el rey

La caza de leones en areas valladas no es la caza ideal que todos los cazadores desearíamos, pero no todo el mundo puede permitirse hacer un Safari de 21 dias en Tanzania, pagar unas tarifas diarias y unas tasas de abate escalofriantes; menos de 100 leones completamente libres se cazan cada año en todo el continente negro. Sin embargo cada año se cazan en Sudafrica más de 400 leones nacidos en cautividad, y por este medio muchos cazadores de todo el mundo pueden cumplir su sueño de tirar uno de los “big five”.

 

Lo que siempre debemos tener en cuenta los cazadores es lo siguiente, si no hay caza de león permitida en áreas valladas, ningún granjero va a mantener una manada de leones en su finca, que cada semana le van a matar un par de antílopes, y que nadie le pagará, ya que eso arruinaría su economía. En Sudafrica no hay ni un solo leon salvaje fuera de los Parques Nacionales, de modo que si esos leones manejados por fincas privadas desaparecen, las poblaciones de león se verán restringidas unicamente a los Parques Nacionales, y además su caza deportiva se convertirá en muy excepcional (porque apenas habrá permisos) y prohibitivamente cara.

 

Jose María Aranda

 

arandalaudo@gmail.com

 

 

 

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , , ,

Plains game
Mayo 19th, 2017 by JM Aranda

 

 

El Blesbok y su pariente cernano el Bontebok, son dos especies de antilopes tipicas del Sur de Africa. Este artículo intenta profundizar en el conocimiento de estas dos especies de antílopes, muy cercanamente emparentadas entre sí, y que forman parte de las listas habituales en cualquier safari de antílopes africano. Pretende dar unas cuantas ideas que ayuden al cazador que tiene planeado el cazar un buen trofeo de alguna de estas dos especies, facilitándole pistas que le ayuden a planear la caza, la selección del animal idóneo y el disparo sobre su trofeo.

 

Historia

 

Blesbok

Un blesbok cazado por Alejandro Martin cazado con 300 Win

El Blesbok (Damaliscus pygargus phillipsi) y el Bontebok (Damaliscus pygargus dorcas), son dos especies de antílopes íntimamente relacionados, ambos pertenecen al genero de los Damaliscos, ampliamente distribuido por África. Forman parte del amplio abanico de antílopes de talla media, habituados a vivir en las planicies herbáceas, y precisamente por su hábitat son muy sencillos de ver y localizar.

 

En el siglo XIX los granjeros los llevaron a ambos casi hasta su exterminio, en su afán por librar las áreas ganaderas de ningún tipo de animal salvaje que compitiese por los pastos con el ganado. Hacia 1900 solo quedaban pequeñas poblaciones aisladas de ambos antílopes, de unos 2100 blesboks y 27 bonteboks en estado salvaje.

 

Los esfuerzos que se realizaron posteriormente  a lo largo del s. XX por recuperar ambas especies han sido muy exitosos, ya que se trata de animales adaptables que prosperan bien en una amplia variedad de ecosistemas. Actualmente son especies frecuentes en cualquier granja de caza sudafricana, y el blesbok incluso es cazado por su carne, ya que se trata de una especie relativamente económica.

 

Colores

 

El Bontebok se caracteriza por tener unos colores tremendamente nítidos, ya que sus marcas blancas en cara y patas son de un color blanco níveo, y su lomo es de un color castaño oscuro, los africanos dicen que en el bontebok el blanco es más blanco y el marrón es más marrón”.

 

Blesbok cazado por Sr Campillo en Sudáfrica

Blesbok cazado por Sr Campillo en Sudáfrica

Realmente quien caza un bontebok busca su piel con intensos colores definidos, ya que en un trofeo montado de pecho es donde se aprecian todos esos detalles, rasgos que no se aprecian en sus cuernos.

 

El Bontebok es un antílope caro, y mucho menos frecuente que el Blesbok; por su estatus de especie amenazada las granjas que pretenden criarlo están todas registradas. Además los propietarios que quieren criar bontebok tienen prohibido por la Normativa del Departamento de Nature Conservation el mantener Blesboks en la misma finca para evitar las indeseables hibridaciones, ya que al ser especies tan próximas ambas pueden cruzarse entre si e incluso producir hibridos fértiles.

