Noviembre 14th, 2017 by JM Aranda

Caracal linx slaps downa a bird in flight, that is really high speed motion.

This is one of the most versatile predators in Africa, and he can survive almost in all the different habitats.

 

El caracal es uno de los depredadores mas adaptables, es por esto que esta presente practicamente en todos los habitats de Africa.

En estas imagenes vemos como es capaz de cazar un pajarillo al vuelo.

Carcal

Caracal saltando

 

Quizas te guste tambien este video

 

Leopard hunts monkey – Leopardo caza mono en un arbol

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , ,

Noviembre 12th, 2017 by JM Aranda

 

Introducción

 Este artículo no pretende ser un artículo promocional, que indique al cazador que bala debe comprar, o cual es la mejor marca de proyectiles.

nosler partition split

Lo único que se pretende es dar información, y analizar los distintos tipos de proyectiles que tenemos en el mercado, y cuáles son los que mejor funcionan para un Safari Africano, y en qué circunstancias. Después será el cazador de manera personal quien haciendo uso de la información, podrá decidir que proyectil va a utilizar en su próxima cacería africana. 

 Cuando se habla de balas, el único modo de exponer el tema es con objetividad, con datos. Porque todos tenemos amigos  que argumentan con absoluta seriedad “mi cuñado mata de todo con su rifle del 30.06 y unas balas cojonudas que compro en Andorra”…. Esa no es mi guerra…  ese tipo de cazador no le interesará ni leerá este artículo, porque aquí intentaremos analizar las diferencias, ventajas y desventajas de unos proyectiles sobre otros.

 

 Conceptos generales sobre fauna africana

 Como regla general, el primer dato que vamos a aportar es que la fauna africana suele ser más dura que la fauna española a la que nosotros estamos acostumbrados. Un antílope de tamaño medio encaja mejor un tiro mal colocado que un venado, y nos dará muchos problemas para cobrarlo, así que vale la pena ir un poco sobre calibrado cuando vamos a África.

 El segundo problema en cuanto a la elección de proyectiles en un Safari, es que en África se necesitan proyectiles con mayor poder de penetración que en Europa. Una bala de punta de plástico, ideal para su uso en Europa, que se caracteriza por una expansión muy rápida, que hace mucho daño a costa de sacrificar bastante la capacidad de penetración… no es la más adecuada para la caza en África.  Como norma se preferirán proyectiles menos expansivos pero que nos aseguren mayor penetración en el cuerpo del animal.

 El tercer problema que suele ocurrir en África es que no sabemos lo que vamos a cazar, porque lo mismo cazamos un pequeño springbok de 40 kilos que un ñu azul de 400 kilos. Es por tanto necesario estar preparado para poder tirar sobre los animales más grandes que pensemos cazar, aunque eso significa que iremos sobre calibrados si nos aparecen los de menor tamaño.

 

Balas solidas

 Las balas solidas surgen ante la necesidad de conseguir máxima penetración en la caza de animales de gran tamaño, que tienen una estructura ósea muy dura y grandes masas musculares; hablamos fundamentalmente de elefantes, aunque también rinocerontes, búfalos e hipopótamos.

seller belliot exergy 300 win mag extraida del cuarto trasero un ñu azul despues de cruzarlo desde el pecho

 Durante la época de los cazadores blanco de elefantes, que abatían cientos de elefantes para conseguir marfil, vieron que el cerebro del elefante, en su parte frontal estaba protegido por una gruesa masa de tejido óseo esponjoso en la frente del animal, que era capaz de detener un proyectil sin que alcanzase el cerebro. En los tiros de costado, el hueso del omóplato y las costillas también eran obstáculos importantes que el proyectil tenía que atravesar; y las balas tradicionales, con frecuencia no eran capaces de hacer ese trabajo con seguridad.

 Los primeros intentos de conseguir balas adecuadas para este tipo de caza peligrosa eran balas tradicionales, con núcleo de plomo, pero que contaban con una camisa de cobre o latón mucho más gruesa que las de la caza convencional. Esto hacia que se deformasen menos, y penetrasen más. El fabricante australiano Woodleigh las introdujo en el mercado y aun hoy en día sigue siendo un fabricante de referencia en la fabricación de munición para los grandes calibres africanos.

 El gran paso fue la aparición de las balas solidas o monolíticas, que introdujo en el mercado el fabricante A-Square. Como su propio nombre indica estas balas eran fabricadas con una sola pieza de latón o aleación de bronce, prácticamente indeformable. Un proyectil de estas características básicamente va a producir una herida pequeña, solo del diámetro de la bala, porque no expande, pero a cambio, va a atravesar, huesos y músculos hasta llegar a los órganos vitales del animal.

 La munición de calidad en los grandes calibres africanos es muy cara. Sin embargo quiero dejar claro un mensaje para que se quede tatuado en el cerebro del lector. Cuando se va a cazar alguno de los 5 Grandes, cada euro gastado en munición de la máxima calidad está bien gastado, por cara que sea la caja de balas. Un buen proyectil, que haga su trabajo correctamente, puede ser la diferencia entre un elefante muerto con un tiro en la frente perfecto; o un cazador atacado por un elefante loco de ira con un disparo colocado en la frente y  que no le ha alcanzado el cerebro. Nunca debemos escatimar el dinero en la mejor munición cuando nuestra vida está en juego.

 Si usamos balas solidas sabemos que podremos tirar un búfalo en un ángulo complicado, con un tiro de costado de atrás adelante, que tenga que atravesar mucho musculo y toda la panza del bóvido. Podremos tirar animales en que no nos enseñen perfectamente la paletilla, porque sabemos que la bala va a atravesar… eso es lo que nos da la bala sólida. A cambio de saber que la herida que provocaremos es menor, de modo que tenemos que conocer donde estamos apuntando y donde están los órganos vitales del animal.

