octubre 20th, 2018 by JM Aranda

Lion attacks buffalo

Incredible footage, lion male ambush and attacks a cape buffalo herd ALONE. Unusual, because the lions usually prefer to work in a pack; but this lion male doesn´t even wait for his brother, that appears at the end of the video to share the meat of the buffalo.

 

Power of a single lion… amazing

LIon face

This is the real lord in Africa… the lion KING

You also will like this one

 

Leon mata cria de bufalo – Lion kills baby buffalo

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,

octubre 19th, 2018 by JM Aranda

Impressive footage, this spotted hyena grabs a buffalo bull by the balls. The poor bull try to defend himself.

 

 

If you like that one, probably you will like also this video

 

Buffalo hunt – Caza de Bufalo Cafre

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , ,

Leona
septiembre 29th, 2018 by JM Aranda

LEONA DEL KALAHARI : MI ENCUENTRO CON LA CAZA PELIGROSA

 

La experiencia de la caza peligrosa nada tiene que ver con la caza de cualquier otro animal; la sensación de peligro, la adrenalina en tus venas y el pulso acelerado… son algo que puede llegar a crear adicción entre los cazadores que ya la han probado alguna vez.

 

1/ LA DECISION

 

 Hace unos meses, hablando junto al fuego con mi buen amigo Adam Barnard, propietario de SpitSkop Safaris ( www.spitskop.co.za ), comentamos que después de muchos antílopes y facos abatidos, quizás podía dar el salto a la caza de especies peligrosas; parecía el paso natural que llega a dar el cazador de safaris después de un tiempo cazando antílopes…

tracks

las primeras huellas con esto empezo todo

 Inicialmente me mostré sorprendido… no había entrado en mis planes hasta el momento… porque lo consideraba algo inalcanzable.

 Después comenzamos a discutirlo… elefante y rinoceronte estaban descartados porque escapaban a mi presupuesto, de modo que tendría que ser búfalo o uno de los grandes gatos.

 Finalmente también descartamos el búfalo, ya que para encontrar ofertas de búfalos grandes a buen precio tendría que ir a Zambia o Zimbawe, y no quería ir a esos destinos este año;  y entre leona y leopardo… la leona seria a la huella, y el leopardo sería con cebo a la espera… de modo que finalmente me decidí por la leona a la huella… básicamente porque yo nunca he sido esperista… y ese sistema de caza no me convencía tanto, a pesar de la insistencia de mi amigo Adam en que podíamos encontrar un gran leopardo macho muy escurridizo que hacia tiempo que estaba dando problemas  en una granja cercana a la suya.

 

 Así pues decidimos que iríamos a por una leona, una autentica leona del Kalahari, y que ese seria mi bautismo de fuego en la caza peligrosa. Comprobamos las agendas de ambos, y la fecha quedó fijada para primeros de Agosto.

 

2/ EL ARMA

 

 Dado que yo tenía unos meses para prepararlo todo y que la pieza lo merecía, dedique especial atención al arma y la munición que llevaría.  Los grandes felinos, tanto león como leopardo no son animales especialmente duros, de modo que la limitación legal en Sudáfrica que obliga a cazar los Big Five con un calibre mínimo de 375, era suficiente para mis propósitos. Por lo tanto mi viejo CZ calibre 375 H&H, que tanta carne había ya hecho en anteriores safaris para mí , seria el encargado de acompañarme con la leona.

 

375

375 H&H el calibre de layenda

 El problema de los leones, según los entendidos, es que a la hora de encajar el tiro son dos animales distintos. Cuando está relajado, en el primer disparo, se trata de un animal relativamente blando, e incluso un calibre medio seria más que suficiente para abatirlo con garantías.

El problema es que si el león herido carga hacia los cazadores, se trata de otra fiera completamente distinta, es un paquete de músculos tensionados, cargados de odio, que viene hacia ti a 65 Km./h con manifiesta intención  de saltar a tu cuello, y para parar esa posible carga es para lo que necesitas un calibre realmente contundente… para lo que necesitas confiar en el 375 H&H.

 

 La punta la tenia muy clara… mi rifle agrupa mejor con los proyectiles de 300 grains; así que busqué una punta muy blanda de ese peso. Me decidí por la munición de Federal, que siempre me ha dado buen resultado, y que ya sabia por experiencias anteriores que son balas muy blandas y se deforman adecuadamente aun en animales de talla media. Hice unas cuantas pruebas en España, antes de viajar, y tanto la agrupación, como la expansión del proyectil fueron satisfactorias.

 

3/ LA CACERIA

 

 Llego el día señalado, y bastante antes del amanecer ya estábamos en camino, habíamos salido de madrugada de Kimberley (Sudáfrica) dirección Norte, buscando el desierto del Kalahari. Me acompañaba mi buen amigo vitoriano Fernando Careaga, hombre sereno y seguro con el rifle, que iba a ser mi rifle de apoyo en la cacería; y ambos teníamos dentro los nervios propios del reto al que nos enfrentábamos.

 Fernando andaba preocupado por su misión como rifle de apoyo, y le preguntó a Adam durante el trayecto “Si la leona carga… ¿donde le apunto?”, y su respuesta fue muy clara, “si carga todo será muy rápido, así que en cuanto tengas algo amarillo en la cruz, dispara”.

 

Queríamos llegar a la zona de caza pronto por la mañana, para aprovechar la primera hora…  antes de que los leones se echasen a la sombra. Sin embargo, nos encontramos con un día lluvioso, con un cielo gris y plomizo muy inusual en invierno en Sudáfrica… por lo que la caza estaba bastante tapada y los leones se habían movido muy poco esa mañana.