 

White Blesbok

Trofeo medalla de oro 16,5 pulgadas cazado en Spitskop Safaris por Sr. Hernandez

El Blesbok tiene dos colores diferentes del normal, el blesbok blanco y el dorado, que son fruto de mutaciones genéticas que en un momento dado se dieron de manera natural, y que posteriormente se han cruzado entre si para fijar ese gen de color atípico. El blesbok blanco es un animal albino, que se caracteriza por unos cuernos color marfil, y el blesbok dorado es muy poco frecuente y presenta una capa color canela en todo el lomo.

 

Todas las diferentes variaciones de color son valoradas en Rowland Ward como Blesbok, aunque cuando se trata de colores atípicos (blanco y dorado) se hace mención del mismo en la entrada correspondiente; sin embargo Safari Club Internacional si que reconoce el Blesbok blanco con una clasificación independiente en su libro de récords.

 

Dimorfismo sexual

 

Blesbok Female

Blesbok Hembra trofeo de 17 pulgadas , medalla de Oro. Cazado por el autor en Rooipan Farm – Kimberley

Esta especie tiene la particularidad de que las hembras tienen cuernos de buen tamaño, no así como otras especies de antílopes en las que las hembras no tienen cuernos (impala, waterbuck o kudu) o son de un tamaño y grosor considerablemente menor (springboks o elands).  Machos y hembras tienen un tamaño similar, de modo que el cazador debe tener especial cuidado para asegurarse de tirar un macho, cuando lo que persigue es un buen trofeo.

 

El cazador habrá de fijarse en algunos detalles a la horade identificar un macho de blesbok:

  • cuernos generalmente más gruesos
  • la parte delantera de los cuernos tiene los anillos como “desgastados” y en esa zona los anillos son de un color más claro.
  • los machos suelen llevar unas marcas amarillentas en la zona blanca de la cara, segregado en unas glándulas que tiene delante del ojo.
  • los machos escarban en el suelo, y de ese modo marcan con el olor que segregan sus glándulas de la cara, y eso hace que con frecuencia lleven barro en la cara y cuernos.
  • funda del pene, en la zona baja del abdomen. Este rasgo es completamente seguro, pero no siempre es visible si hay hierba alta.

 

Diferencias entre Blesbok y Bontebok

 

Aunque de aspecto muy similar en un primer vistazo, el ojo acostumbrado a ver estos animales pronto es capaz de diferenciar los rasgos característicos de cada una de las dos especies.

 

Blesbok Bontebok
Cuernos Anillos claros por delante

Los anillos no son completos por detrás

Cuernos completamente negros

Anillos completos

Marcas de la cara La mancha blanca suele estar partida en dos, por una zona marrón sobre los ojos. No es una regla fija.

Marcas amarillentas en el morro por las glándulas preorbitales.

La mancha blanca suele ser continua de arriba abajo. No es una regla fija.

No se ven marcas amarillentas, sino que el morro es completamente blanco.

Color Capa marrón hasta marrón rojizo Capa de un intenso color chocolate
Patas Color más claro que el cuerpo Completamente blancas
Panza La zona blanca de la panza no es muy grande La panza tiene una gran zona completamente blanca
Ancas Ligeramente más claro que el cuerpo alrededor de la cola Gran mancha blanca  nieve alrededor de la cola
Tamaño Algo mayor que el bontebok Algo menor que el blesbok

 

Una de las marcas más fácilmente visibles para el cazador desde la distancia es que los blesbok suelen tener la mancha blanca de la cara partida en dos, mientras que los bontebok suelen tenerla continua desde arriba hasta abajo, pero este rasgo es frecuente pero no es una regla fija, por lo que nos sirve como orientación pero no es definitivo.

 

Juzgando un buen trofeo

 

Bontebok

Bontebok cazado en Sudáfrica por el Sr Rodriguez

Cuando recechamos un grupo de blesboks o bonteboks, normalmente no tenemos demasiada cobertura para una aproximación, ya que es un animal que gusta de  pastar en espacios abiertos. Es frecuente que tengamos que juzgar el trofeo desde una distancia considerable, y decidir si el animal es lo que nosotros estamos buscando antes de iniciar la aproximación.