 

Balas tradicionales

 Cuando hablamos de balas tradicionales, nos referimos al tipo de proyectil que ha estado siendo utilizado en la caza durante los últimos 70 años. Una camisa exterior de cobre o latón, y un núcleo de plomo blando que le da mayor peso y al impactar se deforma con facilidad.

 

Herida mismo proyectil recuperado del pecho del venado completamente deformado con una perdida de peso del 50% y habiendo penetrado solo 10 cm

Hay muchas variantes de este tipo de proyectil, con puntas de plástico, con plomo desnudo en la punta… con distintas formas del proyectil… cada fabricante ofrece dos o tres diseños de este tipo de munición, que es la que más  se venden en todo el mundo. Un diseño bien conocido, probado durante décadas, y encima una tecnología muy sencilla que se puede producir a un coste barato.

 Este tipo de proyectiles sí que se puede utilizar en África sin problema alguno, si lo que vamos a cazar son animales de talla media. Me refiero a Springbok, gacela, duiker, blesbok, impala, lechwe, ñu negro… antílopes todos ellos que no pasan de unos 150 kilos de peso en ningún caso, y para los que no precisamos mucha penetración.

Los antílopes que hemos mencionado son antílopes de piel blanda, y la expansión del proyectil, cuando los alcanza a estas velocidades moderadas,  es una expansión correcta y el proyectil hace su trabajo a la perfección, expandiéndose, haciendo un canal de herida amplio, y alcanzando los órganos vitales del animal.

 

herida de entrada de un proyectil del 338 Win Winchester Core Lock disparado al pecho de un ciervo a 20 metros

No voy a nombrar concretamente ningún modelo de proyectil en este apartado, porque estos son la gran mayoría de balas de precios medios y económicos. Balas tradicionales, con tecnología conocida y probada que funcionan bien en animales de talla media y pequeña, y en velocidades de impacto moderadas.

 Este tipo de proyectiles funcionan bien en lo que viene denominándose la “Banda Verde” de velocidades de impacto. Esta “Banda Verde” son velocidades comprendidas entre los 675 m/s y los 800 m/s; por encima de los 800 m/s tienden a fragmentarse y perder masa (y por lo tanto pierden penetración) y por debajo de los 675 m/s expanden mal.

 Conviene hacer énfasis en que hablamos de velocidades de impacto, no de velocidades de boca de cañón, porque como todos sabemos la velocidad del proyectil se va reduciendo conforme va volando hacia el blanco. Veamos algunos ejemplos:

  30.06 Spr. 150 gr. 7 Rem Mag 150 gr. 338 Win 210 gr.
0 metros 823 m/s 948 m/s 863 m/s
50 metros 784 m/s 902 m/s 824 m/s
100 metros 747 m/s 859 m/s 787 m/s
200 metros 674 m/s 774 m/s 714 m/s

 

 Esto significa que un proyectil estándar tradicional de 150 grains, disparado en un rifle del calibre 30.06  va a expandir correctamente desde la boca de cañón hasta los 200 metros, porque va dentro de las velocidades de “Banda Verde”. Sin embargo, un calibre Magnum, como el 7 Rem Mag, que es un calibre muy rápido, hasta que llega a los 150 metros va muy por encima de las velocidades recomendadas para un proyectil estándar, y es muy posible que se fragmente, o se deshaga perdiendo parte de su masa.

 Por ello cuando cazamos con calibres magnum, si tenemos que hacer un disparo a corta distancia, de modo que el proyectil va a impactar sobre el blanco a mucha velocidad es cuando podemos encontrarnos con que la bala se fragmente, pierda toda su masa y su poder de penetración, realizando un gran boquete de entrada, y sin penetrar en el cuerpo del animal.

 

Balas Premium

 Municiones llamadas Premium son aquellas diseñadas de manera que no se fragmenten, y que retengan la masa del proyectil aun cuando impacten a altas velocidades. Conforme la evolución de la cartuchería y los nuevos diseños nos han llevado hacia calibres Magnum cada vez más rápidos y potentes, los cazadores han empezado a  demandar proyectiles que trabajan bien a altas velocidades de impacto y que transmitan toda esa gran energía cinética que llevan al cuerpo del animal, sin desintegrarse en el impacto.

 

RWS

RWS EVO Expansion controlada

En África normalmente no se tira en movimiento, y no se tira a grandes distancias, por lo que no se precisan los calibres ultra rápidos como en otras modalidades de caza. Sin embargo los calibres magnums han llegado para quedarse, y en África son tan populares como en cualquier otra parte del mundo.

 La única manera de conseguir que una bala aguante mejor un impacto a gran velocidad, es hacerla más dura y resistente.

 Los primeros diseños en esta dirección fueron hacer las camisas de cobre con paredes más gruesas, que aguantaban mejor el impacto; y el segundo paso fue la de fusionar el núcleo de plomo con la camisa de cobre (balas con núcleo soldado); como los proyectiles originales fabricados por Bitterroot. Actualmente la bala Bear Claw que monta Federal (Federal Bear Claw) también hace uso de este principio de paredes muy gruesas que no se separan del cuerpo del proyectil, y la Nosler Accubond también usa el principio de paredes gruesas y núcleo soldado a la camisa..

 El siguiente paso fue la aparición de diseños inspirados en el principio de las balas sólidas, como los de Nosler la súper efectiva bala Nosler Partition  , que lleva en el mercado desde los ’50 (Nosler Partition), o la Swift A-Frame (Swift A Frame) que lleva en el mercado desde 1984. Estos diseños coinciden en que la parte delantera del proyectil expande mientras que la posterior actúa como una sólida y no pierde su masa.

 

Proyectil SWIFT

Swift A Frame

Este tipo de balas están diseñadas para actuar perfectamente, y expandir de manera controlada a velocidades entre 800 m/s y 925 m/s. Funcionan perfectamente en los grandes antílopes (ñu, eland, roan, waterbuck…) con musculaturas importantes, o incluso en animales grandes con piel muy dura como jirafa.