 

 Pasamos una par de horas buscando huellas frescas de leones, y no había manera. La finca tenía más de 50 rinocerontes blancos que encontrábamos constantemente, y estaba plagada de waterbuck, springbok, bontebok, jirafa, kudu… parecía que había allí de todo menos leones… que es lo que nosotros buscábamos. El cazador profesional me dijo que si por un casual encontrábamos leones cuando fuésemos sobre el vehiculo, pasaríamos de largo, y que volveríamos a por ellos andando… yo no estaba dispuesto a que el recuerdo de la caza de mi leona fuese un tiro rápido desde lo alto de un coche.

 

 

Lioness

Cazador con Leona

Finalmente encontramos las huellas de un gran macho, que caminaba junto a dos leonas. Los trackers nativos comenzaron a seguirlas, y pronto el macho abandono a las hembras, lo que convenía mucho a nuestros propósitos, puesto que no queríamos disparar contra un animal que estuviese en un grupo… porque nunca sabes si van a cargar más de una leona cuando dispares.

 

 La primera leona que encontramos se encontraba echada en un extremo de la finca. El cazador profesional no quería tirarla junto a la linde de la finca por la peligrosidad que entrañaba, ya que si arrinconábamos a la leona, y ella se sentia atrapada, las posibilidades de que se abalanzase contra nosotros al acercarnos, incluso antes de dispararla, eran muy altas. Así que decidimos seguir buscando otra leona que nos ofreciese una mejor oportunidad.

 

 Así pues seguimos buscando la segunda leona, y pronto los trackers nos avisaron que la leona estaba echada a unos 700 metros en una gran pradera de hierba seca amarilla que teníamos delante de nosotros.

 En se momento en que ya teníamos la leona elegida localizada, el ambiente de la cacería cambio completamente; los profesionales estaban muy serios, todo el mundo comprobó sus rifles, se quitaron los seguros de las armas, y nadie decía nada… aquello no era ninguna broma. Todo el mundo sabía lo que tenia que hacer, y comenzamos a caminar por aquella pradera,  concentrados, en silencio… mirando hacia delante, buscando la leona amarilla en un mar de hierba igualmente amarilla.

 

 Los nervios me agarraban la boca del estomago, el pulso se me aceleraba… y mi cabeza no dejaba de repetir “dispara y carga, dispara y carga… hasta que la leona este en el suelo… no la dejes cargar hacia nosotros”. El paseo por la llanura de hierba amarilla duró unos diez minutos… que me parecieron horas. Las sensaciones que tuve dentro mientras avanzaba… esas emociones son mi tesoro… ese rato de caminata en silencio avanzando hacia el león es algo que yo no le cambiaria a nadie; eso queda en tu memoria para siempre, y es prácticamente imposible explicarlo con palabras.

 

 En un momento determinado, Adam señalo hacia delante, en silencio, y plantó el trípode delante de mí. En aquel momento mi concentración era total… yo solamente veía hacia delante, deje de tener visión periférica y solo veía aquella “roca amarilla” que se adivinaba entre la hierba a unos 70 metros de nosotros, y todo el nerviosismo anterior desapareció de golpe. Solo estábamos la leona y yo, nadie más… nada más.

 

Leona

Autor con leona

La “roca” se movió ligeramente, y pude reconocer las puntas de las orejas que eran color chocolate, y la parte de atrás de la grupa, que se ocultaba tras unas hierbas altas. Me fui al trípode, me encare el rifle, y mire por el visor; y la parte visible de la leona no era más que la grupa, y la parte de arriba de la cabeza con sus orejas marrones, el animal era de color amarillento, y estaba echado, oculto por la hierba que tenia prácticamente su mismo color. Estime donde debería estar la paletilla, y apunté el rifle a la hierba… rezando para no hacer bajo y enterrar la bala bajo su pecho… tenia que ser ahí… apreté despacio el gatillo… y el disparo sonó como un cañonazo.

 Desde ese momento todo fue extremadamente rápido, la leona saltaba por el aire rugiéndonos amenazadora y yo ya estaba recargando, disparar y cargar pensaba yo, cayó al suelo, se revolvió hacia nosotros y yo ya tenia la cruz sobre su pecho y dispare de nuevo, volvió a saltar al encajar el segundo disparo, y cayo al suelo sobre el lomo, con las patas al aire… yo ya estaba preparado para el tercer disparo… espere dos segundos dudando… se movía lentamente… dispare el tercero… y la leona quedó inmóvil.

 

 En se momento todo el mundo a tu alrededor, que durante unos instantes funcionaba a cámara lenta, vuelve a su velocidad normal. Sonrisas nerviosas, felicitaciones… y una extraña sensación de relajación… de satisfacción por haberlo hecho correctamente… y de admiración ante la belleza del animal que yace muerto a tus pies.

 

4/ LAS SENSACIONES

 

Es francamente difícil explicar las sensaciones que pasan por tu cabeza en el momento en que estas caminando acercándote al león… ya que la concentración es absoluta. La adrenalina a chorro por tus venas hace que tu pulso esté acelerado, y que tus facultades estén absolutamente concentradas en una única misión… el león que tienes delante.

 

 Tienes miedo, por supuesto que tienes miedo… si no tienes miedo eres un inconsciente. Estas enfrentándote a un león, un animal que si lo hieres va a cargar contra ti o contra tus compañeros, y si carga… el resultado siempre es incierto, porque ni el mejor tirador puede garantizar que será capaz de colocar correctamente su bala en el cerebro a un blanco que carga a 65 Km./h contra él y que tardara 4 segundos en cubrir los 70 metros que le separan de tu pecho.

 

Face lioness

Leona primer plano

Pero ese miedo es el que te espolea, y el que agudiza tus sentidos… es el que hace que des lo mejor de ti mismo… lo que no debe ocurrirte es que ese miedo te paralice o te haga fallar. Ahí es donde te pruebas a ti mismo… cuando ves como reaccionas ante una situación de peligro real, con el gato mirándote fijamente, agazapado entre la hierba amarilla.