 

Este animal tiene una vista muy aguda, y al se un animal gregario que siempre vive en grupo la manada rápidamente se pone alerta ante cualquier amenaza posible, aunque sea detectada a bastante distancia. Una vez detectados los cazadores por la manada, será muy difícil que el cazador se acerque por debajo de la “distancia de seguridad” porque la manada emprenderá la huida. Si los animales no han sido presionados en exceso por otros cazadores recientemente, lo normal es que los blesboks te permitan acercamientos hasta distancias de unos 250 metros antes de iniciar la huida de la manada, y los bonteboks, que tienen mucha menos presión cinegética habitualmente, suelen permitirte acercarte hasta los 180 metros aproximadamente, aunque lógicamente esta es una regla solo orientativa.

 

Hay dos métodos para valorar desde lejos la longitud de un blesbok o bontebok:

  • la longitud de las orejas comparada con las puntas de los cuernos. La parte anillada del cuerno siempre suele medir 12’ (no menos de 11’ ni más de 13’); y las orejas miden habitualmente unas 6’, de modo que si la parte no anillada del cuerno tiene la longitud de media oreja tendremos un animal de 15 pulgadas
  • longitud de los cuernos comparada con la longitud de la cabeza. Si los cuernos nos parecen similares al tamaño de la cabeza estaremos frente a un animal con un trofeo en torno a 15,5’, si los cuernos parecen más largos que la cabeza estaremos ante un trofeo de 16’ a 17’, si son mucho más largos que la longitud de la cabeza estaremos en un monstruo de 17,5’ o más.
  • como pista adicional, hay que intentar ver el trofeo desde el lateral antes de decidirnos si lo vamos a disparar, ya que por regla general, los cuernos con forma de S acusada siempre dan mayor medición que los más rectos.

 

Hay que recordar que para Rowland Ward, el tamaño mínimo para entrar en el Libro de Récords es 16,5’ y el record absoluto es de 20,5’. Para el SCI, que usa el sistema de medición de longitud de ambos cuernos más grosor en la base de los mismos (método de medición numero 1 del SCI), el mínimo son 39’ y el record 56.5’

 

Ram

Blesbok macho

En cualquier caso, una manada de blesbok o bonteboks siempre presenta para el cazador deportivo el mismo problema que todos los animales gregarios. Después de una dificultosa aproximación (quizás incluso arrastrándonos entre la hierba) llegamos a una minima cobertura (roca, arbusto, termitero…) que nos permita ocultarnos de su aguda vista y conseguimos una buena posición de disparo a una distancia razonable.

Nuestro PH comienza a escudriñar el grupo con sus prismáticos mientras nosotros buscamos una posición confortable y estable de tiro. Cuando el PH te dice el macho bueno es el sexto por la derecha, tu te pones a buscarlo con tu visor, y mientras vas contando, una hembra se ha cruzado delante y no se le puede tirar, luego tiene una cría detrás, y no se puede tirar, luego se mezcla con otros dos y no se ve bien cual es… y al final… una hembra se queda mirando tu arbusto… duda un momento… y se echa a correr con ese trote bamboleante… se lleva a todo el grupo a dos kilómetros de distancia… y vuelta a empezar.

Recechar animales gregarios, en manadas con docenas de ojos, y en las que siempre hay animales vigilando… es un bonito reto para el cazador, que puede llegar a tener que sufrir mucho para tumbar el blesbok que desea.

 

Si usted va a cazar blesbok, ¿que es lo que puede esperar traerse a España? Lo normal es cazar un ejemplar adulto, en torno a 15’; cualquier animal por encima de 17’ es un excelente trofeo (entra en RW y es un oro SCI), y si usted tiene la suerte de cazar un animal en el entorno de 17,5’ tiene un monstruo y difícilmente cazara otro así en su vida.

 

Plains game

Un animal que habita siempre en la llanura.

En el caso de que usted vaya a cazar un bontebok, especie mucho menos frecuente, y del que hay menos posibilidad de elegir que macho cazar… usted simplemente intentara abatir el mayor de los que haya en donde esté cazando. Cualquier macho adulto con longitud superior a 13’  es un trofeo representativo; machos de 14’ se consideran buenos; y cualquier trofeo mayor de 14,5’ es muy difícil de encontrar.