 Este tipo de proyectiles son más duros que los tradicionales, y expanden menos… lo que significa que el canal de la herida es menor que en un proyectil de expansión rápida tradicional. Debe quedar eso muy claro… porque hay quienes se quejan de que estos proyectiles “pinchan” más a la caza en España. Al impactar en piezas de caza de piel fina, o blandas como son los cérvidos, o un guarro de poca talla, estas balas no expanden igual que las tradicionales, y si hay una colocación incorrecta del disparo, la herida que provocan es menor y el animal puede irse pegado.

 Que sean balas más caras, y que funcionen mejor en animales de piel dura, y que permitan hacer tiros en ángulos complicados porque tienen mucha penetración, no significa que vayan a mejorar la efectividad de una bala tradicional en un disparo de costado sobre un ciervo, donde claramente va a ser más efectiva una bala tradicional de expansión rápida, que hace más daño que un proyectil más duro tipo Premium.

 

Balas monometalicas

 Las balas monometalicas son aquellas que son fabricadas con un solo metal (cobre o una aleación de latón) que evitan que en su fabricación entre el plomo. Que este tipo de balas sean las ultimas en llegar al mercado no significa que sean las mejores, ni que superen los diseños anteriores. Probablemente llegan de la mano de las modas y de la impopularidad del plomo en las municiones, como su supuesto agente contaminante.

 Los diseños de balas monometalicas han resuelto muy bien el tema de la expansión, ya que todas ellas unas un sistema de punta hueca o de pétalos que se abren formando una especie de hélice, que avanza girando dentro del cuerpo del animal, y causa un canal de herida profundo y ancho.

 El problema que tienen es de peso. El plomo es más pesado que el cobre o latón, y por ello al carecer de plomo en su fabricación suelen ser balas más ligeras que sus equivalentes del mismo calibre en munición tradicional. Eso suele hacer que vuelen más deprisa y con trayectorias más tensas (menos peso) y que transmitan algo menos de energía en el impacto.

 Barnes fabrica las VOR TX, con una punta de polímero que aumenta su coeficiente balístico, y el resto del proyectil íntegramente de aleación de cobre. Pero hay otras soluciones como la EXERGY del fabricante Checo Seller Belliot, relativamente económicas y que funcionan muy bien basadas en el mismo principio.

 

Conclusiones

 La bala más cara no es la mejor para todas las situaciones ni sobre todos los animales que cacemos. Si cazamos con un calibre estándar (aquellos que no son Magnum) y vamos a disparar sobre animales de talla media y piel fina, un proyectil económico tradicional con camisa de cobre y núcleo de plomo blando, va a hacer su trabajo perfectamente. Lo mismo me da que estemos cazando un venado en Soria con un 9.3×62 que un impala en Sudáfrica con un 30.06; van a funcionar muy bien.

 Pero si vamos a cazar animales de gran talla, con piel más gruesa y mucho músculo que atravesar, o estamos utilizando un calibre magnum, que hace volar el proyectil con mucha más energía y velocidad, entonces es una excelente elección irnos a una bala de un nivel superior (ya sea Premium o monometalica), que nos asegurará que el resultado que obtengamos al impactar en el cuerpo del animal sea el deseado.

 En el caso de un Safari, que frecuentemente vamos a llevar un calibre magnum (300 Win Mag, 338 Win, 375 H&H), y que normalmente incluiremos entre los animales a cazar animales grandes o de piel gruesa (ñu, eland, waterbuck, oryx, red hartebeest…) la opción más lógica es elegir una bala más dura tipo Premium, que nos garantice suficiente penetración en estos animales. 

 No voy a entrar en cual debe ser el proyectil elegido, porque yo tengo la teoría de que la munición debería elegirla el rifle. Me explicaré; cada cañón concreto se comporta de manera diferente con un peso y una forma de proyectil, y en un mismo calibre cada fabricante carga de manera distinta (el tipo de pólvoras y la cantidad de polvora en el casquillo es diferente). Así pues una vez decididos el tipo de munición que queremos llevar, lo ideal sería probar dos o tres y ver con cuál de ellas agrupa mejor nuestro rifle.

 No olvidemos que la bala que mata es la que se coloca en el sitio correcto, porque una bala en la penca del rabo… nunca matara ningún animal; así que dentro de la oferta disponible del mercado deberemos encontrar  la munición que funciona mejor en nuestra arma.

 La munición es la parte más económica en un Safari, y en muchos casos es la diferencia entre el éxito o el fracaso. Elegir con acierto la munición que utilizaremos es muy importante, y nos debe dar  la seguridad de que podremos alcanzar los órganos vitales del animal aunque disparemos desde ángulos complicados.

 

Nos vemos cazando en África

José María Aranda

 

 

Si te ha gustado este articulo, no debes perderte este otro

La taxidermia en un Safari: ¿Cuánto me va a costar??

Share

Posted in Articulos Armas Jose Maria Aranda, Guia - Organizacion de Safari Tagged with: , ,

Noviembre 9th, 2017 by JM Aranda

Incredidle, the lioness check the hippo who is resting, and the angry hippo attacks her. The hippo catch the lioness by the head !!!

******

Increible imagenes, la leona se acerca a comprobar si un hipopotamo esta durmiendo. El hipopotamo se despierta, ataca y agarra a la leona por la cabeza !!!

Por suerte para ella no la coge bien, y es capaz de escaparse.

 

Hippo are really dangerous animals

Jippo

Hippo

 

If you liked this video, maybe you will like also this one

 

Jackal bites hunter – Chacal ataca al cazador

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , ,

croc attack
Noviembre 6th, 2017 by JM Aranda

Croc attack !!! In a muddy waterhole, where you can´t expect to find such a big croc.

Ataque de cocodrilo !! En una charca sin profundidad y lleva de fango… donde menos esperas encontrarte un cocodrilo de ese tamaño.

 

 

Awesome croc attack in a muddy waterhole.

Impala pays high price for his water.