 

 Cuando después ves al gato muerto, con fieros ojos amarillos, y una boca de pesadilla… sientes respeto hacia el animal. Te das cuenta que para enfrentarte a él has ido con cuatro rifles, con el mejor arma que has podido elegir, y que los humanos somos pequeños y débiles en el cruel mundo Africano… y que él es el autentico Rey porque todo en él muestra fuerza animal y majestuosidad. Enfrentarte al león es un reto, y que nada tiene que ver con la caza que has conocido anteriormente, y entiendes porque hay quien se vuelve adicto a la caza peligrosa, porque no se parece en nada a cazar un venado, un facochero o un kudu. Esto es otra cosa.

 

 Después, cuando vuelves a España, emocionado por tu aventura, arropado por tu cuadrilla de amigos que vienen de África contigo, tan emocionados como tú, que entienden y comparten perfectamente esta sensación; lo cuentas con toda tu ilusión a todos los que te rodean, intentando transmitir la belleza de lo que has sentido… y te encuentras con caras de asco entre tus compañeros de trabajo, miradas de horror ante lo que cuentas, o comentarios como “¿y no te daba pena?”. Te sientes  muy alejado de ellos y te das cuenta de que ellos están tan distantes de lo que tú sientes, que nunca lo llegaran a entender, y que nunca se les pondrá la carne de gallina cuando escuchen el rugido del león salvaje… porque ellos nunca lo oirán.

 

 Y cuando todo ha acabado, cuando estas con tus compañeros de caza, con un ron en la mano, frente al fuego… te invade la satisfacción y el orgullo de haber hecho algo especial, algo que tu y un puñado de cazadores tan envenenados como tu, sabrán valorar en su justa medida. Sientes que estas entre los pocos afortunados de haber cazado un león… has cumplido un sueño.

 

 Así que finalmente te das cuenta de que la experiencia que has vivido, es única, es una vivencia que podrás contar a tus nietos, y que te enriquecerá como persona y como cazador… pero que solo otros cazadores pueden llegar a entender la dimensión de lo que has hecho, y solo otros cazadores entenderán tu deseo de volver a poner la cruz de tu visor sobre la paletilla de otra leona o de un gran bufalo macho… tan pronto como sea posible.

 

Jose Maria Aranda

http://4acesoutfitters.com/#

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , , , ,

julio 25th, 2018 by JM Aranda

African wild dogs are the most effective predator en Africa… even against bigger preys like this wildebeest.

 

 

Los licaones o perros salvajes son el depredador mas efectivo de Africa, incluso sobre presas de gran tamaño como este ñu azul.

 

Licaon

Wild dogs

 

Maybe you will like also this video

Jackals hunts warthog piglets – Chacal cazando crias de facochero

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , ,

Hippo
mayo 24th, 2018 by JM Aranda

Hipopótamo (Hippopotamus amphibius) es uno de los más conocidos iconos de África, su imagen masiva de corpulencia es una de las más impresionantes que te puedes encontrar en la fauna africana.

 

Hippo

Hipopotamo con el disparo en la frente

Los hipopótamos son animales únicos y absolutamente peligrosos, ninguna otra pieza de caza se le parece, y su caza en un entorno acuático siempre resulta un reto interesante. Aunque tradicionalmente no está considerado entre “Los 5 Grandes”, que son león, leopardo, elefante, búfalo y rinoceronte; claramente es el “Sexto grande” ya que nadie duda que la caza de este coloso es una actividad peligrosa.

 

Biología y comportamiento

 

Hembra de hipopotamo con cria

El hipopótamo  es un animal semiacuatico tremendamente agresivo, que es temido por esta causa en toda África, y además es el tercer mamífero terrestre más grande del mundo, después de elefantes y rinocerontes. Lidiar con un hipo enfadado no es una actividad cinegética que puedan llevar a cabo quienes no estén seguros de tener sangre fría y nervios templados.

 Es un herbívoro, que pasta en la hierba cercana a los ríos, que por tener una piel delicada debe pasar las horas de sol refrescándose en el rio, ya que al tener la  piel carente de pelo no aguantan una exposición prolongada al duro sol del día. Sin embargo a la caída de la tarde, los hipopótamos salen del agua, y de dirigen hacia las zonas de pasto en ocasiones incluso a considerable distancia del rio, en las que se alimentaran durante las horas nocturnas.

 Los hipopótamos pese a ser animales de gran tamaño, se mueven con agilidad fuera del agua, su corpulencia no debe engañarnos, ya que son capaces de desarrollar velocidades en tierra de 30 km/h. El hipopótamo a diferencia de los cocodrilos, ataca con frecuencia fuera del agua, y cuando se siente amenazado busca su refugio dirigiéndose rápidamente de nuevo a la protección que le proporciona el agua (donde sus enemigos no pueden alcanzarle). Por ello hay un viejo dicho Africano que dice que “si quieres ver de frente a la muerte, interponte entre un hipopótamo y el agua”

 Los mayores hipopótamos machos pueden sobrepasar las 2 Toneladas de peso, aunque las hembras rara vez sobrepasan 1.4 toneladas.  Los ojos, las orejas y los orificios nasales están situados en la parte superior del cráneo, se trata de una adaptación al medio semiacuático, de modo que puedan permanecer con el cuerpo sumergido, y asomar sobre el nivel del agua solo la parte superior del cráneo y así poder ver, oír y respirar.

 Su piel tiene un increíble grosor de 6 centímetros, y le protege de los ataques de depredadores, y de las agresivas peleas que se producen constantemente entre los machos, en los que los caninos inferiores son usados para apuñalar a sus rivales. Sus orificios nasales se cierran automáticamente cuando el hipo se sumerge, de modo que no entra agua en su aparato respiratorio.

