Warning: fopen(/homepages/31/d681165485/htdocs/app681165650/wp-content/plugins/akismet-privacy-policies/languages/akismet-privacy-policies-es_ES.mo): failed to open stream: No such file or directory in /homepages/31/d681165485/htdocs/app681165650/wp-includes/pomo/streams.php on line 153

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /homepages/31/d681165485/htdocs/app681165650/wp-includes/pomo/streams.php:153) in /homepages/31/d681165485/htdocs/app681165650/wp-content/plugins/post-views-counter/includes/counter.php on line 292
Hipopótamo : El sexto grande - Hunting Africa

Hipopótamo : El sexto grande

Hippo

Hipopótamo (Hippopotamus amphibius) es uno de los más conocidos iconos de África, su imagen masiva de corpulencia es una de las más impresionantes que te puedes encontrar en la fauna africana.

 

Hippo

Hipopotamo con el disparo en la frente

Los hipopótamos son animales únicos y absolutamente peligrosos, ninguna otra pieza de caza se le parece, y su caza en un entorno acuático siempre resulta un reto interesante. Aunque tradicionalmente no está considerado entre “Los 5 Grandes”, que son león, leopardo, elefante, búfalo y rinoceronte; claramente es el “Sexto grande” ya que nadie duda que la caza de este coloso es una actividad peligrosa.

 

Biología y comportamiento

 

Hembra de hipopotamo con cria

El hipopótamo  es un animal semiacuatico tremendamente agresivo, que es temido por esta causa en toda África, y además es el tercer mamífero terrestre más grande del mundo, después de elefantes y rinocerontes. Lidiar con un hipo enfadado no es una actividad cinegética que puedan llevar a cabo quienes no estén seguros de tener sangre fría y nervios templados.

 Es un herbívoro, que pasta en la hierba cercana a los ríos, que por tener una piel delicada debe pasar las horas de sol refrescándose en el rio, ya que al tener la  piel carente de pelo no aguantan una exposición prolongada al duro sol del día. Sin embargo a la caída de la tarde, los hipopótamos salen del agua, y de dirigen hacia las zonas de pasto en ocasiones incluso a considerable distancia del rio, en las que se alimentaran durante las horas nocturnas.

 Los hipopótamos pese a ser animales de gran tamaño, se mueven con agilidad fuera del agua, su corpulencia no debe engañarnos, ya que son capaces de desarrollar velocidades en tierra de 30 km/h. El hipopótamo a diferencia de los cocodrilos, ataca con frecuencia fuera del agua, y cuando se siente amenazado busca su refugio dirigiéndose rápidamente de nuevo a la protección que le proporciona el agua (donde sus enemigos no pueden alcanzarle). Por ello hay un viejo dicho Africano que dice que “si quieres ver de frente a la muerte, interponte entre un hipopótamo y el agua”

 Los mayores hipopótamos machos pueden sobrepasar las 2 Toneladas de peso, aunque las hembras rara vez sobrepasan 1.4 toneladas.  Los ojos, las orejas y los orificios nasales están situados en la parte superior del cráneo, se trata de una adaptación al medio semiacuático, de modo que puedan permanecer con el cuerpo sumergido, y asomar sobre el nivel del agua solo la parte superior del cráneo y así poder ver, oír y respirar.

 Su piel tiene un increíble grosor de 6 centímetros, y le protege de los ataques de depredadores, y de las agresivas peleas que se producen constantemente entre los machos, en los que los caninos inferiores son usados para apuñalar a sus rivales. Sus orificios nasales se cierran automáticamente cuando el hipo se sumerge, de modo que no entra agua en su aparato respiratorio.

 

Hippo

Hipopotamo con su mandibula abierta

La mandíbula de un hipopótamo es un diseño asombroso de la naturaleza. Los poderosos  músculos maseteros le proporcionan una brutal fuerza de mordida, la articulación que une ambas mandíbulas está situada tan atrás que le permite abrir sus fauces con un ángulo cercano a 180 grados; y además está dotado de unos inmensos caninos de marfil, que se afilan continuamente cada vez que cierra la boca, frotándose contra el diente de la mandíbula superior. Los largos caninos inferiores, que crecen hasta una longitud asombrosa de 40-50 cm. de largo (fundamentalmente  en los machos), son usados como afiladas dagas por los machos en sus continuas luchas, ya que éstos son animales agresivos y pendencieros.

 

Distribución

El Hipopótamo se encuentra ampliamente distribuido en la gran mayoría de ríos y lagos de todo el África subsahariana, desde el África ecuatorial (Congo, Tanzania o Kenya) hasta Sudáfrica. Se le caza por su carne, que es consumida por los nativos en todo África y por sus colmillos de marfil, que se venden como sustitutivo del marfil de elefante. Su situación no es excesivamente preocupante y se encuentran poblaciones saneadas en la mayoría de las zonas de caza.

 

Peligrosidad

 Suelen establecerse en grupos controlados por un macho dominante, que establece su pequeño territorio en una zona del rio, y en el que vive todo su grupo familiar, que puede ser desde un modesto harén de 2-3 hembras hasta grupos enormes de 20 hembras.

 El macho defiende constantemente y con una agresividad manifiesta su territorio, de la presencia de otros machos rivales, o de cualquier otro intruso como pueda ser un bote cargado de humanos. Cualquiera que invada “su” zona de control es visto como un intruso al que hay que echar inmediatamente, y el gran problema es que nadie excepto él mismo sabe donde empieza y donde acaba el territorio de cada hipopótamo. Es por esto por lo que los hipopótamos causan muchas muertes cada año en África, porque los ataques son frecuentes, y por la fuerza que tiene un animal del tamaño de éste…  con frecuencia son ataques con consecuencias mortales.