 

Croc attack

Nile Croc

 

If you like that… don´t loose this awesome video, a hunter is fiercely bitten by an angry black backed jackal.

 

Jackal bites hunter – Chacal ataca al cazador

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , ,

Octubre 25th, 2017 by JM Aranda

Amazing footage leopard hunting monkey on a tree

*****

Increibles imagenes de leopardo dando caza a un mono en un arbol… nunca habia visto nada asi. Se desplaza incluso por las ramas mas delgadas !!!!

 

 

If you like this video… probably this one will like you also

 

Leopard charge – Carga de leopardo

Awesome animal, the leopard.

Probalemente… el depredador perfecto.

Leopard

the perfect predator

Leopardo

Leopardo macho

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,

Bufalo
Octubre 23rd, 2017 by JM Aranda

Reglas básicas para la caza del búfalo recoge en un breve articulo  algunas ideas que todo cazador deberia tener en cuenta antes de enfrentarse a una caceria de este animal.

Bufalo

Viejo Dagga Boy con boss impresionante

1/ Asumir la peligrosidad de nuestro oponente

 El búfalo cafre africano es el animal que más cazadores mata cada año. Cazadores que se cuentan tanto entre los cazadores de todo el mundo que visitan África cada año para hacer un Safari que los enfrente a los peligrosos bóvidos, como a los Cazadores Profesionales (PH) que los guían, y que en ocasiones acaban dando la vida protegiendo a sus clientes.

 Cuando el cazador europeo decide que quiere cazar un búfalo, debe ser consciente que nada tiene que ver con la caza que haya realizado previamente en su país, y que tampoco tiene nada que ver con la caza de antílopes que haya podido realizar en otros Safaris.

 El búfalo cafre es un oponente formidable, duro, difícil de matar, y con un carácter muy agresivo. La primera vez que se nos queda mirando un cafre, con el morro en alto y cara de pocos amigos… sabemos que nos hemos buscado un enemigo complicado.

 Para enfrentarse con garantías a la caza del búfalo, lo primero que debemos tener es “actitud”, y ser conscientes de lo que vamos a hacer. Eso nos permitirá darle la importancia que tiene, y poner nuestros cinco sentidos en dar el 100% de nosotros mismos como cazadores, y así minimizaremos los riesgos que correremos.

 

2/ Elegir un calibre suficientemente contundente

 El búfalo no es animal al que podamos enfrentarnos con calibre ligeros. El mínimo legal con el que lo cazaremos en la mayoría de países Africanos, y que podemos considerar también calibre mínimo “de seguridad” es el 375 H&H.

 El 375 H&H con su proyectil estándar de 300 grains, es el calibre que más búfalos mata cada año. No porque sea el calibre ideal, sino porque es el calibre pesado más extendido, el que más cazadores poseen en sus armeros, y por eso el más utilizado. Es un calibre fantástico, con excelentes propiedades balísticas, pero el 375 H&H debe considerarse un mínimo, no creamos que llevamos en las manos “un cañón” que va a hacer volcar a un búfalo a la primera, en cuanto lo toque una bala de nuestro 375 H&H.

 Mi experiencia que es que los búfalos a los que les alcanza un bala del 375 H&H, aun con buena colocación del disparo, suelen correr heridos con el resto de la manada, para acabar doblando unos cientos de metros más adelante.

 

Buffalo

Sr. Lopez Pascual con un bufalo cazado con su 458 Lott

Si queremos un calibre idóneo para búfalo, por contundencia y poder de parada, nos iríamos un pasito hacia arriba, a rifles de calibres como 404 Jeffery, 416 Rigby, 416 Rem Mag, o 458 Win todos ellos montan puntas de 400 grains.  La punta de 400 grains es mucho más contundente, y su efecto de nota inmediatamente en el búfalo que recibe el disparo, que inmediatamente acusa en su comportamiento el impacto recibido.

 El poder de parada de estos calibres, con sus proyectiles de 400 grains, es tremendo, cosa que agradeceremos especialmente si las cosas se ponen feas, y realmente tenemos que parar la carga de un búfalo herido, una de las mayores pesadillas de cualquier cazador profesional.

 

3/ Seguir fielmente los consejos del Cazador profesional

 Tenemos que mentalizarnos que nuestra experiencia previa en la caza de otras especies, solo tiene un valor relativo a la hora de cazar búfalos. Nos ayudará el saber movernos en silencio, el saber pistear, las normas de seguridad en el manejo de armas, precisión en el disparo, todas ellas habilidades “genéricas” propias de un cazador experimentado… pero en la caza del búfalo siempre deberemos dejarnos guiar por el Cazador Profesional (PH).

 

Bufalo cabo

Sr. Anguis con un bufalo cazado con el PH Adam Barnard

La caza peligrosa, y especialmente la del búfalo, requiere de un conocimiento profundo de los comportamientos de las especies a cazar. Los búfalos son muy agresivos, ocasionalmente se puede dar incluso la circunstancia de carga previa a la realización del disparo, así como la carga de hembras, de animales que están ocultos cerca de nosotros y no teníamos controlados, cargas de otros ejemplares de la manada… La casuística posible es muy amplia, y en todos esos casos lo que nos va  a salvar la vida es mantener la serenidad, y seguir al pie de la letra las instrucciones del PH que dirige la caza.

 

4/ Colocación del primer disparo

 Los búfalos son una de las especies más “duras” del reino animal. Casi una tonelada de peso, musculatura muy potente, huesos grandes y sólidos, y sobre todo, una tenacidad y resistencia legendarias, hacen que sea un blanco difícil de abatir. A esto se suma el hecho de que si le disparamos con calibres pesados, es frecuente que el cazador no esté muy acostumbrado a usar rifles con tanto retroceso, y esto se traduce en menor precisión en la colocación del disparo. Hay que hacer especial énfasis en que es imprescindible haber practicado suficientemente con el calibre que vamos  a utilizar, hasta que tenemos plena seguridad y confianza en nuestra capacidad de acertar en el disparo utilizando un rifle de calibre grande.

 

shooting buffalo

Disparo cuarteado, tras la paleta

El búfalo suele meterse en zonas “sucias”, con espinos y vegetación arbustiva, y nos obligará a realizar disparos a través de la maleza, o en grupos en los que el resto de animales se están moviendo constantemente. La ventaja que tenemos es que normalmente el animal se nos quedara mirando desafiante, o nos permitirá un disparo con el animal parado o moviéndose lentamente al paso. Ese es el disparo que tenemos que aprovechar, ese es el que debe anclarnos nuestro búfalo, y evitar que se vaya herido siguiendo a la manada cuando todos los demás echen a correr.

 Si en todas las especies es importante el primer disparo, en el caso del búfalo, esto es crucial, ya que sabemos que un disparo con una colocación deficiente nos va a llevar a tener que pistear un búfalo herido, una de las situaciones más peligrosas en las que nos veremos en nuestra vida, y que debemos intentar evitar a toda costa.

 

cape bufalo

Disparo cuarteado de frente delante de la paleta

Frecuentemente nos veremos obligados a realizar un disparo frontal, con el búfalo parado mirándonos directamente hacia nosotros y el morro levantado. Se trata de un blanco no muy grande, pero es un disparo a corta distancia, y además cualquier impacto en esa zona es muy efectivo, con efectos devastadores, que suelen acabar inmediatamente con la vida del búfalo. Nuestra mayor preocupación al ejecutar  ese disparo ha de ser que el disparo vaya centrado, ya que si se nos va hacia los lados, impactaremos sobre la poderosa musculatura y huesos de las paletillas, y ese es un disparo que no afectara a los órganos vitales, y permitirá que el animal herido siga cojeando al resto de la manada, complicándonos muchísimo la cacería. Otro error frecuente dependiendo de la altura de la cara del búfalo es que el disparo impacte en el morro del animal, y no llegue al pecho que es donde debemos colocar nuestra bala.

 

frontal

Disparo de frente al pecho

Si nos ofrece un blanco lateral, ejecutaremos un disparo clásico al triangulo corazón-pulmones. Si alcanzamos el corazón el efecto será más inmediato, y si le cruzamos los pulmones, aun con un disparo perfecto, el búfalo correrá siguiendo a la manada para morir unos cientos de metros más adelante. Tenemos que tener siempre en cuenta que el corazón está justo detrás del hueso de la pata, en la parte alta del brazuelo si el búfalo está parado. La opción más segura es apuntar al hombro, donde alcanzaremos los grandes vasos que salen del corazón, y le provocaremos una hemorragia masiva inmediata.

 Especialmente delicado es el disparo hacia un búfalo que nos da un blanco en ángulo, y que tengamos que disparar de atrás hacia adelante.

 Ese disparo ha de atravesar casi un metro de la panza, que está llena de material vegetal a medio digerir, y que actúa como un saco de arena reteniendo la bala, que pierdo muchísima capacidad de penetración. Es un disparo que deberemos evitar en la medida de lo posible.

 Excepto en los disparos que rompan la espina dorsal, o que impacten en el cerebro, los búfalos suelen salir corriendo aun con un disparo perfecto de un calibre pesado, eso no debe preocuparnos demasiado.  Si hemos colocado nuestra bala donde corresponde, se echara para morir en un par de minutos, y normalmente lo oiremos mugir en sus últimos estertores mortales.

 

5/ Forma física

 Cazar búfalos es una actividad que requerirá un esfuerzo físico importante por parte del cazador. Quien no se vea capaz de caminar largas jornadas siguiendo los rastros de las manadas entre los espinos, que cace un leopardo a la espera cómodamente sentado en un “blind” todas las noches.

 Normalmente los búfalos gustan de los terrenos sucios, con fuerte cobertura vegetal, y ese es el lugar por el que nos veremos obligados a seguirlos. Como nosotros no disponemos de un cuero impenetrable como ellos, al pistearlos por ese terreno sufriremos el castigo de las miles de especies de plantas espinosas que hay en África, que nos desgarraran sin piedad ropa y piel. Aquel que haya sido lo bastante previsor de llevar un pantalón resistente a los espinos, habrá hecho una gran elección.

 Yo aún no he sido capaz de entender a nos PH que avanzan tranquilamente por ese tipo de terreno con unos pantalones cortos que parecen insultar la torpeza de los clientes para caminar por allí sin arañarse.

 Quien vaya a enfrentarse a una caza de búfalo, debería ser capaz de caminar a un ritmo normal durante 4-6 horas sin detenerse, y quizás repetir ese ejercicio durante varios días consecutivos. No es necesario correr, no es necesario ser un superhombre… pero el búfalo normalmente venderá cara su piel, y eso hace que el cazador valore más su trofeo cuando lo consigue.

 

6/ Extremar las precauciones si tenemos que pistear un búfalo herido

 La circunstancia más temida, la que nadie desea, pero que en ocasiones (muchas desgraciadamente) se da, es la necesidad de pistear un búfalo herido. Una colocación deficiente de nuestro disparo, una rama maldita que ha desviado ligeramente el proyectil antes de alcanzar el blanco, un disparo precipitado a un búfalo que se movía… mil circunstancias nos pueden meter sin desearlo en un pisteo.

cape bufalo

El autor con un bufalo cazado en Sudafrica con 404 Jeffery

 Cuando el búfalo sale corriendo, y vemos que ha encajado un disparo, el PH va a dejar unos minutos para que la bala haga su trabajo, y la hemorragia acabe con la vida del animal. Pasados esos minutos de seguridad, se empieza a buscar lentamente al búfalo, con todas las precauciones del mundo, con la idea de que lo encontraremos muerto unos pocos cientos de metros más adelante. Sin embargo, si recorremos esos 300-500 metros, y el rastro sigue adelante, hay sangre, y el animal no está echado muriéndose… la cara de todo el mundo en la partida de caza se va poniendo más seria y más pálida; ahí es donde empiezan los problemas.

 Regla no escrita de la caza peligrosa, “el cazador que ha herido al búfalo debe participar en el pisteo del animal”. Cuando las cosas se ponen feas y peligrosas, hay que echarle agallas y seguir adelante, ya que debemos recordar que nuestro disparo imperfecto ha sido quien ha generado la situación peligrosa, de modo que cada uno debe hacer frente a las consecuencias de sus actos. Hemos ido a África a cazar un búfalo, y hay que hacerlo hasta el final, aunque las circunstancias se pongan complicadas, para eso hemos elegido libremente nosotros cazar un búfalo y no una cebra. Aquel cazador que se queda atrás, y que deja el pisteo en manos únicamente de los profesionales, quedará completamente desprestigiado  ante todos ellos.

 El pisteo se realiza siempre sin seguro y con bala en recamara, listo para disparar. Si a nuestra arma se le puede quitar visor, se le quita, si no se puede, se pone a mínimos aumentos, porque es un disparo a bocajarro. El cazador no debe mirar nunca el rastro, sino que debe centrar su mirada hacia adelante, tratará de buscar cualquier indicio del animal oculto frente a ellos, el brillo de un cuerno, el movimiento de una oreja… que delate la posición de la que vendrá el posible ataque.

 

boss buffalo

Viejo bufalo con boss impresionante, zona del disparo sobre el hombro

Así pues en esas circunstancias, se debe seguir escrupulosamente las indicaciones del PH que es quien dirige la caza, y apoyarlo en todo momento, ya que nuestro apoyo es necesario como rifle de cobertura. Nosotros no podremos ayudar demasiado en el pisteo, pero estaremos ahí en el caso de que el búfalo herido cargue contra el grupo, y haya que dispararle para detener su carga. El cazador es un rifle más, y si el búfalo carga, todo rifle presente será de valor inmenso porque cuando el animal nos ataque se echara encima del grupo en solamente 3-4 segundos, con intención de matar a quien sea capaz de alcanzar.

 El búfalo herido no huye sin más; con frecuencia cuando se dé cuenta de que estamos siguiéndolo, nos esperará en una sombra, inmóvil e invisible, hasta que nos acerquemos a él, para lanzarnos una carga furiosa y mortal. Ese es el mayor peligro se este animal, ya que esa carga la lanzará cuando nos encontremos a muy corta distancia, y se trata de un animal muy potente. La única manera de parar una carga es con un disparo al sistema nervioso central del animal, que es únicamente el cerebro y la espina dorsal.

 Para detener la carga no nos vale un disparo al corazón, solo un disparo al sistema nervioso derribará  al animal. En muy pocos segundo tenemos que actuar:

  • si el búfalo viene con la cara alta, habrá que apuntarle entre los ojos, justo bajo el boss, para que le bala le entre al cerebro. Muy importante que el disparo no quede bajo y le dé en la cara, que no hará mas que enfurecerlo más y enloquecerlo de dolor.
  • si el búfalo está muy cerca y humilla la cabeza para cornear, nos enseñará la columna vertebral, y es un blanco complicado, pero igualmente efectivo, que derrumbará inmediatamente al animal.

 

7/ Conclusión

Cazar búfalo es una actividad de riesgo, que no se debe tomar a la ligera. Se trata de una caza que genera mucha adrenalina, ya que seguir las manadas es una actividad intensa y agotadora, en la que el cazador se siente muy cercano a la pieza a cazar, oliéndola, escuchándola… siempre ahí delante de ti.

De todas las cazas peligrosas, quizás esta y la del elefante son las más adictivas, y quien la ha probado repite. No hay muchos cazadores enamorados de la caza del cocodrilo, o del leopardo; pero sí que hay muchos Safaristas que repiten y siguen cazando búfalos año tras año… por algo será.

 Solo un último consejo, si tiene la fortuna de poder cazar un búfalo, prepárelo con antelación, disfrútelo intensamente y exprima la experiencia hasta la última gota. Cazar búfalo cafre es la pura esencia de África.

 

Nos vemos cazando en África

JM Aranda

Share

Posted in Articulos Caza Jose Maria Aranda, Guia - Organizacion de Safari Tagged with: , , , ,

Septiembre 20th, 2017 by JM Aranda

Buffalo hunting. Incredible trophy… and really awesome hunt

Buffalo is probably the most addictive of the Big 5 hunts… pleople who try it… asually keep on shooting buffalos. Adrenaline is always guaranteed.

 

 

Impresionante bufalo, viejo y con un poderoso boss solido, es realmente el trofeo que todo cazador soñaria con conseguir.

Los bufalos son una de las cacerias más dictivas para los Safaristas. Son duros, imprevisibles y peligrosos; por esto quien caza una vez bufalos, normalmente siempre estara interesado en seguir cazandolos. La adrenalina y la emocion estan garantizadas.

Buffalo hunt

Bufalo en la Sabana

Si te ha gustado este video… no deberias perderte este articulo

 

Bufalo Cafre: La leyenda de “la Muerte Negra”

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,

Septiembre 18th, 2017 by JM Aranda

1/ Propinas : Introducción

 Las propinas son un elemento que hace sentir incómodo a la mayoría de los safaristas, porque es algo que no controlan, y hay muchas informaciones confusas sobre este tema. El cazador español, por nuestra cultura, está acostumbrado a que la “propina” son las monedas del cambio que uno deja en el bar cuando le devuelven de tomarse un café, y deja unas monedas en la barra.

 En el mundo anglosajón la propina no es eso, es algo completamente diferente; y esto hace que por este desconocimiento, con frecuencia los cazadores españoles queden como “tacaños” a los ojos de los profesionales de los Safaris.

 Cuando estamos haciendo una previsión de gastos para un Safari, la partida de las propinas deberíamos tenerla contemplada desde el principio, como una partida más, igual que el gasto del billete de avión.