 

Hippo

Hipopotamo con su mandibula abierta

La mandíbula de un hipopótamo es un diseño asombroso de la naturaleza. Los poderosos  músculos maseteros le proporcionan una brutal fuerza de mordida, la articulación que une ambas mandíbulas está situada tan atrás que le permite abrir sus fauces con un ángulo cercano a 180 grados; y además está dotado de unos inmensos caninos de marfil, que se afilan continuamente cada vez que cierra la boca, frotándose contra el diente de la mandíbula superior. Los largos caninos inferiores, que crecen hasta una longitud asombrosa de 40-50 cm. de largo (fundamentalmente  en los machos), son usados como afiladas dagas por los machos en sus continuas luchas, ya que éstos son animales agresivos y pendencieros.

 

Distribución

El Hipopótamo se encuentra ampliamente distribuido en la gran mayoría de ríos y lagos de todo el África subsahariana, desde el África ecuatorial (Congo, Tanzania o Kenya) hasta Sudáfrica. Se le caza por su carne, que es consumida por los nativos en todo África y por sus colmillos de marfil, que se venden como sustitutivo del marfil de elefante. Su situación no es excesivamente preocupante y se encuentran poblaciones saneadas en la mayoría de las zonas de caza.

 

Peligrosidad

 Suelen establecerse en grupos controlados por un macho dominante, que establece su pequeño territorio en una zona del rio, y en el que vive todo su grupo familiar, que puede ser desde un modesto harén de 2-3 hembras hasta grupos enormes de 20 hembras.

 El macho defiende constantemente y con una agresividad manifiesta su territorio, de la presencia de otros machos rivales, o de cualquier otro intruso como pueda ser un bote cargado de humanos. Cualquiera que invada “su” zona de control es visto como un intruso al que hay que echar inmediatamente, y el gran problema es que nadie excepto él mismo sabe donde empieza y donde acaba el territorio de cada hipopótamo. Es por esto por lo que los hipopótamos causan muchas muertes cada año en África, porque los ataques son frecuentes, y por la fuerza que tiene un animal del tamaño de éste…  con frecuencia son ataques con consecuencias mortales.

 

Hipopótamo

Hippo

Cuando los encuentros con los hipos se realizan en Tierra su agresividad es elevada, ya que ellos no se sienten tan protegidos. Las hembras acompañadas de crías son agresivas para proteger su pequeño, y los machos son agresivos en todo momento. Si se sienten amenazados buscan regresar al agua, donde se sienten más protegidos, y nada puede detenerlos en su camino hacia el agua, son como un tren de  mercancías a toda máquina imposible de detener.

 Los hipopótamos han sido sorprendentemente bendecidos por el mundo occidental por una imagen dulce, cariñosa  e infantil; esta situación es completamente alejada de su agresiva realidad, ya que los hipopótamos tienen un muy mal carácter y un comportamiento agresivo y peligroso; están considerados como el animal más peligroso de Africa.

 

Caza

 La caza deportiva de hipopótamo es una actividad altamente peligrosa, ya que se trata de uno de los animales más agresivos, considerablemente más agresivo que cocodrilos o elefantes. Un hipopótamo cargará con frecuencia hacia los cazadores, y no es un animal fácil de parar, ya que hay que colocarle una bala en el cerebro, que se encuentra en la pequeña “V” que tiene entre los dos ojos.

 

Hippo

Hipo en el agua

Pese a no estar considerado como uno de “los 5 Grandes” por los safaristas clásicos, sin duda se ha convertido por derecho propio en una de las cazas peligrosas que se realizan en África. Adicionalmente el entorno acuático en el que se lleva a cabo es un aliciente de cazar en un entorno  diferente, un medio en el que no nos sentimos tan comodos como en tierra; zonas encharcadas, usando botes frecuentemente, y normalmente en zonas donde además de los hipopótamos solemos tener la inquietante presencia de cocodrilos a nuestro alrededor.

 Para seleccionar el trofeo a abatir, normalmente se busca el macho dominante, ya que los machos tienen colmillos caninos mucho mayores. Como frecuentemente abren la boca de manera amenazadora, eso nos va a permitir evaluar el trofeo del animal; si no abre la boca, lo único que podemos hacer es fijarnos en el tamaño de las protuberancias que tienen a los lados de las fosas nasales, que son causadas por el alojamiento de los caninos de suben desde la mandíbula inferior.

 

Hipopótamo

No hay apenas dimorfismo sexual, de modo que seleccionar el ejemplar a abatir es una tarea complicada, y elegir una hembra con un pequeño trofeo es una error importante que debemos evitar (ya que habremos usado  con esa hembra nuestra cara licencia de hipopótamo); así que debemos confiar en el criterio de nuestro PH, y asegurarnos de disparar sobre el ejemplar que nuestro guía nos indica, ya que con frecuencia al estar en grupo y moviéndose, es fácil equivocarse de objetivo.

 La mayoría se cazan en el agua, que es donde pasan las horas de sol del día. En estos casos se trata de un disparo de precisión, no suele ser mucha distancia, y es frecuente tener mucho tiempo para preparar el disparo. Sin embargo el blanco es pequeño, y si no colocamos el proyectil en el cerebro el animal se hundirá, y al estar en ríos o lagos grandes podemos perderlo. Para el disparo en el agua es fundamental un calibre contundente pero que sobre todo tengamos la confianza suficiente para hacer un disparo de precisión, y que tengamos la seguridad de que vamos a ser capaces de colocar la bala donde queremos.

 Su caza en tierra es una aventura peligrosa, ya que se suele hacer con la última luz del día o por la noche. En tierra son animales impredecibles, y el lance es rápido y cargado de adrenalina; el problema es que en esas circunstancias es muy complicado evaluar la calidad del trofeo, o incluso si es macho o hembra el animal que tenemos delante. Para esta caza en tierra necesitaremos un calibre poderoso con poder de parada y un proyectil solido con mucha penetración que nos asegure alcanzar los órganos vitales del animal.

 En una ocasión estaba cazando con unos clientes hipopótamos en la Franja de Caprivi (Namibia) en el Rio Kwando (afluente del famoso río Okavango), y disparé sobre un hipo en el agua, que se hundió y cargó contra nosotros, saliendo del agua frente a nuestra posición. Acabamos con él a 7 metros de nuestros pies, ya en tierra, y este es  el animal que más me ha apurado de toda la fauna  africana que yo he cazado.

Hippo

Pastando fuera del agua al atardecer

 Por este motivo mi recuerdo sobre la caza de hipopótamo es muy positivo, y le doy el valor que tiene en enfrentarse a este coloso, porque puede cambiar todo en unos segundos; por el contrario quienes han tirado un hipo en el agua, lo han acertado de pleno, y ha muerto instantáneamente, en ocasiones dicen que es una caza sencilla, y que les ha parecido poco excitante. El paso de una caza sencilla y sin complicaciones a una carga furiosa y potencialmente letal hacia los cazadores, en el caso de un hipopótamo macho… es cuestión de segundos. Es uno de los animales más impredecibles a los que te puedes enfrentar.

 

Conclusiones

Esta caza no es adecuada para quien no le guste el riesgo, porque el hipopótamo con frecuencia nos pone en situaciones apretadas, cargadas de adrenalina; aunque por otro lado, si todo va bien, puede ser una caza sencilla con un disparo quirúrgico de precisión que acabe con el animal.

 El Hipopótamo no es un animal económico, de modo que es importante asegurarse de elegir el trofeo que buscamos, y no es fácil diferenciar machos de hembras. Es un error frecuente, de modo que es fundamental asegurarse de seleccionar el animal adecuado ates de apretar el gatillo.

Nos vemos cazando en África

José María Aranda

 

Si te ha gustado, no te pierdas este video

 

Angry Hippo fight – Pelea de Hipopótamos macho

 

 

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , , ,

mayo 21st, 2018 by JM Aranda

Jackal nipping a brown hyena heels… really a brave guy… the hyena is a predator five times his size… definitely a brave jackal.

The brown  hyena is a solitary predator that usually doesn´t walk around on daylight, so this is a really unusual video.

Jackals are really efective predator, and they can kill preys much bigger than their size. They kill any baby livestock, and many antelopes.

****

 

Jackal african

Black Backed Jackal

Este bravo chacal de lomo negro, mordisquea las patas traseras de la hiena marron, un depredador que tiene cinco veces su tamaño. Sin duda un chacal realmente valiente.

Chacal de lomo negro

Chacal de lomo negro

La hiena marron es un depredador solitario, fundamentalmente nocturno; es por esto que estas imagenes a plena luz del dia no son nada frecuentes.

El chacal de lomo negro inicia su ronda de caza con la ultima luz de la tarde, y por ello suele estar mucho mas activo en la noche. Es un depredador importante que caza presas de mucho mayor tamaño que el mismo. Los granjeros lo consideran una autentica plaga para los ganados. Depreda sobre las crias del ganado domestico y también crias de antilopes.

 

Si te ha gustado, quizas te guste tambien este video.

 

Jackal kills a springbok – Chacal mata springbok

 

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , , ,

mayo 10th, 2018 by JM Aranda

Bowhunting baboon

Baboon is one of the most elusive preys you can find in Africa, a real challenge for the hunter. They are really clever, always alert…  a difficult animal to get.

 

 

Los babuinos son animales muy listos y por ello muy complicados para el cazador, siempre estan alerta; y es por esto que pese a su escaso valor economico si  tienen un importante valor cinegetico.

Bowhunting baboon

Baboon and leopard

Si te ha gustado este video… quizas te guste este otro

If you like his video, don´t loose this one

 

Leopard hunts monkey – Leopardo caza mono en un arbol

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,

Klipspringer
mayo 6th, 2018 by JM Aranda

Klipspringer, uno de mis animales favoritos de Africa sin duda ninguna. Su nombre quiere decir en Afrikaans “salta rocas“, porque es alli donde siempre lo encontraremos.

 

1/ Introducción

El Klipspringer (Oreotragus oreotragus), es un precioso antílope pigmeo, de características únicas. Su nombre significa literalmente “Saltarrocas” en Afrikáans, y los sudafricanos con su hábito de acortar las palabras largas suelen referirse a él cariñosamente como “Klipy”.

Pareja de Klipy

 Se trata de un antílope muy especial, con características únicas que hacen de él una especie completamente distinta a los antílopes que cualquier cazador consigue en un Safari normal en África. Esto unido a que su morro corto y cabeza redondeada le confieren una imagen muy atractiva, lo convierten en un trofeo con muchísima personalidad.

 

2/ Distribución Geográfica

 

Distribucion del Klipspringer en Africa

Se trata de una especie de montaña, y por ello únicamente lo encontraremos en hábitats montañosos y con roquedos donde el animal encuentra una buena defensa ante los depredadores.

Su distribución geográfica es amplia, ya que se extiende por casi todos los países del África Oriental, desde Mozambique hasta Kenia, Tanzania, Sudan y Etiopía; en el el África Occidental, desde Sudáfrica hasta el Sur de Angola. También hay dos pequeñas poblaciones aisladas en el África Ecuatorial en la República Centroafricana y en Camerún.

 Sin embargo, su presencia en un área geográfica enorme, que ocupa más de dos tercios del África subsahariana, no significa en absoluto que se aun animal frecuente y común en los países en los que está presente. Más bien lo contrario; su adaptación a un medio muy exclusivo, hace que sus poblaciones sean pequeñas y dispersas, de muy baja densidad, y circunscritas a zonas geográficamente muy concretas.