 

Hipopótamo

Hippo

Cuando los encuentros con los hipos se realizan en Tierra su agresividad es elevada, ya que ellos no se sienten tan protegidos. Las hembras acompañadas de crías son agresivas para proteger su pequeño, y los machos son agresivos en todo momento. Si se sienten amenazados buscan regresar al agua, donde se sienten más protegidos, y nada puede detenerlos en su camino hacia el agua, son como un tren de  mercancías a toda máquina imposible de detener.

 Los hipopótamos han sido sorprendentemente bendecidos por el mundo occidental por una imagen dulce, cariñosa  e infantil; esta situación es completamente alejada de su agresiva realidad, ya que los hipopótamos tienen un muy mal carácter y un comportamiento agresivo y peligroso; están considerados como el animal más peligroso de Africa.

 

Caza

 La caza deportiva de hipopótamo es una actividad altamente peligrosa, ya que se trata de uno de los animales más agresivos, considerablemente más agresivo que cocodrilos o elefantes. Un hipopótamo cargará con frecuencia hacia los cazadores, y no es un animal fácil de parar, ya que hay que colocarle una bala en el cerebro, que se encuentra en la pequeña “V” que tiene entre los dos ojos.

 

Hippo

Hipo en el agua

Pese a no estar considerado como uno de “los 5 Grandes” por los safaristas clásicos, sin duda se ha convertido por derecho propio en una de las cazas peligrosas que se realizan en África. Adicionalmente el entorno acuático en el que se lleva a cabo es un aliciente de cazar en un entorno  diferente, un medio en el que no nos sentimos tan comodos como en tierra; zonas encharcadas, usando botes frecuentemente, y normalmente en zonas donde además de los hipopótamos solemos tener la inquietante presencia de cocodrilos a nuestro alrededor.

 Para seleccionar el trofeo a abatir, normalmente se busca el macho dominante, ya que los machos tienen colmillos caninos mucho mayores. Como frecuentemente abren la boca de manera amenazadora, eso nos va a permitir evaluar el trofeo del animal; si no abre la boca, lo único que podemos hacer es fijarnos en el tamaño de las protuberancias que tienen a los lados de las fosas nasales, que son causadas por el alojamiento de los caninos de suben desde la mandíbula inferior.

 

Hipopótamo

No hay apenas dimorfismo sexual, de modo que seleccionar el ejemplar a abatir es una tarea complicada, y elegir una hembra con un pequeño trofeo es una error importante que debemos evitar (ya que habremos usado  con esa hembra nuestra cara licencia de hipopótamo); así que debemos confiar en el criterio de nuestro PH, y asegurarnos de disparar sobre el ejemplar que nuestro guía nos indica, ya que con frecuencia al estar en grupo y moviéndose, es fácil equivocarse de objetivo.

 La mayoría se cazan en el agua, que es donde pasan las horas de sol del día. En estos casos se trata de un disparo de precisión, no suele ser mucha distancia, y es frecuente tener mucho tiempo para preparar el disparo. Sin embargo el blanco es pequeño, y si no colocamos el proyectil en el cerebro el animal se hundirá, y al estar en ríos o lagos grandes podemos perderlo. Para el disparo en el agua es fundamental un calibre contundente pero que sobre todo tengamos la confianza suficiente para hacer un disparo de precisión, y que tengamos la seguridad de que vamos a ser capaces de colocar la bala donde queremos.

 Su caza en tierra es una aventura peligrosa, ya que se suele hacer con la última luz del día o por la noche. En tierra son animales impredecibles, y el lance es rápido y cargado de adrenalina; el problema es que en esas circunstancias es muy complicado evaluar la calidad del trofeo, o incluso si es macho o hembra el animal que tenemos delante. Para esta caza en tierra necesitaremos un calibre poderoso con poder de parada y un proyectil solido con mucha penetración que nos asegure alcanzar los órganos vitales del animal.

 En una ocasión estaba cazando con unos clientes hipopótamos en la Franja de Caprivi (Namibia) en el Rio Kwando (afluente del famoso río Okavango), y disparé sobre un hipo en el agua, que se hundió y cargó contra nosotros, saliendo del agua frente a nuestra posición. Acabamos con él a 7 metros de nuestros pies, ya en tierra, y este es  el animal que más me ha apurado de toda la fauna  africana que yo he cazado.

Hippo

Pastando fuera del agua al atardecer

 Por este motivo mi recuerdo sobre la caza de hipopótamo es muy positivo, y le doy el valor que tiene en enfrentarse a este coloso, porque puede cambiar todo en unos segundos; por el contrario quienes han tirado un hipo en el agua, lo han acertado de pleno, y ha muerto instantáneamente, en ocasiones dicen que es una caza sencilla, y que les ha parecido poco excitante. El paso de una caza sencilla y sin complicaciones a una carga furiosa y potencialmente letal hacia los cazadores, en el caso de un hipopótamo macho… es cuestión de segundos. Es uno de los animales más impredecibles a los que te puedes enfrentar.

 

Conclusiones

Esta caza no es adecuada para quien no le guste el riesgo, porque el hipopótamo con frecuencia nos pone en situaciones apretadas, cargadas de adrenalina; aunque por otro lado, si todo va bien, puede ser una caza sencilla con un disparo quirúrgico de precisión que acabe con el animal.

 El Hipopótamo no es un animal económico, de modo que es importante asegurarse de elegir el trofeo que buscamos, y no es fácil diferenciar machos de hembras. Es un error frecuente, de modo que es fundamental asegurarse de seleccionar el animal adecuado ates de apretar el gatillo.

Nos vemos cazando en África

José María Aranda

 

Si te ha gustado, no te pierdas este video

 

Angry Hippo fight – Pelea de Hipopótamos macho

 

 

Share
mayo 24th, 2018 by