 

2/ Para que se dan las propinas en un Safari

 Las propinas son un medio de favorecer que los trabajadores den un buen servicio a los clientes. Es algo que el trabajador (ya sea un PH, un nativo que actúa de pistero, o una cocinera) debe relacionar el importe recibido en la propina con la mejor/peor atención que ese cliente ha recibido durante su estancia.

 

El PH nos guia en la caceria y su buen hacer es quien nos dara la clave del exito

Es por esto que la propina es algo frecuente, esperado por parte de los trabajadores, pero en ningún caso debe ser algo impuesto por la organización (la empresa de Safaris nunca debiera forzar al cliente a darlo). Asimismo el importe debería ser directamente proporcional al grado de satisfacción que el cazador tenga con los servicios prestados por esos trabajadores. Como clientes no deberíamos aceptar que la empresa organizadora nos impusiese el importe de las propinas o que nos las pusiese en nuestra factura como una partida fijada… la propina la damos nosotros, y del modo que queremos.

 Si un cliente se va algo triste al finalizar su safari porque no ha podido tirar un Waterbuck que tenía contratado, pese a estar buscándolo durante días… pudiera ser que la propina de su cazador profesional (PH)  fuese algo menor, ya que pensase que no se ha esforzado lo suficiente; pero si ha comido bien, y su alojamiento estaba impecable… la propina que reciba el personal del campamento no debiera verse afectada.

 

3/ Porqué es importante

 El salario de los cazadores profesionales (PH) y del personal del campamento (cocineros, despellejadores, limpieza…) no es demasiado elevado; todo ellos cuentan con recibir propina de los cazadores como un complemento básico de sus salarios.

Cuando se esta realizando caza peligrosa normalmente las propinas para todo el equipo son mayores

En la esperanza de conseguir una buena propina del cliente, cada uno de ellos se esfuerza al máximo para dar lo mejor de sí mismos de modo que el cazador tenga la mejor experiencia posible durante su Safari en África, y que reciba el mejor servicio posible.

 El sistema de las propinas en los Safaris ha funcionado durante muchísimos años, y ciertamente ha sido un modelo exitoso, ya que en este ámbito laboral, realmente ha cumplido su función. Los cazadores están allí por periodos cortos de 7-14 días, y los trabajadores saben que si se esfuerzan duro esos días, la recompensa es muy inmediata, el premio es muy cercano… y eso es una zanahoria que hace que todo funcione mucho mejor.

 Si por una causa grave justificada decidimos no dar una propina a alguien al finalizar el safari, lo lógico es que demos nuestras propinas al personal que ha trabajado bien, y que de manera aparte expliquemos al dueño de la finca o a quien esté a cargo del campamento, que hemos decidido no dar propina a cierto trabajador por la razón que nosotros consideremos.

 

4/ Cuando dar las propinas

 En el mundo anglosajón las propinas se dan al final; esa es la regla general, porque es cuando ellos la esperan, y es cuando el cliente tiene un balance completo de cómo ha resultado su Safari.

 Yo tengo una teoría diferente, y es que yo suelo dar un porcentaje pequeño de las propinas durante el safari, en moneda local. Yo siempre me hago con unos cuantos billetes pequeños en Rands, que al cambio son prácticamente nada, y los uso como pequeños incentivos durante el Safari, hacia el personal de servicio. Si un pistero me encuentra un animal herido, si un skinner está despellejándome una cebra… prefiero dar una pequeña propina que hace que estén más por la labor de trabajar bien. En mi opinión eso siempre ayuda a que trabajen más ilusionados.

 Independientemente de que haya dado aquí y allá algunas pequeñas propinas, eso no quita para que haya que dar igualmente la propina al finalizar el safari.

 

5/ La propina que no cuesta dinero

 Mi madre siempre me decía “las buenas palabras son gratis” y que razón tenía. Y es que en cualquier lugar del mundo quien trabaja para nosotros agradece que se le trate bien y con una sonrisa. Se pueden dar órdenes, se puede exigir que trabajen bien… y todo se puede pedir con una sonrisa y con educación.

 En general el cazador español es excelente en esta faceta, frente a los cazadores de otras nacionalidades, que tienen fama de secos y que no confraternizan con los equipos. Una petición de cualquier tipo, acompañada de una sonrisa… siempre es mucho más suave.

 No es solo una cuestión económica. La realidad es que las personas que “caen bien” a los equipos del campamento, por su simpatía, por su educación o por su amabilidad, normalmente son las que obtienen un mejor servicio durante la cacería, y con ellos los equipos de caza se alegran sinceramente si el cazador obtiene los trofeos que busca.

 

6/ Presentes

 Es habitual llevar algún presente para la esposa del propietario de la finca, o un cuchillo para el dueño, o puros… este tipo de presentes que se dan al llegar no deben confundirse con la propina, y no excluyen de la propina que los equipos esperan al final del safari.

 Es más, si el propietario de la finca es quien nos hace de PH, y nos guía en nuestra cacería, hay que tener presente que él espera recibir una propina por el trabajo de guía de caza realizado. Para nuestra mentalidad, esto es impensable, porque vamos a dar una propina a una persona que tiene una posición económica completamente acomodada, quizás mejor incluso que la nuestra… pero ellos esperan recibirla.

 También en ocasiones se puede llevar tabaco de liar, o algún regalo menor para los pisteros o los skinners, que se entregan al llegar. Este tipo de obsequios son siempre bien recibidos, pero igualmente hay que remarcar que a los ojos de ellos no tienen nada que ver con la propina que deben recibir al final del Safari por su trabajo realizado.

 

7/ A quien dar propina

 Básicamente la respuesta es… casi a todos los miembros del equipo. En mayor o menor cantidad, pero todos ellos esperan recibir algo de los cazadores.

 

Los trackers realizan un trabajo imprescindible para los cazadores

La propina más sustanciosa, y la que es más lógica es la que se da a tu Cazador profesional (PH) que ha estado estos días a tu servicio, y que ha usado todo su conocimiento y habilidad para conducir tu cacería con éxito.

 El segundo grupo, que están directamente relacionados con los cazadores son los pisteros y los despellejadores. Estos suelen recibir una propina menor que la del PH principal.

 No debemos olvidar al personal de servicio del campamento, que muchas veces no vemos tan directamente (cocina, limpieza, conductores, etc…). En estos casos se suele dar una cantidad general a quien esté a cargo del campamento para que la reparta entre el equipo de manera justa. Los porcentajes que recibe cada uno suelen estar ya prefijados para que no haya problemas.

 Si la cacería es en un área publica (como un Parque Nacional) y requiere de la presencia de un Game Guard (un guarda del parque), que normalmente no colabora en nada, y nos acompaña como un mirón… a pesar de que él es un funcionario público con un sueldo es costumbre darle también una pequeña propina por su inestimable “ayuda”.

 

8/ La pregunta del millón es cuanto

 Y ahora viene la parte más difícil… cuanto dar de propina, para estar en una línea digna y no parecer un tacaño a los ojos de las personas que han estado esforzándose durante los últimos días en que nuestra experiencia en África sea lo más satisfactoria posible.

 

Propinas

Un modesto billete de 20 rands es un incentido para agradecer un pistero que te ha encontrado un amimal herido, o una limpiadora que te trae la ropa planchada

El primer punto a explicar es que el importe que demos de propinas debiera estar directamente relacionado con el nivel de satisfacción que tengamos como clientes por los servicios recibidos. Si damos unas horquillas orientativas, deberíamos estar en la parte alta o en la baja de la horquilla sugerida dependiendo del nivel de satisfacción que tengamos.

 La propina para el cazador profesional, si fuésemos a la ortodoxia anglosajona estaría entre el 5% y el 7% del valor total de la caza abatida. La realidad es que un cazador profesional en un safari de antílopes considerara baja una propina inferior a 150€ por una semana de trabajo, y considerara muy generosa una propina de 300€. Pero lógicamente si estamos dos semanas y hemos tirado 25 animales con éxito… el PH esperara más propina por los servicios prestados.

 Las propinas para el personal auxiliar y de servicios suelen estar entre 50€ y 150€ dependiendo de cuantas personas son, y de cómo han trabajado para el cazador durante el safari. En ocasiones si durante todo el safari se ha tenido un pistero exclusivo para nosotros se le puede dar una propina de 20-30€ a él personalmente.

 En el caso de que se realice un safari de caza peligrosa, es normal que el personal que está involucrado directamente en la caza, tenga una propina mayor, al haber realizado una actividad de riesgo, y estar protegiendo nuestra vida con sus servicios profesionales. Si algo sale mal… él es quien está ahí para protegernos del eventual ataque del animal.

 

9/ Conclusión

La propina en el mundo de los Safaris no es algo opcional, si el transcurso del safari es correcto, lo normal es que el cazador deje una propina a los que han estado trabajando para él durante los días que ha durado el Safari. Los que lo reciben así lo esperan y lo entienden como parte de su salario.

El importe de la propina debera ser proporcional al nivel de satisfaccion del cliente

La empresa de caza no debe forzar al cliente a dejar una propina determinada, ni incluirla en su factura; es el cazador quien debe darla libremente. Es preferible darla en las manos de  quienes queremos que las reciban que darla a un montón general para que sea repartida por la empresa.

 No debemos limitarnos a dar propina al cazador profesional que nos ha guiado, ya que los nativos y el personal auxiliar y de servicios, también esperan que se les dé una propina por su trabajo.

 Los regalos, presentes hacia el personal del campamento, tabaco, etc… son cosas diferentes, que nada tienen que ver con la propina. Si decidimos llevar algo de esto no debe afectarnos al cálculo de la propina final a entregar.

 El importe debe ser variable dependiendo del grado de satisfacción que hayamos tenido en nuestro safari, pero si no hay un desastre deberíamos tener previsto desde un principio dejar una propina al equipo. Un equipo satisfecho por una propina justa nos recibirá con los brazos abiertos la próxima vez que visitemos el campamento.

 

Nos vemos cazando en África

José María Aranda

www.spitskopsafaris.com

 

Si te ha gustado este articulo, quizas te interese leer este otro

 

Consejos para contratar tu primer Safari

Share

Posted in Guia - Organizacion de Safari Tagged with: , , , ,

Septiembre 17th, 2017 by JM Aranda

Lioness hunts a zebra foal… awesome footage

Zebra is on of the most challenging preys for any predator (or humane hunter) because it is a really clever animal, and always alert, difficult to stalk.

This lioness has to accelerate to her maximum speed to catch that foal; the quality of the images is awesome.

 

 

Esta leona caza un potrillo de cebra. Son impresionantes imagenes, de una calidad y plasticidad inigualables.

Las cebras son una de las espcies más inteligentes, y por ello más complicadas de cazar; las cebras nunca bajan la guardia y huyen a la menor señal de peligro. Con frecuencia son las cebras las primeras que corren, y así son las que hacen huir a todo el resto de antilopes.

El autor Con Adam Barnard y dos cebras cazadas en Spitskop Safaris

 

Si te ha gustado este video… quizas te interese tambien este

 

Jackal bites hunter – Chacal ataca al cazador

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , ,

Septiembre 16th, 2017 by JM Aranda

Leopard charge… always in the worst place, plenty of bush and branches…. and really close distance.

 

 

El leopardo siempre busca el peor sitio posible para realizar su ataque, es por ello que es tan peligroso.

Este leopardo herido, estaba esperandoles en un agujero, en lo mas espeso del cuce del rio… y ataca cuando estan a  cinco metros… escalofriante

Leopardo

Leopardo macho

Si te ha gustado este video… quizas te guste tambien este:

 

Buffalo attack – Carga de Bufalo del Cabo

Share

Posted in Videos Caza y Fauna Tagged with: , , , ,