 Pese a que su localización se reduce única y exclusivamente a las zonas donde la orografía del terreno es lo bastante rocosa y montañosa para que el animal se sienta protegido, por el contrario tiene a su favor que es una especie que puede tener unas densidades relativamente altas. Por ello, en los sitios donde hay una zona adecuada, y hay una colonia próspera de Klipspringer, su población es alta.

 En cuanto a su situación, no es delicada, debido fundamentalmente a dos factores. El primero es que muchas de las zonas donde habita son zonas protegidas (parques Nacionales, Reservas de caza, etc…) y la segunda y más importante es que en las áreas remotas y de difícil acceso que son sus hábitats preferidos, la presión del furtivismo es escasa.

 

3/ Una adaptación única al medio hostil

 Se trata de un antílope de pequeño tamaño, mide solamente unos 55-60 centímetros a la cruz, y rara vez sobrepasa los 12-13 kilogramos de peso (las hembras son algo mayores). Es uno de los ejemplos más claros de adaptación de un animal a un medio, a un hábitat muy específico.

 El Klipspringer ha desarrollado una capacidad de andar sobre las puntas de sus pezuñas; de modo que una minúscula superficie en una roca, es suficiente para que apoye las puntas de sus diminutas pezuñas y pueda desplazarse con seguridad por zonas donde ningún otro animal es capaz de encontrar un sitio donde pisar. Es muy conocida la capacidad asombrosa que tiene de juntar sus cuatro diminutas pezuñas en una pequeña superficie del tamaño de una moneda, y estar cómodamente equilibrado en esa posición.

Klipspringer

Esta capacidad excepcional es debida a que cuando pisa, no apoya completamente la base de su pezuña (como hacen todos los ungulados), sino que únicamente se sostiene todo el tiempo sobre las puntas de los cascos. Esos cascos tienen una consistencia como de goma dura, y contribuyen a absorber los impactos de los grandes saltos que da el animalito entre las rocas.

 Poder desplazarse por paredes casi verticales, a la carrera, y encontrar apoyo en paredes donde ningún otro animal puede desplazarse, le dan una enorme ventaja frente a sus depredadores naturales. Zorros, chacales, babuinos y leopardos, que son cazadores habituales de Klipspringer, tienen serias dificultades para moverse por ese terreno, donde el pequeño antílope puede desaparecer de nuestra vista en tres saltitos. Sin embargo, las serpientes y las grandes rapaces (como águilas y grandes búhos) sí que pueden atacarlos desde su mismo terreno o desde el aire, y son por ello su principal amenaza.

 

Macho de Klipspringer descansando en una roca

Su adaptación al medio montañoso es tan perfecta, que el pequeño antílope es capaz de conseguir el agua que necesita para sobrevivir de la humedad de las plantas de las que se alimenta; por ello prácticamente nunca necesita abandonar la seguridad que le ofrecen las rocas para bajar a los cauces de agua a beber.

 

3/ Su caza

La caza del Klipspringer poco tiene que ver con la de los antílopes que normalmente se cazan a lo largo de un Safari.

Klipspringer

Cazador con trofeo enorme

Su primera dificultad estriba en que normalmente tendremos que desplazarnos a una zona de caza diferente, sólo para poder encontrar el terreno donde habita este pequeño antílope, y además en este hábitat serán pocas las especies que podremos cazar. Esto hace que muchos cazadores no estén dispuestos a dedicar dos o tres días de su Safari, a conseguir esta especie, y por ello es un trofeo poco frecuente en las colecciones de trofeos.

 Una vez que sí que nos hemos decidido a desplazarnos a una zona de caza específica donde encontrarlo, y dedicarle unos días para poder conseguirlo, entonces nos enfrentaremos  a la dificultad real de la caza de un buen macho de Klipspringer.

Macho de Klipspringer

Desplazarnos por terreno rocoso y abrupto, no suele ser tarea fácil, y nuestro objetivo suele quedarse inmóvil en las zonas altas de su territorio, observando como los humanos sudamos tinta moviéndonos por ese entorno hostil, y nos afanamos en intentar localizarlo con los prismáticos.

El antílope se siente seguro en las zonas altas de su pequeño territorio, y no es fácil de localizar. Nuestro difícil objetivo es poder localizarlos entre las rocas pese a su excelente mimetismo, y realizar un disparo a media/larga distancia sobre un animal parado. Aunque es la situación ideal, la que deberíamos buscar, es muy complicado que seamos capaces de verlos a ellos sin que ellos nos hayan detectado antes, y que podamos hacerles una entrada que nos permita reducir la distancia de tiro.

 Esta especie no es de bajo precio, de modo que vale la pena usar un rifle adecuado para cazarla, sin arruinar el trofeo.  El rifle de calibre medio de uso general que estemos usando en cualquier Safari de antílopes no es el rifle adecuado para esta especie. Usar un calibre excesivamente grande para matar un animal pequeño y delicado como este provocará heridas masivas, y podría arruinar la piel. Mucho más acertado es el uso de un calibre de tipo 243 Winchester, 222 Remington, o 22-250; con proyectiles ligeros de 45-65 grains, más que suficientes para hacernos con este diminuto antílope.

Sería especialmente recomendable elegir una óptica de calidad, y con suficientes aumentos para asegurarnos hacer disparos efectivos a una distancia de 250-300 metros sobre un blanco muy pequeño como éste.

 En cuanto al trofeo, los machos tienen cuernos cortos, cónicos, muy afilados, que están anillados en su parte inferior, y que pueden llegar a medir hasta 12-15 centímetros; y cabe mencionar que en algunas zonas del África oriental se dan casos de  hembras con cuernos con cierta frecuencia.

 

4/ Taxidermia

 Este es un antílope que en la mayoría de los casos se caza con la idea de hacer con él una bonita taxidermia, ya sea de pecho o bien de cuerpo entero.