 

Pero en cualquier caso, siempre recuerde lo siguiente. Este animal que usted va a tirar es “su trofeo”, así que usted debe estar seguro que es el animal que a usted le gusta, ya que luego estará durante mucho tiempo en su sala de trofeos recordándole ese momento. Asimismo asegúrese de que lo caza del modo en que a usted le gusta cazar, ya que cuando lo vea, recordará como lo tiró, las circunstancias en que lo hizo y lo que le hizo sufrir para conseguirlo… y eso solo lo sabrá usted.

Calibres adecuados

 

El blesbok y el bontebok son animales de llanura, que suelen pastar en espacios abiertos, por lo que debemos estar preparados para realizar tiros largos, casi siempre por encima de los 200 metros, y con frecuencia bastante más por carecer de posibilidad de acercarnos más sin ser descubiertos por la manada. Conviene recordar siempre que cuando se tira a larga distancia es básico que el animal esté parado, porque aunque se este moviendo al paso, es frecuente hacer disparos traseros, que impactaran en las tripas del animal, nos obligaran a pistearlo, y nos pueden complicar mucho la cacería.

 

 

Blesbok group

Grupo de blesbok en su habitat favorito, la llanura

Los rifles que tiran tenso y regulados con el cero a 200 metros son una buena opción para este tipo de caza de llanura, ya que nos evitan tener que corregir demasiado cuando estamos apuntando al animal. Yo recomiendo calibres desde el 308 Win para arriba, y los short magnum que tan de moda están en los últimos años son una buena opción para esta caza.

 

Estamos hablando de un antílope de unos 70 kilos, de modo que necesitamos cierta capacidad de penetración a la hora de elegir el proyectil. Buscaremos proyectiles en que la camisa vaya soldada al núcleo, y con buen coeficiente balístico. Es un animal sorprendentemente duro, y aun herido hace esfuerzos increíbles por seguir a su manada, y desgraciadamente, por las distancias a las que se le tira, es habitual que la colocación del disparo no sea todo lo perfecta que el cazador desease; así pues una vez alcanzado, el cazador debe repetir el disparo rápidamente si el animal no está en el suelo, para evitar que salga huyendo tras la manada.

 

Conclusión

 

Blesbok

Blesbok macho

El blesbok es una elección habitual en casi todos los safaris de antílopes, es un trofeo de talla media, y es económico. No es una especie difícil de conseguir, de modo que debemos intentar “hacer las cosas bien”, cacémoslo a pie, entrémosle a la manada hasta conseguir una buena oportunidad de disparo, valoremos los ejemplares que tenemos delante y elijamos un buen macho. Si no encontramos en la manada el macho que buscamos dejémoslo correr, y hagamos saber al PH que buscamos un trofeo mayor. Hay muchos blesboks en todas las fincas, de modo que no hay que correr en tirar el primero que se nos ponga a tiro.

 

El blesbok blanco, la variedad albina del blesbok, es bastante común y también tiene un precio económico. Tiene la particularidad de que los cuernos tienen un bonito color marfil, que destacan mucho incluso en trofeos realizados únicamente de cráneo.

 

 

Blesbok dorado, un trofeo completamente exclusivo

El blesbok dorado, muy raro y difícil de encontrar, es también un animal exclusivamente buscado por los coleccionistas de especies. Normalmente es el último que cazan aquellos cazadores que desean tener en su sala de trofeos el “Blesbok Grand Slam”, que supone el tener tres trofeos medallables de las tres variedades cromáticas de blesbok (normal, blanco y dorado).

 

El bontebok es un animal exclusivo, que por su rareza o por sus intensos coloridos justifica su caza como animal de colección, solamente cuando el cazador vaya a realizar una naturalización de pecho del trofeo conseguido. Recordemos que la existencia actual del bontebok se debe a la caza y a los cazadores de safaris, ya que después de llevarlo los granjeros hasta prácticamente la extinción, han sido las granjas de caza sudafricanas, las que lo recuperaron y lo han llevado a los niveles de hoy en día. Si usted algún día tira un bontebok, debe recordar que usted y los cazadores que le precedieron son quienes han hecho posible que este precioso animal siga hoy pastando en África.

 

Nos vemos cazando en Africa

Jose Maria Aranda

arandalaudo@gmail.com

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , , , ,