Safari “Low Cost” en Sudafrica

Facochero

INTRODUCCION SAFARI “LOW COST”

Este  año de crisis mi amigo Jose María Aranda y yo estábamos planteándonos si podríamos irnos de Safari, con la maldita crisis a nadie le van las cosas como le iban en años anteriores, y la caza siempre es un gasto que podemos recortar (por mucho que nos duela hacerlo).

Northern cape

De vuelta a los paisajes aridos del Northern Cape en Sudafrica

No pintaba demasiado bien, y ya estábamos pensando en dejarlo para el año que viene, cuando “lo peor de la tormenta” fuera pasando. Sin embargo, en una tarde de charla de cazadores (de esas que nos encanta contar nuestras mentiras), decidimos que podíamos hacer un Safari de Antílopes, sin ninguna excentricidad, y que eso podíamos organizarlo con un presupuesto “low cost” acorde a las circunstancias económicas del momento.

La decisión del país era clara para nosotros, Sudáfrica era el destino con daily rates más bajos, y además hay vuelo directo de Iberia, de modo que solo hay que pagar un billete de avión. Los vuelos de Iberia se encarecen desde primeros de Julio, y se consideran temporada baja hasta Junio, de modo que nos teníamos que ir forzosamente en Junio con los billetes más económicos. Por otro lado Junio es un mes fantástico, fresco, sin mosquitos, con días agradables para cazar y noches para dormir con manta… una delicia.

Cold

Mucho frio por las mañanas en Agoso

Así que decidimos quitarnos una montería y un rececho aquí en España durante este año, ahorrar ese dinero, y prácticamente con eso ya tendríamos pagado un safari modesto en África.

Nosotros teníamos muy claro que independientemente de los animales a cazar, una Safari es una semana de vacaciones cazando en África, y eso siempre es una experiencia inolvidable, aunque este año el presupuesto que llevábamos fuese más ajustado. Los amaneceres serían tan increíbles como siempre, el trato sería tan bueno como siempre y los lances serían tan emocionantes como lo han sido siempre… de modo que con toda la ilusión del mundo nos pusimos a preparar nuestro Safari “Low Cost” del 2011.

 

 

 

ESPECIES, RIFLES Y CALIBRES

Decidimos irnos con Spitskop Safaris http://www.spitskopsafaris.com/, en Kimberley (Sudáfrica); esta empresa con la que ya habíamos cazado en alguna ocasión anterior  y que era una apuesta segura para nosotros, ya que sabíamos que allí no nos íbamos a equivocar y que el éxito estaba asegurado por la profesionalidad de su gente y la calidad de sus fincas de caza.

Facochero

El primero nada mas llegar… la primera tarde

Por la experiencia de otros años sabemos que tiene unos daily rates muy ajustados a los precios del mercado, y que sus animales están a precios imbatibles en el mercado, cosa muy a valorar cuando preparas un safari con un presupuesto ajustado. Pero seamos realistas, uno de los motivos de más peso que nos hacían desear regresar allí era el solomillo de eland con setas que prepara Runelle Barnard, la madre de Adam Barnard, el propietario de la finca.

Para controlar el gasto final y ajustarnos al presupuesto que nos habíamos marcado teníamos claro que nosotros cazaríamos en 2×1, de modo que aunque compartiríamos las oportunidades y seguro que nos veríamos obligados  a tirar menos animales, disfrutaríamos de los lances de ambos.

gnu

Ñu azul

Cada uno de nosotros tenía sus preferencias particulares en cuanto a las especies a abatir, y sobre gustos no hay nada escrito. En cualquier caso, el plan que nos trazábamos todos era cazar un antílope de los de precio más alto (a elegir eland, kudu o waterbuck), otro de los de pecio medio (órix, ñu azul o ñu negro), y unos cuantos de los de precios económicos (duikers, facocheros, springboks, blesboks…). Así conseguiríamos armar una lista compensada, que nos permitiese pegar tiros, y que no se disparase de precio.

Obviamente no estamos para hacer excesos, de modo que íbamos a llevarnos armamento de lo que ya teníamos en el armero, sin novedades ni gastos innecesarios. Al final fue un 375 H&H a compartir para tirar ambos los bichos más grandes (no conviene ir nunca subcalibrado a África) y dos rifles del 300 WM que son muy polivalentes para la caza de todo tipo de antílopes.

ammo

Bala Sellier Belliot EXERGY

En cuanto a la munición, llevábamos la nueva bala EXERGY de Seller Belliot, una excelente opción calidad precio que queríamos probar y que nos sorprendió gratamente. Se trata de un proyectil sin plomo, construido completamente de cobre, con punta hueca y el extremo de metal blando que facilita la expansión inmediata.

La penetración nos sorprendió mucho, ya que incluso tiramos un ñu azul de pecho, y encontramos el proyectil alojado en el jamón del lado contrario. Probablemente la alta  penetración se deba a que la retención de masa de las balas recuperadas estaba cerca del 100% del peso del proyectil.

 

LA CAZA

A nuestra llegada al aeropuerto de Kimberley, nos estaba esperando Adam Barnard, con su habitual franca sonrisa de bienvenida, y ya nos empezamos a sentir como en casa. En solo veinte minutos estábamos en la finca de Spitskop Safaris descansando del viaje y tomando unas cervezas. Tras una comida ligera nos fuimos a probar los rifles al campo de tiro, y después de comprobar que no habían variado el punto de impacto, Adam nos preguntó que queríamos hacer en lo que quedaba de tarde, ante lo que Jose María y yo mismo le respondimos a la vez “vámonos a cazar”.

Nos quedaba una hora de luz aproximadamente, y tuve mucha suerte porque enganche este buen facochero, que se nos quedó mirando bajo unos arbustos, confiado en que habíamos pasado sin verlo. El faco estaba equivocado al confiarse, y nos sirvió para empezar el Safari con un buen animal, relajados y sin presiones.

wildebeest

Ñu Negro con la ultima luz del atardecer

Yo tenía mucho interés en cazar un ñu negro, especie que me apasiona, ya que siempre resulta un reto ponerse a distancia de tiro de sus atentas manadas, así que le dije a Adam que prefería comenzar con él. Al día siguiente le entramos a pie varias veces a una numerosa manada de ñus negros, y la difícil aproximación nos obligó a ir tapándonos y avanzar en ocasiones casi reptando protegidos por cualquier ondulación del terreno, ya que los ñus negros tienen predilección por las zonas abiertas, donde no hay vegetación que nos sirva de cobertura. Tras un bonito rececho, y con el sol ya poniéndose en el horizonte, tumbamos un viejo macho de ñu negro con dos tiros del 375 H&H.

En los siguientes días fuimos cazando algunos facos, blesboks, un steenbok muy bueno. Jose María andaba detrás de cazar un Ñu azul, ya que es una especie por la que tiene predilección.

Bush

Vegetacion cerrada de arbustos espinosos

Buscamos y desechamos muchos machos de tamaño medio, y encontramos un ejemplar viejo que andaba solo en compañía de su escudero, no era inmenso, pero era viejo, y tenia personalidad, un animal para tener en tu sala de trofeos. Jose cogió el 300 WM y se fue con Adam metiéndose en la espesura, y pronto los perdí de vista mientras yo me quede en el todoterreno, observando al ñu con los prismáticos.

Cuando escuché el disparo, vi que el ñu había sido alcanzado de pecho, y el animal dio tres pasos hacia atrás y cayó redondo. Cuando luego recuperamos la bala, comprobamos sorprendidos que lo había cruzado de lado a lado, entrando por el pecho y terminando alojada en el jamón opuesto tras cruzar todo el cuerpo del animal. Nos agradó comprobar la tremenda penetración de esta munición nueva de Seller Belliot, incluso en animales tan duros como es un ñu azul.

Los últimos días nos cambiamos de zona de caza y subimos al Norte de Sudáfrica, al desierto del Kalahari, con intención de tirar algunos buenos springboks y buscar dos kudus, uno para cada uno. La finca en el Kalahari era impresionante, 20.000 hectáreas y miles de springboks por todos lados. Hacía bastante frío esos días, y el tiempo no era el idóneo para cazar; los animales se mantenían al abrigo de las zonas de más “bush”, y apenas se les veía en lo abierto.

Springbok Ram

Gran Springbok en el Kalahari

Buscábamos kudus, y sin embargo mientras los buscabamos con ahinco por toda la finca, íbamos recolectando una buena colección de springboks, ya que cada vez que veíamos uno bueno lo tirábamos. El tercer día vimos un buen faco de lejos, le entramos andando, y nos encontramos sin esperarlo con una manada de kudus que estaba emboscada en unos arbustos espesos. Había dos buenos machos, pero uno de ellos especialmente abierto, justo lo que yo andaba buscando, de modo que le mandé un recado con el 375 H&H y se fue al suelo. Ya nos parecía que Jose se tendría que venir sin kudu, porque no surgían oportunidades de machos tirables, y se nos pasaban los días y el ultimo día tiró un bonito macho de tres vueltas, con el que finalizamos nuestro safari.

 

CONCLUSION

Kudu Bull

Un Kudu muy abierto

Me siento afortunado cada vez que vuelvo de África, ya que poder vivir la experiencia de un Safari, disfrutar de la hospitalidad de sus gentes y de la compañía de mis amigos, es algo único. Doy gracias a Dios, por permitirme vivir esta experiencia, y cada vez que regreso empiezo a desear profundamente el regresar a aquellas tierras.

Este año pudimos hacer este Safari prácticamente de casualidad, ya que todos los pronósticos apuntaban a que no íbamos a hacerlo dadas las circunstancias del momento. Sin embargo, una vez que hemos regresado, y que podemos hacer balance de lo vivido en este safari “low cost” que preparamos con toda nuestra ilusión, me doy cuenta de que lo importante es poder ir, poder cazar allí, y haber estado una vez más de Safari. La experiencia ha sido tan divertida y tan enriquecedora, que finalmente si tirabas un modesto Springbok o un exclusivo Nyala, es solo una anécdota ya que lo importante es haber estado allí una vez más, y haber podido disfrutar de la caza con mis amigos, que es la esencia de nuestra afición.

Cuando regresamos a España todos mis amigos siempre están tristes, y echan de menos África, y cuando me ven sonriente y contento y me preguntan porque no estoy tristón yo siempre les digo “porque ya queda un día menos para que volvamos a África de nuevo”.

 

Alejandro Martín Arnedo

 

 

Share
Mayo 16th, 2017 by