Al ser un animal de pequeña talla, el coste de hacerlo entero no es demasiado elevado (normalmente cuesta entre 400 y 550 euros), de modo que son muchos los cazadores que acaban realizándolo de cuerpo entero, que es como mejor se aprecia las características únicas de la especie.

 Sin embargo, dadas las características únicas del pelaje de esta especie que es corto, hueco y grueso, y que lo protege muy bien en invierno de las bajas temperaturas y del viento y en verano del sol abrasador africano; se trata de un pelaje especialmente delicado. Inmediatamente después de matarlo, hay que despellejar al animal, con gran cuidado, sin agarrar la piel en ningún momento con violencia, porque si la agarramos suelta el pelo inmediatamente. Así pues para que llegue en perfecto estado hasta nuestro taxidermista, hemos de tratarla con infinito cuidado, y hacerlo inmediatamente después de cazarlo, si esperamos aunque sean dos horas a hacer este trabajo, la piel no vale ya para nada.

 Seguro que los Cazadores Profesionales  (PH) que guían su cacería lo saben y lo controlan, pero nunca está de más el saberlo nosotros y el preocuparnos de recordar a nuestros PH el interés que tenemos en que ese trofeo llegue en perfecto estado hasta nuestro taxidermista, y que esa tarea de despellejado debe hacerse de la manera más rápida y eficaz posible.

 

5/ Conclusiones

 Una de esas especies de las que te enamoras en cuanto las ves, este pequeñín te roba el corazón desde la primera vez que lo ves saltando alegremente de roca en roca, por un terreno en el que nadie diría que ningún animal pudiese encontrar donde poner las pezuñas.

Klipspringer

Un gran macho de Klipspringer

 Los mayores hándicaps para los cazadores suele ser lo remoto y aislado de los hábitats donde podemos encontrarlo, y con frecuencia eso hace que el cazador deseche la posibilidad de ir a por esta especie. El maldito mundo moderno y veloz en el que vivimos hace que incluso a la hora de planificar un Safari lo hagamos con el calendario delante, viendo los días que podemos dedicar, y donde vamos a estar cazando en cada momento.  Cuando planificamos un Safari deberíamos hacerlo al estilo africano, sin agenda… porque Safari quiere decir precisamente eso… “viaje”. Vayamos a cazar sin presión, sin agenda… si decidimos ir a las montañas a cazar nuestro pequeño Klipspringer… hagámoslo sin mirar el calendario, cuando lo hayamos cazado ya regresaremos y seguiremos cazando otras especies, ese es el secreto para disfrutar de un viaje en África, adaptarse al ritmo de vida africano, y a su “tempo” para hacer las cosas.

 El Klipspringer es una de esas especies que destacan en cualquier sala de trofeos. Todos los cazadores lo conocen, muchos lo desean… y muy pocos se han hecho con él. Si usted tiene la oportunidad de disfrutar de su caza y de conseguir uno… no lo dude, y hágalo.

 

Nos vemos cazando en África

José María Aranda

 

Si te ha gustado este articulo, quizas te guste este sobre el Springbok Grand Slam

Springbok Grand Slam

 

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , , ,

mayo 2nd, 2018 by JM Aranda

Giraffe hunt

Giraffe bull taken with 375 H&H caliber rifle. Good shhot placement, inmediate effects on the animal.

In such a big animal shoot placement is essential… nobody wants a wounded giraffe… something really difficult to stalk.

 

Jirafa macho cazada con rifle calibre 375 H&H magnum. El disparo tiene una colocación impecable, y causa un efecto inmediato sobre el animal.

Giraffe hunt

Giraffe Bull

 

Maybe you will like this other video

 

Leon mata cria de bufalo – Lion kills baby buffalo

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , ,

abril 27th, 2018 by JM Aranda

Caza y Conservación en África

 

 

  • Introducción

 

 En estos momentos en los que el mensaje del ecologismo urbanita radical es la “verdad única” a la que se escucha desde la sociedad, el intentar levantar la voz con un mensaje diferente podría considerarse “predicar en el desierto”.

Yo creo que no existen las verdades absolutas, de modo que este breve artículo aportara el punto de vista desde la gestión de la fauna africana que yo conozco. No aspiro a convencer a nadie, sino a informar de la realidad que yo vivo, y que cada quien saque sus propias conclusiones.

 Lo más triste es que quienes leerán este articulo probablemente asentirán con la cabeza al leerlo… incluso lo encontrarán razonable… pero tristemente, no llegara a ser leído por esos miles de personas que solo reciben el mensaje opuesto. El mensaje animalista que es el con el que nos adoctrinan machaconamente desde cualquier medio (desde los telediarios, hasta las escuelas pasando por internet).

 

  • Who pays stays

 

Este viejo dicho africano, que podríamos traducir como “el que paga se puede quedar” resume una filosofía real, alejada del mundo Disney que tantas veces nos muestran. En el mundo real, aquellos animales que son rentables, que son útiles, son los que prosperan, y son especies cuyas poblaciones crecen, para mi esto es conservación.

Caza y conservacion

Poblacion de elefantes de Kenya fente Zimbawe en el mismo perioso

 Tenemos ejemplos dramáticos como el de Kenya, que prohibió en todo el país la caza deportiva en los años 70, cuando tenía una de las poblaciones mayores y más sanas de elefantes de toda África (más de 170.000 elefantes). En nuestros días, debido al furtivismo masivo, la falta de protección de la fauna, solo quedan elefantes en las zonas protegidas de los grandes parques nacionales (menos de 40.000 elefantes). Esto significa que han perdido en 40 años el 75% de su población de elefantes. Recordemos que ni uno solo de ellos ha sido abatido por un cazador. Recomiendo la lectura de este interesante articulo al respecto

 https://www.huffingtonpost.com/glen-martin/kenya-a-contrarian-view_b_1542148.html

Sin embargo en el mismo periodo de tiempo, en Zimbawe, que en los años 70 tenía una modesta población de unos 28.000 elefantes, se ha gestionado mediante el sistema de la caza deportiva. Se han asignado concesiones de caza, con cupos de abates, y los outfitters que las gestionan se han ocupado de mantener a raya el furtivismo en sus áreas de caza. La población actual está en torno a 100.000 elefantes (un 300% de crecimiento), y durante ese periodo se ha estado generando riqueza para el país y para las poblaciones nativas de manera sostenible.

Caza y conservacion

Exportacion de leones por Sudafrica

 La caza de leones en Sudáfrica se ha convertido en los últimos años en un negocio lucrativo. Los leones se reproducen con relativa facilidad, y son criados en áreas controladas y cuando son adultos se liberan en áreas donde se cazan. Esto ha permitido que las poblaciones de leones se multipliquen, y que se cacen más leones que nunca, de modo que los leones realmente salvajes en los parques nacionales no son cazados.

 El blesbok es un antílope endémico de la llanura sudafricana, que basaba su estrategia de supervivencia en mantenerse alejado de sus depredadores manteniendo una buena distancia de seguridad. La llegada a África de las armas de fuego (que tenían mucho más alcance que los arcos de los nativos) de manera generalizada en el principio del siglo XIX fue un desastre para este animal, porque al no ocultarse, eran cazados masivamente por su carne; esto los llevo prácticamente a la extinción. Las fincas privadas de caza fueron quienes los rescataron, y hoy pastan por millones, 95% de ellos viven en fincas de propiedad privada. El éxito del blesbok fue que los granjeros se dieron cuenta que no saltan, y que una sencilla valla ganadera que contiene a sus ovejas en la finca era suficiente para mantener este antílope dentro de su propiedad.

 

  • Gestión del furtivismo

 

En África el furtivismo es la mayor plaga para la fauna salvaje. En primer lugar hay un furtivismo importante del tipo más humilde, de la gente que no tiene recursos económicos para alimentar a sus familias, y que llena el bosque de lazos de alambre de acero con los que atrapar cualquier cosa que poner en el puchero.

Warthog

Sr Romero con un gran facochero

 Hay zonas donde la densidad de este tipo de lazos es tal, que puedes retirar entre 15/20 lazos cada día de caza. Un arma y su munición es cara… un rollo de alambre de acero es muy barato… cualquiera puede adquirirlo y con eso lleva carne a casa. A ese furtivo le da lo mismo las cuotas, si es macho o hembra, si es un animal protegido,… solo le importa cuanta carne tiene.

En las zonas en las que hay cuotas, se les paga a las aldeas por sus permisos de caza (licencias de hipopótamo, de elefante…) y las aldeas distribuyen esa fuente de ingresos entre los miembros de la aldea. Los jefes tribales se comprometen a evitar el furtivismo en sus zonas (con desigual éxito).

 Las empresas de caza que gestionan las concesiones (Outfitters) destinan parte de los beneficios que obtienen en evitar los furtivos, por su propio interés, porque todo lo que matan los furtivos, son menos caza que ello tendrán… pero los beneficiados de la lucha contra el furtivismos son siempre los animales.

Bushpig

El autor con un precioso bushpig

 Luego hay otro furtivismo que también conviene nombrar, son as mafias organizadas que sistemáticamente acaban con las dos especies cuyos trofeos tienen valor económico, los elefantes por su marfil y el rinoceronte por su cuerno. Hay auténticas redes dedicadas a perseguir y matar estas especies, y canales por donde hacer moverse tanto el marfil como el cuerno de rinoceronte, para hacerlos llegar ilegalmente a los mercados de Asia, que son los principales compradores.

 Esto es una verdadera lacra, que persigue a elefantes y especialmente a rinocerontes. De todo esto NADA tiene que ver con la caza deportiva y regulada de estas especies. Pero para el gran público, esto parece no importar.

 Solo hay dos países en el mundo donde es legal la caza del rinoceronte, en Sudáfrica y Namibia… y casualmente son los dos únicos países donde cada año hay más rinocerontes censados… quizás esto haga reflexionar a alguien.

 

  • Aprovechamiento sostenible.

 

 La caza cuando se gestiona adecuadamente es un recurso renovable y sostenible. Es posible estar cazando una determinada cuota de animales en una finca o en un área, de manera anual indefinidamente sin que la población animal de esa finca se resienta; y por ello decimos que la caza supone conservación de la población animal.

 Nuestro mayor enemigo es el desconocimiento, la ignorancia sobre este tema de quienes nos critican gratuitamente. Y sin embargo nuestra mayor baza es la información, que la gente conozca que la caza no es exterminio, que la caza es una actividad que ayuda a proteger la Naturaleza, porque da valor a la fauna. Mediante la caza la fauna se convierte en un recurso económico valioso y renovable, y nadie quiere quedarse sin ese recurso… todos los agentes económicos y sociales implicados en esto quieren seguir cazando por muchos años.

 

  • Conclusión

 

 Hoy es difícil levantar la bandera de los cazadores, especialmente en círculos urbanos, de gente alejada del mundo natural. La mayoría de la población tiene una idea absolutamente distorsionada de que es la caza hoy en día, influida por los radicales ecologistas que han hecho una tarea enorme para desacreditarnos.

 Creo que es tarea de todos nosotros el transmitir en nuestros círculos cercanos nuestra visión de lo que es la conservación de la naturaleza y la fauna; explicar que somos personas normales que practicamos una tradición milenaria, con respeto hacia los animales que matamos, y con la decisión de que los animales deben seguir estando ahí para que nuestros hijos puedan seguir cazándolos.

 

Viva la caza

José María Aranda

 

Si te ha gustado este articulo, quizas te guste este otro de uno de nuestros colaboradores

Cuanto cuesta un Safari

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda Tagged with: , , ,